El Debate de Los Mochis

Des­ti­tu­ción por pre­sión

-

El di­rec­tor y la je­fa ad­mi­nis­tra­ti­va del IMSS Bie­nes­tar en El Fuer­te, Louis Álvarez y Ju­lia Za­va­la, fue­ron des­ti­tui­dos por el de­le­ga­do de la ins­ti­tu­ción en Sinaloa, Ra­fael Ló­pez, an­te la exi­gen­cia de los tra­ba­ja­do­res.

Es­tos em­pren­die­ron una lu­cha sin re­torno por­que ya no los so­por­ta­ban por pre­po­ten­tes y abu­si­vos.

Son tan­tas las hu­mi­lla­cio­nes que di­cen los hi­cie­ron pa­sar que de­ci­die­ron em­pren­der ac­cio­nes pa­ra lo­grar sus des­ti­tu­cio­nes por­que no es po­si­ble te­ner a per­so­nas con ese perfil en esa ins­ti­tu­ción.

Por eso se ma­ni­fes­ta­ron y se pro­pu­sie­ron ya no de­jar en­trar a la clí­ni­ca a Álvarez y Za­va­la. Les pi­die­ron que ya no se pre­sen­ta­ran, lo cual es­tos no aca­ta­ron, lo que le­van­tó más la in­con­for­mi­dad de los tra­ba­ja­do­res. Hi­zo bien el de­le­ga­do del IMSS en la en­ti­dad en “aga­rrar el to­ro por los cuer­nos” an­tes de que el mo­vi­mien­to se sa­lie­ra de con­trol en per­jui­cio de los de­re­choha­bien­tes. Es­to es inad­mi­si­ble. Y an­tes de que el pro­ble­ma lo sal­pi­ca­ra, el fun­cio­na­rio fe­de­ral to­mó la de­ci­sión más ade­cua­da an­te las cir­cuns­tan­cias. El mal me­nor era ce­der a la de­man­da de los tra­ba­ja­do­res que de plano se de­cla­ra­ron en re­bel­día a cau­sa de la pre­po­ten­cia y el abu­so de los hoy ex­fun­cio­na­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico