Ba­lean a fa­mi­lia en Ta­ma­zu­la; hay una be­bé en­tre ellos

De­bi­do a com­pli­ca­cio­nes de sa­lud tu­vie­ron que ser en­via­dos a es­ta ciu­dad ca­pi­tal

El Debate de Los Mochis - - POLICIACA - Her­nán Al­fa­ro @el­de­ba­te

Cu­lia­cán. La ola de vio­len­cia en el país si­gue de­jan­do víc­ti­mas en su pa­so, pe­ro al­gu­nas de ellas han lo­gra­do so­bre­vi­vir a aten­ta­dos; tal es el ca­so de una fa­mi­lia du­ran­guen­se que fue ata­ca­da en el mu­ni­ci­pio de Ta­ma­zu­la, y por cues­tio­nes mé­di­cas se to­mó la de­ci­sión de que lle­ga­ran a una clí­ni­ca es­pe­cia­li­za­da en es­ta ciu­dad ca­pi­tal.

u Lo in­di­ca­do

De acuer­do a lo de­cla­ra­do por las au­to­ri­da­des lo­ca­les, du­ran­te la ma­dru­ga­da de ayer, ele­men­tos de la Po­li­cía Es­ta­tal Pre­ven­ti­va de Ta­ma­zu­la es­col­ta­ron a un vehícu­lo don­de tras­la­da­ban a cua­tro per­so­nas: Al­ber­to, de 40 años;

Adi­le­ne, de 22; Jo­sé de Je­sús, quien tie­ne 19 años, y Ken­dra So­fía, de tan so­lo 7 me­ses de edad. To­dos ve­nían del ve­cino es­ta­do de Durango.

Es­tas per­so­nas se en­con­tra­ban le­sio­na­das por pro­yec­til de ar­ma de fue­go y ne­ce­si­ta­ban aten­ción mé­di­ca in­me­dia­ta. En cuan­to en­tra­ron a la ciu­dad, la fa­mi­lia fue de­ja­da en una clí­ni­ca par­ti­cu­lar don­de mé­di­cos es­pe­cia­lis­tas pro­ce­de­rían a re­vi­sar­les sus le­sio­nes y pos­te­rior­men­te se ve­ri­fi­ca­ría si iban a ser so­me­ti­dos a una ope­ra­ción qui­rúr­gi­ca.

La lle­ga­da cau­só sorpresa en­tre pa­cien­tes y per­so­nal de di­cho no­so­co­mio.

Na­die en­ten­día lo que es­ta­ba ocu­rrien­do. Po­li­cías mu­ni­ci­pa­les se die­ron ci­ta para re­ca­bar in­for­ma­ción de los he­chos.

Por otra par­te, se le dio avi­so al per­so­nal de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do (FGE), y acu­die­ron a en­tre­vis­tar­se con los afec­ta­dos y los agen­tes que ve­nían abrién­do­les pa­so.

En­tre lo que se lle­gó a de­cir de ma­ne­ra no ofi­cial, es que el aten­ta­do ocu­rrió la tar­de del pa­sa­do do­min­go por la ca­lle prin­ci­pal de Ta­ma­zu­la.

Pis­to­le­ros abrie­ron fue­go con­tra la fa­mi­lia, sin im­por­tar­les que en­tre ellos se en­con­tra­ba un be­bé. Au­to­ri­da­des de Durango se­rían las en­car­ga­das de rea­li­zar las di­li­gen­cias de ley para po­der co­no­cer el po­si­ble mó­vil del aten­ta­do. El es­ta­do de sa­lud de los agre­di­dos has­ta el cie­rre de la pre­sen­te edi­ción no fue da­do a co­no­cer.

Ca­be re­cor­dar que ha­ce unas se­ma­nas atrás otro ve­cino de Ta­ma­zu­la tam­bién fue en­via­do a Cu­lia­cán, pe­ro fa­lle­ció. Se ma­ne­jó la ver­sión de que es­ta per­so­na se ha­bía qui­ta­do la vi­da y no fue víc­ti­ma de al­gún aten­ta­do a ba­la­zos.

FO­TO: TE­MÁ­TI­CA

> Los afec­ta­dos que­da­ron in­ter­na­dos en una clí­ni­ca de la ciu­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.