Lo ma­tan a gol­pes den­tro del pan­teón 21 de Mar­zo

Al pa­re­cer, tra­ba­ja­do­res del cam­po­san­to ubi­ca­ron el ca­dá­ver Se pen­sa­ba que lo ha­bían ata­ca­do a ba­la­zos

El Debate de Mazatlan - - POLICIACA - ≋Her­nán Alfaro @el­de­ba­te

Con un fuer­te gol­pe en la ca­be­za pre­sun­ta­men­te de­ri­va­do de una agre­sión fí­si­ca, un hom­bre fue des­cu­bier­to sin vi­da en el in­te­rior del pan­teón que se lo­ca­li­za en la co­lo­nia 21 de Mar­zo, el cual lle­va el mis­mo nom­bre. La víc­ti­ma, has­ta el cie­rre de la pre­sen­te edi­ción, no pu­do ser iden­ti­fi­ca­da.

u Re­por­ta­ron un ti­ra­do De nue­va cuen­ta los nú­me­ros de emer­gen­cias se usaron para de­nun­ciar de ma­ne­ra anó­ni­ma el ha­llaz­go de un cuer­po den­tro del cam­po­san­to. El in­for­man­te avi­só que la per­so­na es­ta­ba ti­ra­da bo­ca­rri­ba y con san­gre en su ca­be­za, por lo que cre­yó que le ha­bían da­do un ba­la­zo y ya es­ta­ba muer­ta.

Po­li­cías que cui­da­ban los al­re­de­do­res, al es­cu­char el re­por­te a tra­vés de sus ra­dios de fre­cuen­cia, mon­ta­ron un ope­ra­ti­vo has­ta que die­ron con el ca­dá­ver.

Ves­tía short co­lor ro­jo y pla­ye­ra ne­gra, se­gún lo no­ti­fi­ca­do por las au­to­ri­da­des.

Ade­más se le cal­cu­la­ron más de 50 años de edad y te­nía as­pec­to in­di­gen­te. En esos mo­men­tos se di­jo que di­cha per­so­na te­nía ho­ras sin vi­da.

“Por allá es­tá a dos cua­dras, pe­ga­do a la bar­da”, de­cían tra­ba­ja­do­res del pan­teón al ver la lle­ga­da del re­por­te­ro, pues ellos no pa­ra­ron la­bo­res y si­guie­ron lim­pian­do el te­rreno y ha­cien­do otro ti­po de tra­ba­jos, co­mo al­ba­ñi­le­ría.

Mien­tras tan­to, to­da el área don­de es­ta­ba el fa­lle­ci­do fue de­li­mi­ta­da, in­clu­so el cor­dón de se­gu­ri­dad se ex­ten­dió va­rios me­tros más de lo es­ta­ble­ci­do con re­gu­la­ri­dad. u Las cau­sas In­ves­ti­ga­do­res fue­ron re­que­ri­dos para que lle­va­ran a ca­bo las di­li­gen­cias.

Ellos pos­te­rior­men­te se coor­di­na­ron con pe­ri­tos cri­mi­na­lis­tas para ini­ciar el tra­ba­jo fo­ren­se. El cuer­po fue ve­ri­fi­ca­do. Se­gún lo in­for­ma­do en el si­tio, no pre­sen­ta­ba un ori­fi­cio de ba­la, pe­ro sí un tre­men­do gol­pe en la ca­be­za el cual le pu­do ha­ber pro­vo­ca­do la muer­te.

To­do lo que se ana­li­zó en la es­ce­na del cri­men que­dó asen­ta­do en un ex­pe­dien­te para po­der dar­le se­gui­mien­to y po­der en­con­trar a los pre­sun­tos cul­pa­bles.

Al oc­ci­so se le ase­gu­ra­ron dos mo­chi­las, una co­lor ro­sa y otra ne­gra, en las cua­les ha­bía aguar­da­do di­ver­sos ar­tícu­los. Cuan­do to­do aca­bó, el ca­dá­ver lo en­vol­vie­ron en plás­ti­co blan­co y lo re­ti­ra­ron del lu­gar, para así de­po­si­tar­lo en el an­fi­tea­tro.

10:40 HO­RAS cuan­do se lo­gró com­pro­bar la ubi­ca­ción del cuer­po.

FOTO: CRIS­TI­NA FE­LIX

> Al tér­mino del pe­ri­ta­je, el ca­dá­ver fue lle­va­do al Ser­vi­cio Mé­di­co Fo­ren­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.