Tie­ne pa­sión POR LA VI­DA

El Diario de Chihuahua - - GENTE -

Des­de ha­ce po­co más de tres dé­ca­das el nom­bre de Alejandra Guz­mán ha es­ta­do pre­sen­te en el mun­do de la fa­rán­du­la na­cio­nal, a ve­ces por su tra­ba­jo, otras por la po­lé­mi­ca que la ha acom­pa­ña­do de ma­ne­ra in­di­vi­dual y fa­mi­liar.

La hi­ja de la ac­triz Silvia Pinal y el can­tan­te Enrique Guz­mán de­ci­dió, en 1988, con­ver­tir­se en una es­tre­lla por mé­ri­tos —y con bri­llo— pro­pios. Así, la pri­mo­gé­ni­ta de es­te ma­tri­mo­nio to­mó las rien­das de su vi­da y eli­gió la mú­si­ca co­mo el ca­mino a se­guir.

Si bien su pa­pá —uno de los pre­cur­so­res del rock and roll me­xi­cano— fue una gran in­fluen­cia pa­ra Alejandra, la épo­ca de los 80 y el mo­vi­mien­to rock en es­pa­ñol fue lo que en­cen­dió la ga­so­li­na roc­ke­ra que la Guz­mán lle­va en las ve­nas. Fi­gu­ras co­mo An­drés Ca­la­ma­ro, Charly Gar­cía, So­da Ste­reo, Ma­ná y Cai­fa­nes, por men­cio­nar al­gu­nos, mar­ca­ron el con­tex­to mu­si­cal y per­so­nal en el que la can­tan­te cre­ció. El me­jor ejem­plo es la can­ción To­do a pul­món, de Miguel Ríos.

“Me pa­sa que vi­vo esa le­tra, la es­toy vi­vien­do a dia­rio. Sí se me ha­ce di­fí­cil a ve­ces el co­ra­je, se­guir con co­ra­je, pues na­da más tie­nes una luz y una es­ca­le­ra y un ami­go por ahí que de vez en cuan­do ves. Es­to es una ca­rre­ra muy du­ra y hay gen­te que la ve co­mo ‘wow ¡có­mo via­jas!’, de re­pen­te es­toy har­ta del avión y de los vue­los.

“El chis­te es lle­gar, pe­ro se­guir car­gan­do ese equi­pa­je, veo aquí el equipo y... (es­to) es mi vi­da. Es una can­ción per­fec­ta pa­ra todos los años que ten­go en es­ta ca­rre­ra, creo que es la que me­jor me va, es co­mo cuan­do te po­nes un sa­co he­cho a la me­di­da”, com­par­tió la can­tan­te en en­tre­vis­ta ex­clu­si­va con Ex­cél­sior.

La Guz­mán no só­lo can­ta con su voz, cuan­do en­cuen­tra el es­pa­cio don­de su és­ta bri­lla más, lo ha­ce con las en­tra­ñas y el co­ra­zón.

Su edad bio­ló­gi­ca mar­ca 51 años, pe­ro Alejandra se man­tie­ne con la ener­gía de la cha­vi­ta de 20 que en 1988 se que­ría —y aún quie­re— co­mer­se el mun­do a pu­ños.

Pa­ra ella hay aún un ca­mino lar­go en el que pue­da re­co­rrer el pla­ne­ta en un bar­co, gra­bar un dis­co en el mar, an­dar en­cue­ra­da sin que a na­die le im­por­te, ex­po­ner su otro la­do ar­tís­ti­co, co­mo pin­to­ra y, por qué no, vol­ver­se a ca­sar. És­tas son só­lo al­gu­nas de las co­sas que la can­tan­te de ojos bri­llan­tes aún tie­ne por cum­plir. ¿Re­ti­rar­se?, no es­tá en sus pla­nes.

Alejandra Guz­mán, a sus 51 años, aun tie­ne tan­tas o más me­tas por al­can­zar que cuan­do co­men­zó su ca­rre­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.