Aban­do­nan a pa­cien­te en re­so­nan­cia mag­né­ti­ca

El Diario de Chihuahua - - LOCAL - Mi­guel Cha­va­rría / El Dia­rio

Una pa­cien­te de­nun­ció pre­sun­tos ac­tos de ne­gli­gen­cia mé­di­ca en el hos­pi­tal IMSS Mo­re­los, tras ser aban­do­na­da en un cuar­to mien­tras le rea­li­za­ban una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca.

La pa­cien­te, de 56 años, ha te­ni­do pro­ble­mas con su co­lum­na ver­te­bral des­de 2005, por lo que di­ce que co­no­ce el pro­ce­di­mien­to de eje­cu­ción de aná­li­sis de las re­so­nan­cias.

Des­de siem­pre ha si­do aten­di­da en el Hos­pi­tal CI­MA -hoy Án­ge­les-, pe­ro en las dos úl­ti­mas oca­sio­nes fue rea­li­zar­se los es­tu­dios en el Hos­pi­tal Ge­ne­ral Mo­re­los del IMSS.

Su úl­ti­mo es­tu­dio fue es­te miér­co­les 31 de ju­lio. La pa­cien­te de­nun­ció a El Dia­rio que fue víc­ti­ma de ne­gli­gen­cia mé­di­ca por par­te de Víc­tor P., ra­dió­lo­go que la­bo­ra en la clí­ni­ca pú­bli­ca.

Di­jo que fue aten­di­da a las 5:30 de la tar­de y cuan­do ingresó a la má­qui­na fue ins­trui­da a per­ma­ne­cer cons­cien­te y no dor­mir­se. El pro­ce­di­mien­to du­ra al­re­de­dor de 30 mi­nu­tos y den­tro del tú­nel, du­ran­te la re­so­nan­cia mag­né­ti­ca, cun­de el rui­do.

Sin em­bar­go, la pa­cien­te no­tó que los rui­dos de la má­qui­na ha­bían ce­sa­do y que no ha­bía nin­gún doc­tor, in­clu­so cuan­do ella se que­dó sin vi­gi­lan­cia den­tro del an­gos­to es­pa­cio del tú­nel.

“Soy claus­tro­fó­bi­ca, y em­pe­cé a de­ses­pe­rar­me. Co­mo pu­de fui em­pu­ján­do­me ha­cia ade­lan­te, has­ta que aga­rré la ori­lla del apa­ra­to. Sa­lí las­ti­ma­da. Tu­ve que brin­car pa­ra po­der sa­lir”, cuen­ta la pa­cien­te, quien afir­mó ha­ber tar­da­do has­ta 30 mi­nu­tos en po­der sa­lir de ese re­du­ci­do es­pa­cio.

Una vez que la pa­cien­te lo­gró sa­lir de la má­qui­na de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca, tra­tó de sa­lir por la puer­ta; sin em­bar­go, es­ta­ba ce­rra­da con lla­ve. Ahí per­ma­ne­ció en­claus­tra­da otros 10 mi­nu­tos. El ra­dió­lo­go se ha­bía ido del lu­gar y pre­sun­ta­men­te en­ce­rró a la mu­jer en el cuar­to.

“Es­ta­ba de­ses­pe­ra­da, me tem­bla­ban mis pier­nas, em­pe­cé a gri­tar”, cuen­ta la mu­jer de 56 años vía te­le­fó­ni­ca. “Cuan­do em­pe­cé a ja­lar la puer­ta pa­ra sa­lir, lle­gó el doc­tor que lee las re­so­nan­cias mag­né­ti­cas”.

La pa­cien­te, en­tre lá­gri­mas, cuen­ta, vio a su hi­ja, quien pen­só que los es­tu­dios se ha­bían com­pli­ca­do de­bi­do a po­si­bles mo­vi­mien­tos in­vo­lun­ta­rios que el cuer­po de la pa­cien­te pu­do ha­ber he­cho den­tro del tú­nel de la re­so­nan­cia mag­né­ti­ca. “Mi hi­ja vio al ra­dió­lo­go sa­lir, pe­ro no sa­bía exac­ta­men­te qué ha­bía pa­sa­do”, re­la­ta.

De acuer­do con la de­nun­cia de la mu­jer, el de­par­ta­men­to de Orien­ta­ción y Que­jas del hos­pi­tal IMSS Mo­re­los só­lo le ofre­ció una dis­cul­pa y ase­gu­ró que nun­ca ha­bía ocu­rri­do un in­ci­den­te si­mi­lar al de ella.

“Ya bas­ta que to­do se que­de im­pu­ne. Es una per­so­na que tu­vo muy po­ca éti­ca pro­fe­sio­nal”, ma­ni­fies­ta la mu­jer, quien bus­ca­rá ha­cer res­pon­sa­ble al ra­dió­lo­go Víc­tor P., pre­sun­to im­pli­ca­do en la ne­gli­gen­cia mé­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.