Ad­vier­te so­bre pe­li­gros en re­des so­cia­les

El Diario de Chihuahua - - LOCAL - Ber­nar­do Is­las / El Dia­rio

Las per­so­nas adul­tas que lo­gran ma­ni­pu­lar a un me­nor de edad pa­ra que se va­yan con ellos, den­tro de sus ca­rac­te­rís­ti­cas son en­can­ta­do­res, amis­to­sos y exi­to­sos en sus re­la­cio­nes, in­for­mó el Si­có­lo­go Ri­car­do Ca­rri­llo Fran­co.

Lo an­te­rior tras dar­se a co­no­cer el ca­so de Bren­da Ru­bí y Dul­ce, de 12 y 11 años de edad res­pec­ti­va­men­te, quie­nes fue­ron ma­ni­pu­la­dos por hom­bres que ron­dan los 30 años de edad, pa­ra con­ven­cer­los que se fue­ran con ellos.

El es­pe­cia­lis­ta afir­mó que las ni­ñas, ni­ños y ado­les­cen­tes son un gru­po vul­ne­ra­ble por su con­di­ción de edad y están en ries­go per­ma­nen­te, por lo cuál se les de­be brin­dar in­for­ma­ción so­bre los pe­li­gros de con­fiar en per­so­nas ma­yo­res, sin lle­gar al ex­tre­mo de crear me­no­res de edad des­con­fia­dos.

Agre­gó que la for­ma­ción de pre­ven­ción de­be co­rrer a car­go de los pa­dres, las ins­ti­tu­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les y las or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil que se de­di­can a la for­ma­ción de me­no­res de edad.

Asi­mis­mo men­cio­nó que de­trás de esos ca­sos se per­ci­ben ho­ga­res donde hay ca­ren­cias afec­ti­vas, fa­mi­lias donde hay po­cas opor­tu­ni­da­des de edu­ca­ción y tra­ba­jo, agre­ga que no to­das las fa­mi­lias en es­tas con­di­cio­nes pue­den caer en es­tos en­ga­ños, pe­ro la reali­dad es que es una constante.

Ca­rri­llo Fran­co di­jo que no se de­be cri­mi­na­li­zar al ado­les­cen­te al se­ña­lar­los que se fue­ron por­que qui­sie­ron, ya que un me­nor de edad no tie­ne la ca­pa­ci­dad de dis­po­ner de su pa­tri­mo­nio y su li­ber­tad, ade­más los ver­da­de­ros cul­pa­bles son es­tos hom­bres o mu­je­res que los en­ga­ñan.

Afir­mó que las disposicio­nes le­ga­les in­ter­na­cio­na­les, na­cio­na­les y es­ta­ta­les, ca­ta­lo­gan co­mo de­li­to la sus­trac­ción de un me­nor de edad, aun­que es­te se ha­ya ido con el adul­to por su pro­pia vo­lun­tad, ya que se asu­me una per­ver­si­dad pa­ra co­me­ter de­li­tos co­mo tra­ta de blan­cas o es­cla­vi­zar­los.

“Des­gra­cia­da­men­te no hay una fór­mu­la pa­ra de­tec­tar a sim­ple vis­ta a es­tos per­ver­sos, que a di­fe­ren­cia de lo que la gen­te pien­sa, que se tra­ta de per­so­nas ais­la­das, pues no, ya que son en­can­ta­do­res, amis­to­sos, exi­to­sos en sus re­la­cio­nes, de ahí la ma­ni­pu­la­ción”, co­men­tó el si­có­lo­go.

No hay una fór­mu­la pa­ra de­tec­tar a sim­ple vis­ta a es­tos per­ver­sos” Ri­car­do Ca­rri­llo Si­có­lo­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.