ECHAR AL­MA

El Diario de Chihuahua - - SOCIALES - Jai­me Sep­tién

“La Imitación de Cris­to: fue en ese li­bro que eché al­ma”, de­cía la poe­ta fran­ce­sa Ma­rie Noël. Al leer es­ta fra­se enig­má­ti­ca, vol­ví al li­bro de Kem­pis. “Echar al­ma” es co­mo de­ci­mos “echar raí­ces”, afian­zar­se uno so­bre tierra fir­me. Lo­grar ven­cer la ten­ta­ción sin mi­rar pa­ra otro la­do, creer­se el lis­ti­llo o el for­ta­chón: “Mu­chos quie­ren huir de las ten­ta­cio­nes y caen en ellas más gra­ve­men­te. No se pue­den ven­cer con so­lo huir, mas con pa­cien­cia y verdadera hu­mil­dad so­mos he­chos más fuer­tes que to­dos los enemi­gos”.

Pa­cien­cia y hu­mil­dad son las dos gran­des raí­ces del ár­bol de Cris­to. Así se ha cons­trui­do la Igle­sia y así se han for­ma­do los gran­des san­tos. “Echar al­ma” es for­mar ca­rác­ter, ele­var la ca­sa so­bre ro­ca fir­me, de­jar­se “con­ta­mi­nar” por Je­sús, por la verdadera sa­bi­du­ría de la vi­da.

De­trás de la Bi­blia, de las Con­fe­sio­nes de San Agus­tín, el Kem­pis es el li­bro re­li­gio­so que más se ha leí­do en el mun­do. Acu­den a él los que quie­ren “echar al­ma”, pe­ro es­tá ve­da­do pa­ra los que bus­can “ele­var su au­to­es­ti­ma”, ha­cer su vo­lun­tad, “sa­tis­fa­cer­se a si mis­mos” y, co­mo di­cen los anun­cios de la te­le, pa­ra los que quie­ren “de­jar­se lle­var por sus pa­sio­nes”.

Fren­te al pa­no­ra­ma de una reali­dad alo­ca­da, ver­ti­gi­no­sa, aton­ta­da por la téc­ni­ca y el po­der, con el pe­río­do va­ca­cio­nal, ¿por qué no vol­ver a las pá­gi­nas de es­te clá­si­co de la li­te­ra­tu­ra es­pi­ri­tual y “echar al­ma” en el lu­gar que nos to­có vi­vir; li­bres, sí, pe­ro li­bres de to­da “mun­da­ni­dad”? (El Ob­ser­va­dor de la ac­tua­li­dad)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.