Ma­rio, un ícono en la ven­ta de tor­tas

Por dé­ca­das se ha de­di­ca­do a ofre­cer co­mi­da en el Cen­tro de la ciu­dad

El Diario de Chihuahua - - CIUDAD - Juan Car­los Núñez / El Dia­rio

Con más de 70 años, Ma­rio "El Chino", se ha de­di­ca­do a re­par­tir tor­tas ca­da día a quie­nes la­bo­ran o acu­den al Cen­tro His­tó­ri­co de la ciu­dad, por lo que en las ma­ña­na es una de las per­so­nas más bus­ca­das por to­dos, quien ca­da día es­tá lis­to pa­ra tra­ba­jar.

El hom­bre siem­pre lleno de ener­gía lle­ga a las 9:00 de la ma­ña­na a la Pla­za de Ar­mas, don­de hay una gran can­ti­dad de per­so­nas que lo bus­can pa­ra que les ven­da lo que trae, lue­go se pa­sa a otros lu­ga­res cer­ca­nos co­mo el Pa­la­cio de Go­bierno y ge­ne­ral­men­te se va pa­sa­das las 11:00 de la ma­ña­na cuan­do se le aca­ba el pro­duc­to.

“Yo trai­go lo que la gen­te le gus­ta, tor­tas de "El Cha­vo", las de ja­món, chi­cha­rrón y pi­ca­di­llo. Es lo que quie­ren y aquí es­toy yo pa­ra sa­tis­fa­cer el ham­bre. Lo he he­cho ca­si to­da mi vi­da. Aquí to­dos me co­no­cen, se sien­te bien por­que siem­pre hay cham­ba”, co­men­tó el ca­si le­gen­da­rio ven­de­dor.

Sus clien­tes son de to­do, bo­le­ros, pa­sean­tes, pe­rio­dis­tas, dipu­tados, fun­cio­na­rios, re­gi­do­res, po­li­cías e ins­pec­to­res, y to­dos aque­llos que traen ga­nas de co­mer­se una bue­na tor­ta, que por só­lo 20 pe­sos es una bue­na op­ción en ca­so de no ha­ber desa­yu­na­do.

No siem­pre se de­di­có a pre­pa­rar y ven­der co­mi­da; ha te­ni­do di­fe­ren­tes em­pleos y se ha de­di­ca­do a mu­chas la­bo­res va­ria­das y ma­nua­li­da­des, pe­ro siem­pre vio el ne­go­cio ali­men­ta­rio co­mo al­go muy no­ble y que siem­pre va a ha­ber quie­nes ten­gan que co­mer y si él pue­de ayu­dar en eso, no es­tá de más te­ner la ga­nan­cia.

De lu­nes a sá­ba­do ha es­ta­do de ma­ne­ra cons­tan­te en la zo­na Cen­tro don­de ha si­do muy fa­mo­so y es par­te de la gas­tro­no­mía ca­lle­je­ra, que sin im­por­tar la ad­ver­si­dad siem­pre aten­de­rá a la gen­te con bue­na ca­ra, áni­mo y dis­po­si­ción. “Los do­min­gos son sa­gra­dos, hay que des­can­sar, hay que ver a la fa­mi­lia y ami­gos”, ex­pre­só.

Los que más lo quie­ren y le echan po­rras son sin du­da los bo­le­ros, que son tan an­ti­guos co­mo don Ma­rio, que han di­cho tie­ne buen sa­zón y que pa­se la re­ce­ta, al­go que él mis­mo no quie­re y bro­mea al de­cir que es un se­cre­to.

Más que na­da, es una con­vi­ven­cia dia­ria, don­de ade­más de com­prar, co­mer y ven­der, es re­cor­dar los tiem­pos de an­ta­ño, ha­blar de to­dos los te­mas po­si­bles y pa­sar­la lo me­jor, ya que así co­mo en otros tra­ba­jos, ser so­cia­ble es una cua­li­dad muy útil y hu­ma­na.

El adul­to ma­yor es to­do un ejem­plo de hom­bre tra­ba­ja­dor, que nun­ca se rin­de, ex­po­ne son­ri­sa y mi­ra siem­pre ha­cia ade­lan­te.

Yo trai­go lo que la gen­te le gus­ta, tor­tas de "El Cha­vo", las de ja­món, chi­cha­rrón y pi­ca­di­llo. Es lo que quie­ren y aquí es­toy yo pa­ra sa­tis­fa­cer el ham­bre"

"Es me­jor tra­ba­jar que an­dar pi­dien­do. Yo es­toy gran­de, pe­ro si­go. ¿Cuán­tos ahí an­dan bien sa­no­tes y pi­dien­do? Yo no, yo pre­fie­ro tra­ba­jar y me he ga­na­do res­pe­to".

Él an­da con su hie­le­ra to­dos los días, se po­ne en una es­qui­na, vi­si­ta a quie­nes fre­cuen­te­men­te le com­pran, ca­mi­na ha­cia otro la­do, re­ci­be a los co­men­sa­les y una vez ter­mi­na­do lo que trae se re­ti­ra pa­ra pre­pa­rar lo del día si­guien­te y a la es­pe­ra de que sea un muy buen día. (Juan Car­los Núñez / El

re­co­rre TO­DOS los días las ca­lles del Cen­tro des­de la 9 de la ma­ña­na

SUS clien­tes son de to­do, bo­le­ros, pa­sean­tes, pe­rio­dis­tas, dipu­tados, fun­cio­na­rios, re­gi­do­res, po­li­cías e ins­pec­to­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.