No­ven­ta años de los pri­me­ros Óscar

La ce­re­mo­nia du­ró úni­ca­men­te 15 mi­nu­tos y fue Dou­glas Fair­banks, el pri­mer pre­si­den­te de la Aca­de­mia, quien pre­sen­tó las do­ce ca­te­go­rías

El Debate de Los Mochis - - ESPECTÁCULOS - KEFE @de­ba­te.com.mx

So­lo du­ra­ron quin­ce mi­nu­tos pe­ro cam­bia­ron el ci­ne. Hoy se cum­plen 90 años de los pri­me­ros Óscar, unos pre­mios que, mu­cho an­tes de con­ver­tir­se en el acon­te­ci­mien­to mun­dial de la gran pan­ta­lla y la mo­da que son aho­ra, co­men­za­ron co­mo una ga­la de lo más dis­cre­ta y sen­ci­lla.

µ His­to­ria

El 16 de ma­yo de 1929 tu­vo lu­gar en Los Án­ge­les (EU) la pri­me­ra en­tre­ga de los pre­mios de la Aca­de­mia de Holly­wood, unos re­co­no­ci­mien­tos a los que la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, con ape­nas unas dé­ca­das de vi­da, lle­gó en pa­ña­les.

Por ejem­plo, la ins­ti­tu­ción que ca­da año or­ga­ni­za los Óscar se ha­bía fun­da­do so­lo dos años an­tes. La en­tre­ga de las es­ta­tui­llas, to­da­vía sin el nom­bre de Óscar pe­ro ya con una for­ma muy pa­re­ci­da a la ac­tual, se reali­zó co­mo par­te de una ce­na de la Aca­de­mia. Pe­ro a di­fe­ren­cia de las lar­guí­si­mas ga­las de los úl­ti­mos años, un su­pli­cio pa­ra mu­chos se­gui­do­res y un do­lor de ca­be­za pa­ra los en­car­ga­dos de re­trans­mi­tir­la en te­le­vi­sión, los pri­me­ros Óscar so­lo du­ra­ron un cuar­to de ho­ra. Esa ex­tre­ma bre­ve­dad y con­ci­sión tu­vo que ver con que los ga­na­do­res de las do­ce ca­te­go­rías se co­no­cie­ron tres me­ses an­tes, por lo que la ce­re­mo­nia fue una sim­ple for­ma­li­dad.

A esa ce­na asis­tie­ron 270 per­so­nas que pa­ga­ron 5 dó­la­res de en­tra­da y que se desa­rro­lló en el Holly­wood Roo­se­velt Ho­tel, un clá­si­co de Los Án­ge­les si­tua­do en un Holly­wood Bou­le­vard que has­ta tres dé­ca­das des­pués no ve­ría el na­ci­mien­to del Pa­seo de la Fa­ma y de las es­tre­llas ins­ta­la­das en el sue­lo de esa mis­ma ca­lle.

Len­gua­do sal­tea­do, po­llo asa­do y con­so­mé for­ma­ron par­te del me­nú de la ve­la­da, se­gún el li­bro “85 Years of the Oscar” (2013) de Ro­bert Os­bor­ne. El 16 de ma­yo de 1929 tu­vo lu­gar en Los Án­ge­les (EU) la pri­me­ra en­tre­ga de los pre­mios de la Aca­de­mia de Holly­wood, unos re­co­no­ci­mien­tos a los que la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, con ape­nas unas dé­ca­das de vi­da, lle­gó en pa­ña­les.

Por ejem­plo, la ins­ti­tu­ción que ca­da año or­ga­ni­za los Óscar se ha­bía fun­da­do so­lo dos años an­tes.

La en­tre­ga de las es­ta­tui­llas, to­da­vía sin el nom­bre de Óscar pe­ro ya con una for­ma muy pa­re­ci­da a la ac­tual, se reali­zó co­mo par­te de una ce­na de la Aca­de­mia. Pe­ro a di­fe­ren­cia de las lar­guí­si­mas ga­las de los úl­ti­mos años, un su­pli­cio pa­ra mu­chos se­gui­do­res y un do­lor de ca­be­za pa­ra los en­car­ga­dos de re­trans­mi­tir­la en te­le­vi­sión, los pri­me­ros Óscar so­lo du­ra­ron un cuar­to de ho­ra. Esa ex­tre­ma bre­ve­dad y con­ci­sión tu­vo que ver con que los ga­na­do­res de las do­ce ca­te­go­rías se co­no­cie­ron tres me­ses an­tes, por lo que la ce­re­mo­nia fue una sim­ple for­ma­li­dad.

A esa ce­na asis­tie­ron 270 per­so­nas que pa­ga­ron 5 dó­la­res de en­tra­da y que se desa­rro­lló en el Holly­wood Roo­se­velt Ho­tel, un clá­si­co de Los Án­ge­les si­tua­do en un Holly­wood Bou­le­vard que has­ta tres dé­ca­das des­pués no ve­ría el na­ci­mien­to del Pa­seo de la Fa­ma y de las es­tre­llas ins­ta­la­das en el sue­lo de esa mis­ma ca­lle.

Len­gua­do sal­tea­do, po­llo asa­do y con­so­mé for­ma­ron par­te del me­nú de la ve­la­da, se­gún el li­bro “85 Years of the Oscar” (2013) de Ro­bert Os­bor­ne.

µ Ca­te­go­rías

Dou­glas Fair­banks, el pri­mer pre­si­den­te de la Aca­de­mia, pre­sen­tó las do­ce ca­te­go­rías. Y Wi­lliam C. deMi­lle bro­meó so­bre la di­fi­cul­tad de ele­gir a los ga­na­do­res: “Es un po­co co­mo pre­gun­tar­se: ‘¿Es­te hom­bre jue­ga a las da­mas me­jor que ese otro jue­ga al ajedrez?’”.

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.