AD­VIER­TEN CON­FLIC­TO EN MO­RE­NA POR RE­PAR­TO DE CAN­DI­DA­TU­RAS

Los es­ta­tu­tos del par­ti­do no per­mi­ten la re­elec­ción de sus re­pre­sen­tan­tes po­pu­la­res, pe­ro la Cons­ti­tu­ción ga­ran­ti­za el de­re­cho a ser vo­ta­do, por lo que no se des­car­ta que al­gu­nos mo­re­nis­tas in­ten­ten brin­car­se las tran­cas e im­pug­nen an­te el Tri­bu­nal Elec­to

El Debate de Mazatlan - - TERCER PISO - ≋Fran­cis­co Cas­tro fran­cis­co.cas­tro@de­ba­te.com.mx

Asie­te me­ses y 25 días de la elec­ción más gran­de en la his­to­ria de Mé­xi­co, en Si­na­loa se ad­vier­te una fé­rrea dispu­ta por las can­di­da­tu­ras al in­te­rior de Mo­vi­mien­to Re­ge­ne­ra­ción Na­cio­nal (Mo­re­na), par­ti­do que aún no ter­mi­na la ál­gi­da re­no­va­ción de su di­ri­gen­cia na­cio­nal, y que, de acuer­do con ana­lis­tas po­lí­ti­cos, lle­ga­rá muy frac­tu­ra­do al pro­ce­so elec­to­ral lo­cal que ini­cia en di­ciem­bre, con am­plias po­si­bi­li­da­des de con­ver­tir en una «ce­na de ne­gros» la de­fi­ni­ción de es­pa­cios en la en­ti­dad de ca­ra a la elec­ción del 6 de ju­nio pró­xi­mo.

Mien­tras a ni­vel na­cio­nal es­ta­rán en jue­go más de 21 mil pues­tos de elec­ción popular, la jo­ya de la co­ro­na en Si­na­loa se­rá la gu­ber­na­tu­ra, aun­que tam­bién se dispu­tarán cua­ren­ta dipu­tacio­nes lo­ca­les, 18 pre­si­den­cias mu­ni­ci­pa­les con to­do y sin­di­ca­tu­ras de pro­cu­ra­ción y re­gi­du­rías, ade­más de sie­te dipu­tacio­nes fe­de­ra­les. Y con ex­cep­ción de la gu­ber­na­tu­ra, la ma­yo­ría de quie­nes os­ten­tan ac­tual­men­te esos mis­mos car­gos pue­den, de acuer­do con la ley, as­pi­rar a re­ele­gir­se. Pa­ra ana­li­zar el mo­men­to po­lí­ti­co por el que atra­vie­sa Mo­re­na y an­ti­ci­par lo que po­dría ocu­rrir en los pró­xi­mos me­ses, EL DE­BA­TE reali­zó una me­sa de aná­li­sis en la que los co­lum­nis­tas Fer­nan­do Ze­pe­da, Héc­tor Pon­ce y To­más Chá­vez re­vi­sa­ron la si­tua­ción que vi­ve el par­ti­do, in­mer­so aún en las des­ca­li­fi­ca­cio­nes in­ter­nas e im­pug­na­cio­nes ju­rí­di­cas ocu­rri­das du­ran­te una atro­pe­lla­da dispu­ta por la di­ri­gen­cia na­cio­nal, la cual es­te fin de se­ma­na mar­có un em­pa­te téc­ni­co en­tre Por­fi­rio Mu­ñoz Le­do y Ma­rio Del­ga­do, que se irán a una ter­ce­ra en­cues­ta; mien­tras Citla­lli Her­nán­dez Mo­ra ya ga­nó la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral.

La con­tien­da in­ter­na en Mo­re­na y la cer­ca­nía del pro­ce­so elec­to­ral lo­cal han ge­ne­ra­do una se­rie de in­te­rro­gan­tes a las que nues­tros co­lum­nis­tas res­pon­den en es­ta pri­me­ra en­tre­ga so­bre el es­ce­na­rio po­lí­ti­co que vi­ve el par­ti­do y su posible im­pac­to en la are­na lo­cal: ¿es­ta­rá lis­to y uni­do Mo­re­na pa­ra en­ca­rar el pro­ce­so elec­to­ral en Si­na­loa o lle­ga frac­tu­ra­do? ¿Se com­pli­ca­rá la de­fi­ni­ción de can­di­da­tu­ras o hay al­gu­nos bo­le­tos bien de­fi­ni­dos? ¿Hay mo­re­nis­tas dis­pues­tos a brin­car­se las tran­cas en un par­ti­do cu­yos es­ta­tu­tos no per­mi­ten la re­elec­ción? ¿Se arries­ga­rán a ser ex­pul­sa­dos de Mo­re­na y a com­pe­tir sin su co­bi­jo?

Cuan­do el po­der «ma­rea»

Héc­tor Pon­ce, au­tor de la co­lum­na «Cuar­tel Po­lí­ti­co»; Fer­nan­do Ze­pe­da, quien es­cri­be la co­lum­na «En el Blan­co»; y To­más Chá­vez, au­tor de «Ojo In­dis­cre­to», coin­ci­die­ron en que el po­der «ma­rea», y mu­chos de los mo­re­nis­tas que hoy os­ten­tan una al­cal­día o una dipu­tación lo­cal o fe­de­ral, in­clu­so otras po­si­cio­nes de man­do en los dis­tin­tos Go­bier­nos, se han «ma­rea­do» una vez que pro­ba­ron el po­der, y, a pe­sar de sus cues­tio­na­bles re­sul­ta­dos, as­pi­ran a bus­car otro car­go de elec­ción popular o cuan­do me­nos a re­ele­gir­se. Sin em­bar­go, los es­ta­tu­tos de Mo­re­na, en su ar­tícu­lo 3, frac­ción f, ha­blan de «no per­mi­tir nin­guno de los vi­cios de la po­lí­ti­ca ac­tual: el in­flu­yen­tis­mo, el ami­guis­mo, el ne­po­tis­mo, el pa­tri­mo­nia­lis­mo, el clien­te­lis­mo, la per­pe­tua­ción en los car­gos, el uso de re­cur­sos pa­ra im­po­ner o ma­ni­pu­lar la vo­lun­tad de otras y otros, la co­rrup­ción y el en­tre­guis­mo». Y aun­que el ar­tícu­lo 43, frac­ción b, de es­te mis­mo es­ta­tu­to, es­ti­pu­la que «en los pro­ce­sos elec­to­ra­les no par­ti­ci­pa­rán ser­vi­do­res y fun­cio­na­rios pú­bli­cos de los po­de­res le­gis­la­ti­vo, eje­cu­ti­vo y judicial de los tres ór­de­nes de Go­bierno, a me­nos que se se­pa­ren de sus en­car­gos con la an­ti­ci­pa­ción que se­ña­la la ley», no­ven­ta días an­tes de la elec­ción, en la frac­ción f de es­te mis­mo ar­tícu­lo pre­ci­sa que «se ob­ser­va­rán to­das las nor­mas con­du­cen­tes del ca­pí­tu­lo ter­ce­ro de es­te es­ta­tu­to», in­clui­da la nor­ma de no per­mi­tir la per­pe­tui­dad en los car­gos. No obs­tan­te, la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca de Mé­xi­co per­mi­te, en su ar­tícu­lo 35, el de­re­cho a la ciu­da­da­nía a vo­tar y ser vo­ta­da, siem­pre y cuan­do se cum­pla con los re­qui­si­tos que es­ta­ble­ce la ley. En es­te ca­so, el nu­me­ral II es­ta­ble­ce que «el de­re­cho de so­li­ci­tar el re­gis­tro de can­di­da­tos y can­di­da­tas an­te la au­to­ri­dad elec­to­ral co­rres­pon­de a los par­ti­dos po­lí­ti­cos, así co­mo a los ciu­da­da­nos y las ciu­da­da­nas que so­li­ci­ten su re­gis­tro de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te y cum­plan con los re­qui­si­tos, con­di­cio­nes y tér­mi­nos que de­ter­mi­ne la le­gis­la­ción».

Ba­sa­do en lo an­te­rior, los co­lum­nis­tas con­si­de­ran muy pro­ba­ble que al­gu­nos mo­re­nis­tas, prin­ci­pal­men­te los al­cal­des de Ma­zatlán y de Cu­lia­cán, Luis Guillermo «Quí­mi­co» Be­ní­tez y Je­sús Es­tra­da Fe­rrei­ro, res­pec­ti­va­men­te, de no lo­grar la no­mi­na­ción a la gu­ber­na­tu­ra co­mo qui­sie­ran, po­drían re­cu­rrir a los tri­bu­na­les o ne­go­ciar di­rec­ta­men­te con el presidente An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor pa­ra que Mo­re­na les per­mi­ta re­ele­gir­se.

Com­pli­ca­da de­fi­ni­ción de can­di­da­tu­ras

Pa­ra Fer­nan­do Ze­pe­da, la de­fi­ni­ción de

la can­di­da­tu­ra por la gu­ber­na­tu­ra en Mo­re­na es de las me­nos ries­go­sas, y apun­ta al se­na­dor Ru­bén Ro­cha Moya con la ma­yor po­si­bi­li­dad, se­gui­do so­lo de la tam­bién se­na­do­ra Imel­da Cas­tro, a pe­sar del ac­ti­vis­mo de Ge­rar­do Var­gas, que tam­bién as­pi­ra a ser con­si­de­ra­do por es­te par­ti­do, pe­ro no le ve opor­tu­ni­dad: «El pro­ble­ma va a ser la de­fi­ni­ción del res­to de las can­di­da­tu­ras. Se­rá una re­ba­tin­ga in­ter­na. To­dos se van a pe­lear. Mu­chos van a que­rer re­ele­gir­se, y, con los ma­gros re­sul­ta­dos que es­tán te­nien­do le­gis­la­do­res y al­cal­des, si pi­den el vo­to so­lo pa­ra ellos, sin nom­brar a Ló­pez Obra­dor (co­mo en 2018), di­fí­cil­men­te van a ga­nar».

Héc­tor Pon­ce coin­ci­de en que Ro­cha Moya en­ca­be­za las po­si­bi­li­da­des de ser el no­mi­na­do a la gu­ber­na­tu­ra por Mo­re­na, aun­que tam­po­co des­car­ta a Imel­da Cas­tro, por el te­ma de la equi­dad. Pa­ra la al­cal­día de Cu­lia­cán, Pon­ce no le ve po­si­bi­li­da­des a Es­tra­da Fe­rrei­ro por­que Mo­re­na no per­mi­te la re­elec­ción, y an­ti­ci­pa que de ga­nar Ma­rio Del­ga­do la di­ri­gen­cia na­cio­nal del par­ti­do, la be­ne­fi­cia­da con es­ta no­mi­na­ción po­dría ser la dipu­tada fe­de­ral Me­rary Vi­lle­gas, pe­ro si triun­fa Por­fi­rio Mu­ñoz Le­do la po­si­bi­li­dad re­cae­ría en la tam­bién le­gis­la­do­ra fe­de­ral Ya­di­ra San­tia­go Mar­cos: «En el Con­gre­so del Es­ta­do es­tá muy frag­men­ta­da la ban­ca­da, en tres par­tes, y to­dos van a que­rer re­ele­gir­se o bus­car la al­cal­día», re­fi­rió, y re­cor­dó que en­tre los pro­pios le­gis­la­do­res se echan flo­res y se in­vi­tan a le­van­tar la mano, co­mo el dipu­tado Pe­dro Lo­bo, quien pro­pu­so a Ya­di­ra San­tia­go pa­ra la gu­ber­na­tu­ra, y ella a su vez no­mi­nó a Lo­bo pa­ra la al­cal­día.

Por su par­te, To­más Chá­vez con­si­de­ra que los mo­re­nis­tas en el po­der son muy in­di­vi­dua­lis­tas, muy fric­cio­na­dos: «Por ejem­plo, el Quí­mi­co Be­ní­tez sien­te que tie­ne con qué ga­nar, y si no con­si­gue la can­di­da­tu­ra al Go­bierno es­ta­tal pue­de pe­lear por la al­cal­día, se iría al Tri­bu­nal Elec­to­ral, que po­dría dar­le la ra­zón, o ir­se por fue­ra, co­mo in­de­pen­dien­te».

¿Se brin­ca­rán las tran­cas?

Fer­nan­do Ze­pe­da an­ti­ci­pa que ha­brá más de un apun­ta­do pa­ra brin­car­se las tran­cas en ca­so de que Mo­re­na no les per­mi­ta re­ele­gir­se: «Creo que ha­brá un con­flic­to con gru­pos, per­so­na­jes que es­tán en car­gos de elec­ción popular, y eso se­rá otra tor­men­ta pa­ra Mo­re­na, se van a pe­lear, y di­fí­cil­men­te se van a po­ner de acuer­do. Sí va a ha­ber al­cal­des y dipu­tados lo­ca­les que quie­ran re­ele­gir­se, y se van a dar con to­do». Pon­ce di­ce ver a Chap­man co­mo quien qui­sie­ra man­te­ner­se en la al­cal­día, y des­ta­ca el es­pal­da­ra­zo que le dio Ma­rio Del­ga­do en su vi­si­ta a Los Mo­chis, a pe­sar de la tor­men­ta de con­flic­tos en que ha con­ver­ti­do al mu­ni­ci­pio de Aho­me. In­sis­te en las as­pi­ra­cio­nes de Es­tra­da Fe­rrei­ro y del Quí­mi­co Be­ní­tez, y aña­de: «A ver có­mo los con­tro­lan, por­que se­gún sus es­ta­tu­tos no pue­den, aun­que es­ta­rían rom­pien­do la re­gla». Lue­go ha­bla de la po­si­bi­li­dad de que el al­cal­de de Ma­zatlán ne­go­cie su re­elec­ción y a Es­tra­da Fe­rrei­ro lo in­clu­yan en una lis­ta de dipu­tados plu­ri pa­ra cal­mar­lo.

«Mo­re­na tie­ne que re­es­truc­tu­rar­se in­ter­na­men­te y nom­brar a sus di­ri­gen­tes, y des­pués bus­car a los per­fi­les más ade­cua­dos» Fer­nan­do Ze­pe­da Co­lum­nis­ta

El im­pac­to del pro­ce­so in­terno

Más allá de las frac­tu­ras que el pro­ce­so por la re­no­va­ción de la di­ri­gen­cia na­cio­nal de Mo­re­na ha cau­sa­do, Ze­pe­da con­si­de­ra que lo interesant­e es sa­ber si una vez fi­ni­qui­ta­do es­te ca­pí­tu­lo les va a al­can­zar el tiem­po pa­ra em­pe­zar a dar­le for­ma a las di­ri­gen­cias es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, y al mis­mo tiem­pos pre­pa­rar­se pa­ra la elec­ción de ju­nio pró­xi­mo, por­que el tiem­po ya es­tá en­ci­ma, y la pan­de­mia ten­drá tam­bién sus efec­tos: «En 2018 aga­rra­ron (co­mo can­di­da­tos) de chi­le, sal y de man­te­ca, sin pre­pa­ra­ción mu­chos de ellos, y la ola de Ló­pez Obra­dor los sa­có ade­lan­te, pe­ro en 2021 se­rá muy di­fe­ren­te», ad­vier­te.

Ade­más, Pon­ce no cree que les al­can­ce el tiem­po pa­ra re­no­var la di­ri­gen­cia es­ta­tal en Si­na­loa, y an­ti­ci­pa, ga­ne quien ga­ne la pre­si­den­cia na­cio­nal del par­ti­do, un con­flic­to por la re­par­ti­ción de las can­di­da­tu­ras.

To­más Chá­vez con­si­de­ra que el pro­ce­so por la re­no­va­ción de la di­ri­gen­cia na­cio­nal y la se­rie de plei­tos in­ter­nos so­lo de­mues­tra que «a los mo­re­nis­tas les que­da chi­co el par­ti­do, que los li­de­raz­gos no es­tán pe­lean­do por ideo­lo­gías o pro­gra­mas, sino por el po­der». Re­cor­dó que «son el par­ti­do que ga­nó arro­lla­do­ra­men­te en 2018 y aún tie­nen a su fa­vor la in­ten­ción del vo­to pa­ra el 2021, pe­ro ad­vier­te que esa in­ten­ción del vo­to se les pue­de pul­ve­ri­zar con la am­bi­ción y fe­ro­ci­dad que es­tán pe­lean­do in­ter­na­men­te».

Los tres co­lum­nis­tas hi­cie­ron én­fa­sis en que a Mo­re­na se han ido su­man­do una se­rie de per­so­na­jes pro­ve­nien­tes de co­rrien­tes po­lí­ti­cas muy dis­tin­tas a la ideo­lo­gía que dio ori­gen a es­te mo­vi­mien­to lo­pe­zo­bra­do­ris­ta, mis­mas que le han im­pe­di­do, a dos años de es­tar go­ber­nan­do el país, convertirs­e en un real par­ti­do po­lí­ti­co. Des­ta­can la for­ma­ción de una se­rie de gru­pos y tri­bus, y ad­vier­ten que si no se de­di­can a crear li­de­raz­gos, la elec­ción del 2021 les co­bra­rá fac­tu­ra.

«Ya que ha­gan las en­cues­tas y no les den las can­di­da­tu­ras que quie­ren, hay mu­cho ries­go de que se frac­tu­ren» Héc­tor Pon­ce Co­lum­nis­ta

«Tie­nen a su fa­vor la in­ten­ción del vo­to pa­ra el 2021. Esa in­ten­ción se les pue­de pul­ve­ri­zar con la am­bi­ción que es­tán pe­lean­do in­ter­na­men­te» To­más Chá­vez Co­lum­nis­ta

Me­rary Vi­lle­gas Sán­chez (Mo­re­na Na­ci­mien­to: 20 de abril. Car­go: dipu­tada fe­de­ral. Per­fil: ex­dipu­tada lo­cal, cer­ca­na a Ma­rio Del­ga­do y a Ta­tia­na Clout­hier. As­pi­ra a la al­cal­día de Cu­lia­cán.

Luis Guillermo Be­ní­tez (Mo­re­na) Na­ci­mien­to: 4 de enero de 1941. Car­go: al­cal­de de Ma­zatlán. Per­fil: em­pre­sa­rio en el ra­mo de la­bo­ra­to­rios clí­ni­cos. As­pi­ra a la gu­ber­na­tu­ra o a la re­elec­ción co­mo al­cal­de.

Ya­di­ra San­tia­go Mar­cos (Mo­re­na) Na­ci­mien­to: 4 de ma­yo. Car­go: dipu­tada fe­de­ral. Per­fil: iden­ti­fi­ca­da con el gru­po de Mu­ñoz Le­do, es vis­ta co­mo posible con­ten­dien­te a la al­cal­día de Cu­lia­cán.

Ru­bén Ro­cha Moya (Mo­re­na) Na­ci­mien­to: 15 de ju­nio de 1949. Car­go: se­na­dor de la re­pú­bli­ca. Per­fil: ex­rec­tor de la UAS y can­di­da­to a go­ber­na­dor dos ve­ces. Lo ubi­can co­mo el can­di­da­to na­tu­ral a la gu­ber­na­tu­ra.

Je­sús Es­tra­da Fe­rrei­ro (Mo­re­na) Na­ci­mien­to: 2 de mar­zo de 1954. Car­go: al­cal­de de Cu­lia­cán. Per­fil: can­di­da­to a go­ber­na­dor por Mo­re­na en 2016. No se des­car­ta que quie­ra bus­car su re­elec­ción u otro car­go.

Imel­da Cas­tro Cas­tro (Mo­re­na) Na­ci­mien­to: 30 de no­viem­bre de 1968. Car­go: se­na­do­ra de la re­pú­bli­ca. Per­fil: ex­pre­si­den­ta es­ta­tal del PRD en Si­na­loa y dos ve­ces dipu­tada lo­cal. Es vis­ta co­mo as­pi­ran­te a la gu­ber­na­tu­ra.

> Imel­da Cas­tro, Ru­bén Ro­cha y Ya­di­ra Mar­cos, los dos pri­me­ros con am­plias po­si­bi­li­da­des a la can­di­da­tu­ra de Mo­re­na pa­ra la gu­ber­na­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.