ME­XI­CA­NOS EN ÓR­BI­TA

El Diario de Chihuahua - - PORTADA -

Lan­za Ja­pón na­no­sa­té­li­te desa­rro­lla­do por egresados de la UNAM

Ciu­dad de Mé­xi­co-- Ja­pón pu­so en ór­bi­ta tec­no­lo­gía desa­rro­lla­da por me­xi­ca­nos.

Isaí Fa­jar­do y Ro­dri­go Cór­do­va par­ti­ci­pa­ron en la crea­ción de los na­no­sa­té­li­tes Ten-koh y Ao­ba-ve­lox 4, lan­za­dos por la Agen­cia Es­pa­cial Ja­po­ne­sa (JAXA) en oc­tu­bre y enero, res­pec­ti­va­men­te.

“Fue una ex­pe­rien­cia que se pro­lon­gó por va­rios días y se­ma­nas. Al fi­nal, es muy gra­ti­fi­can­te sa­ber que lo que tu­vis­te en tus ma­nos, es­tu­vis­te en­sam­blan­do, pro­ban­do y di­se­ñan­do, se lan­zó y dio una con­tri­bu­ción”, afir­ma Fa­jar­do, es­tu­dian­te del doc­to­ra­do en In­ge­nie­ría Es­pa­cial del Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Kyus­hu (Kyu­tech). Cór­do­va, egre­sa­do del mis­mo pro­gra­ma y ac­tual in­ves­ti­ga­dor de Kyu­tech, des­ta­ca que en­viar un sa­té­li­te al es­pa­cio es una opor­tu­ni­dad pa­ra co­no­cer to­das las fa­ses de un pro­yec­to sa­te­li­tal.

“El co­no­ci­mien­to ad­qui­ri­do a lo lar­go del ci­clo de vida de es­te sa­té­li­te, des­de el desa­rro­llo de hard­wa­re, análisis, prue­bas y se­gu­ri­dad, di­fí­cil­men­te lo pu­de ha­ber apren­di­do en otro lu­gar”, se­ña­ló.

Fa­jar­do fue par­te del equi­po su­per­vi­sa­do por el in­ves­ti­ga­dor Keii­chi Oku­ya­ma que plan­teó la mi­sión de Ten-koh. Tam­bién creó hard­wa­re y soft­wa­re pa­ra me­dir los efec­tos de par­tí­cu­las es­pa­cia­les en sa­té­li­tes pe­que­ños y de­ter­mi­nar có­mo afec­ta la ra­dia­ción a las tec­no­lo­gías que se lan­za­ron con el dis­po­si­ti­vo.

“Es­te sa­té­li­te bus­ca pro­bar y ve­ri­fi­car có­mo nue­vas tec­no­lo­gías se pue­den adap­tar al es­pa­cio pa­ra fu­tu­ras mi­sio­nes”, cuen­ta. Otro es­tu­dian­te con­na­cio­nal, Ri­go­ber­to Re­yes, ayu­dó a ela­bo­rar sis­te­mas de de­ter­mi­na­ción de orien­ta­ción pa­ra co­no­cer ha­cia dón­de apun­ta el sa­té­li­te una vez que es­tá en el es­pa­cio.

En tan­to, Cór­do­va par­ti­ci­pó en el desa­rro­llo del sis­te­ma de con­trol y orien­ta­ción de Ao­ba-ve­lox 4, pro­yec­to con­jun­to de la Universida­d Tec­no­ló­gi­ca de Nan­yang, Sin­ga­pur, y Kyu­tech. Ase­so­ra­do por el profesor Men­gu Cho, con­tri­bu­yó a crear una cá­ma­ra sen­si­ble a la luz, con la cual es­pe­ran de­tec­tar fe­nó­me­nos en la su­per­fi­cie lu­nar.

“Úl­ti­ma­men­te se ha vuel­to po­pu­lar rea­li­zar mi­sio­nes in­ter­es­te­la­res. Lo que se bus­ca es que se desa­rro­llen tec­no­lo­gías pa­ra per­mi­tir que sa­té­li­tes de es­te ta­ma­ño, que es muy pe­que­ño, pue­dan rea­li­zar ta­reas to­da­vía más com­ple­jas”, in­di­ca.

A pe­que­ña es­ca­la

Ao­ba-ve­lox 4 y Ten-koh son na­no­sa­té­li­tes, es de­cir, dis­po­si­ti­vos de pe­que­ñas di­men­sio­nes que se en­vían al es­pa­cio co­mo car­ga se­cun­da­ria de un sa­té­li­te gran­de, que pe­sa entre tres o cua­tro to­ne­la­das, ex­pli­can los me­xi­ca­nos.

“La JAXA tie­ne lan­za­mien­tos re­la­ti­va­men­te fre­cuen­tes, que ofre­cen opor­tu­ni­da­des a ins­ti­tu­cio­nes, co­mo uni­ver­si­da­des ja­po­ne­sas, de lan­zar sus sa­té­li­tes pe­que­ños a bor­do y rea­li­zar ex­pe­ri­men­tos, va­li­dar o pro­bar tec­no­lo­gía en el es­pa­cio”, pre­ci­sa Fa­jar­do.

El desa­rro­llo de un na­no­sa­té­li­te es rá­pi­do, de ba­jo cos­to, de al­to ries­go e in­no­va­dor, a di­fe­ren­cia de los sa­té­li­tes tra­di­cio­na­les, cu­yo ele­va­do pre­su­pues­to obli­ga a mi­ti­gar los po­si­bles pe­li­gros a tra­vés del uso de tec­no­lo­gía pro­ba­da con éxi­to, pe­ro an­ti­gua, aña­de el in­ge­nie­ro egre­sa­do de la UNAM.

Los sa­té­li­tes de me­nor es­ca­la tam­bién pue­den en­viar­se a ex­plo­rar el es­pa­cio pre­vio a un lan­za­mien­to de ma­yor en­ver­ga­du­ra pa­ra iden­ti­fi­car re­tos fu­tu­ros. Por ejem­plo, uno de los pro­pó­si­tos de Ao­ba-ve­lox 4 es in­ves­ti­gar el pol­vo lu­nar, ele­men­to tó­xi­co pa­ra los as­tro­nau­tas. “Lo que se bus­ca es con­tri­buir a dar­le una ex­pli­ca­ción a qué es el pol­vo lu­nar y có­mo le­vi­ta en la su­per­fi­cie pa­ra po­der con­tri­buir a mi­ti­gar sus efec­tos, (...) que pue­den po­ner en ries­go no só­lo la mi­sión en ge­ne­ral, sino tam­bién la de fu­tu­ros co­lo­ni­za­do­res de la Lu­na”, co­men­ta Cór­do­va.

Co­la­bo­ra­ción In­ter­na­cio­nal

Los pro­yec­tos es­pa­cia­les im­pli­can la coope­ra­ción de es­pe­cia­lis­tas de di­fe­ren­tes paí­ses, lo que mo­ti­vó a los me­xi­ca­nos a ma­tri­cu­lar­se en Kyu­tech. “En Ten-koh par­ti­ci­pa­mos gen­te de 13 na­cio­na­li­da­des di­fe­ren­tes. Ca­da uno con­tri­bu­ye a una so­lu­ción o al plan­tea­mien­to del pro­ble­ma, es otra de las co­sas que te en­ri­que­cen: no so­la­men­te apren­des del pro­yec­to, apren­des de la gen­te, a tra­ba­jar en equi­po”, ase­gu­ra Fa­jar­do, quien se de­can­tó por la universida­d ja­po­ne­sa lue­go de vi­si­tar­la en 2014 cuan­do tra­ba­ja­ba pa­ra la Agen­cia Es­pa­cial Me­xi­ca­na (AEM).

“La par­ti­cu­la­ri­dad de es­ta mi­sión es que da­do que los dos equi­pos éra­mos de dos paí­ses (Sin­ga­pur y Ja­pón), es­ta­ba la ba­rre­ra de dis­tan­cia y comunicaci­ón, que pu­di­mos so­bre­lle­var bien.

“Es­te sa­té­li­te bus­ca pro­bar y ve­ri­fi­car có­mo nue­vas tec­no­lo­gías se pue­den adap­tar al es­pa­cio pa­ra fu­tu­ras mi­sio­nes”

To­na­tiúh Ru­bín / Agen­cia Re­for­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.