El Debate de Mazatlan

Con­ver­ge Isaac Hernández la dan­za y la ac­tua­ción

La re­co­no­ci­da ca­rre­ra co­mo bai­la­rín y el de­but ac­to­ral del ar­tis­ta me­xi­cano, con­flu­yen gra­cias a su per­so­na­je en la nue­va mi­ni­se­rie `Al­guien tie­ne que mo­rir'

- ≋Ri­chard Osu­na @el­de­ba­te Arts · Movies · Dance · Netflix · Cecilia Suárez · The House of Flowers · England · Spain · Carlos Cuevas · Manolo Caro · Carmen Maura · Ester Expósito

Isaac Hernández ha cons­trui­do una só­li­da ca­rre­ra co­mo bai­la­rín en com­pa­ñías de dan­za in­ter­na­cio­na­les, además de ser im­pul­sor de pro­yec­tos pa­ra el ba­llet co­mo Des­per­ta­res y Soul Arts Pro­duc­tions, pe­ro aho­ra ha­ce fren­te al re­to de la ac­tua­ción al de­bu­tar en la mi­ni­se­rie Al­guien tie­ne que

mo­rir, crea­da por Ma­no­lo Ca­ro y que des­de hoy viernes es­tá dis­po­ni­ble en Netflix.

u Tra­ba­jo vi­sio­na­rio En en­tre­vis­ta pa­ra EL DE­BA­TE, Isaac Hernández com­par­te que co­no­ció a Ma­no­lo Ca­ro gra­cias a Ce­ci­lia Suá­rez, una de las ac­tri­ces re­cu­rren­tes en los pro­yec­tos del au­tor. “Ma­no­lo tie­ne una men­te muy cu­rio­sa [...] le en­can­tó el mun­do del ba­llet e in­me­dia­ta­men­te su cu­rio­si­dad lo in­ci­tó a acer­car­se y a sa­ber más so­bre la vi­da de un bai­la­rín”, re­cuer­da Hernández so­bre la asis­ten­cia del tam­bién crea­dor

de la pe­lí­cu­la El­vi­ra, te da­ría la vi­da pe­ro la es­toy usan­do

o la se­rie La ca­sa de las flo­res a una de sus ga­las

Des­per­ta­res.

“De­sa­rro­lla­mos una amis­tad de mu­cha con­fian­za y se­gui­do ha­blá­ba­mos de nues­tras in­quie­tu­des y nues­tras am­bi­cio­nes pa­ra nues­tras pro­fe­sio­nes y lo que nos gus­ta­ría ha­cer. Un día me ha­bló de un li­bre­to que es­ta­ba es­cri­bien­do y que po­día ser im­por­tan­te que uno de los per­so­na­jes fue­ra bai­la­rín, y de esa ma­ne­ra me ofre­ce ser par­te de la se­rie y po­co a po­co me va emo­cio­nan­do la idea de po­der lle­var el ba­llet has­ta una se­rie de Netflix”, aña­de.

Así, lle­ga la opor­tu­ni­dad del bai­la­rín prin­ci­pal del Ba­llet Na­cio­nal de In­gla­te­rra pa­ra dar vi­da a Lá­za­ro en la mi­ni­se­rie Al­guien tie­ne que mo­rir. “Sen­tí que era una opor­tu­ni­dad que no po­día de­jar pa­sar. Me sen­tí en ma­nos de uno de los crea­do­res más im­por­tan­tes de nues­tro país y esa con­fian­za que sien­to en él me lle­vó a en­ten­der que era una his­to­ria que ne­ce­si­tá­ba­mos con­tar y a la cual le po­día apor­tar al­go im­por­tan­te”, sen­ten­cia.

En la mi­ni­se­rie de tres epi­so­dios, el ga­na­dor del Pre­mio Be­nois de la Dan­se 2018 da vi­da a un bai­la­rín, una opor­tu­ni­dad que per­ci­bió pa­ra acer­car es­ta co­rrien­te ar­tís­ti­ca a más pú­bli­co. “Creo que eso es par­te del gran re­ga­lo que me hi­zo Ma­no­lo, que no so­lo me dio un per­so­na­je que me in­tere­sa­ba in­ter­pre­tar, sino que tam­bién era un per­so­na­je que me per­mi­tía lle­var lo que me apa­sio­na, que es el ba­llet, y a dar el si­guien­te pa­so, se pue­de de­cir, pa­ra que el ba­llet lo­gre nor­ma­li­zar­se en nues­tra so­cie­dad y pue­da ver­se con ojos nue­vos y lle­gue a una ge­ne­ra­ción com­ple­ta­men­te nue­va que no es­tá acos­tum­bra­da a ver las ar­tes en es­te ti­po de pro­yec­tos. Me pa­re­ció vi­sio­na­rio de par­te de Ma­no­lo el que­rer in­cluir las be­llas ar­tes co­mo par­te fun­da­men­tal de la his­to­ria, pe­ro tam­bién lo con­si­de­ré una res­pon­sa­bi­li­dad el te­ner que ser yo quien lle­ve la ver­sión de ba­llet que van a co­no­cer al fi­nal tan­tas per­so­nas”, apun­ta el ja­lis­cien­se.

u Se­rie con cua­li­da­des El per­so­na­je de Isaac Hernández es el de un jo­ven bai­la­rín que acom­pa­ña a Ga­bino (Ale­jan­dro Speit­zer) en su re­gre­so a Es­pa­ña, du­ran­te los años cin­cuen­ta y en una so­cie­dad con­ser­va­do­ra don­de las ha­bla­du­rías so­bre la re­la­ción en­tre am­bos no se de­tie­nen. Tra­tar el te­ma de los pre­jui­cios so­bre la se­xua­li­dad o in­clu­so de la dan­za es al­go que el ar­tis­ta me­xi­cano cree im­por­tan­te con­tar. “Me pa­re­ce que esa es una de las cua­li­da­des más im­por­tan­tes y atrac­ti­vas que tie­ne el tra­ba­jo de Ma­no­lo, que siem­pre tie­ne el va­lor agre­ga­do pa­ra in­co­mo­dar y pa­ra cues­tio­nar ta­búes y si­tua­cio­nes que se lle­van he­re­dan­do de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción. Me pa­re­ce que es­ta se­rie nos per­mi­te iden­ti­fi­car las si­mi­li­tu­des y dar­nos cuen­ta que a pe­sar del pa­so del tiem­po se­gui­mos en la mis­ma reali­dad co­mo so­cie­dad y es muy im­por­tan­te ha­cer una pau­sa y re­cal­car en ello a tra­vés de un pro­duc­to crea­ti­vo, de un pro­yec­to co­mo es­ta se­rie que lle­ga a tan­tas per­so­nas y que nos in­ci­ta a cues­tio­nar­nos”.

A cua­dro, el ac­tor com­par­te cá­ma­ra con ac­to­res co­mo Car­men Mau­ra, Ce­ci­lia Suá­rez, Car­los Cue­vas, Es­ter Ex­pó­si­to y Ale­jan­dro Speit­zer, por men­cio­nar a al­gu­nos. Aun­que al prin­ci­pio le preo­cu­pa­ba ser tra­ta­do di­fe­ren­te, con­fie­sa que contrariam­ente fue co­bi­ja­do por el elen­co. “Fue tan bo­ni­to sen­tir­me un ac­tor más de la se­rie y que tra­ta­ran con ese res­pe­to ha­cia la pro­fe­sión y lo que es­tá­ba­mos tra­tan­do de ha­cer. Yo me fas­ci­né de ver a es­tos ac­to­res tra­ba­jan­do, có­mo cons­tru­yen un per­so­na­je y có­mo una es­ce­na que ves ahí en vi­vo, mien­tras la es­ta­mos gra­ban­do, es co­mo ver una obra de tea­tro que pu­die­ra es­tar en los me­jo­res tea­tros del mun­do [...] me sen­tí par­te del pro­yec­to y en nin­gún mo­men­to me hi­cie­ron sen­tir co­mo si no per­te­ne­cie­ra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico