Cuan­do la fi­de­li­dad mar­ca la di­fe­ren­cia

El Diario de Chihuahua - - SOCIALES - P. Den­nis Do­ren L.C. (cat­ho­lic.net)

La fi­de­li­dad hoy en día es un tér­mino que ha per­di­do va­lor y sen­ti­do, sin em­bar­go, es una vir­tud que es­tá al al­can­ce de to­dos y que tie­ne in­fi­ni­tas ex­pre­sio­nes en cual­quier cam­po de la vi­da hu­ma­na pa­ra en­ri­que­cer­nos y ha­cer­nos bue­nas per­so­nas.

Es fiel, el ami­go que no vuel­ve la es­pal­da a los su­yos en los mo­men­tos de di­fi­cul­tad, más aún, los acom­pa­ña y les brin­da to­do su apo­yo mo­ral y ma­te­rial.

Es fiel, el no­vio que ni de le­jos jue­ga con el amor de su pro­me­ti­da, sino que lo cul­ti­va con los pe­que­ños de­ta­lles de ca­ri­ño y afec­to: la in­vi­ta a sa­lir, la res­pe­ta, evi­ta lo que le mo­les­ta.

Es fiel, el es­po­so que des­pués de una lar­ga aven­tu­ra de años y años con su mu­jer, ca­da ma­ña­na le brin­da la mis­ma fres­cu­ra de su amor en su be­so de “¡Buenos días!”; reina en­tre los dos un am­bien­te de to­tal con­fian­za, por­que sa­ben que son fie­les y nin­guno fa­lla­rá.

Es fiel, el hom­bre con­sa­gra­do que ca­da ma­ña­na se pre­sen­ta an­te su Se­ñor con una son­ri­sa en los la­bios y un sin­ce­ro “Gra­cias por el nue­vo día. Aquí es­toy pa­ra ha­cer tu vo­lun­tad”.

Na­die es ver­da­de­ra­men­te fiel por te­mor al cas­ti­go, es­to no se­ría au­tén­ti­ca fi­de­li­dad. La fi­de­li­dad es un com­pro­mi­so que na­ce de lo más hon­do de no­so­tros mis­mos, es un “co­noz­co las con­se­cuen­cias y quie­ro, con to­do lo que im­pli­que...”. El hom­bre fiel es el que con­fir­ma su op­ción fun­da­men­tal con ca­da una de las pe­que­ñas de­ci­sio­nes que for­man el en­tra­ma­do de su exis­ten­cia; es un hom­bre li­bre que acep­tó y si­gue acep­tan­do, que amó y si­gue aman­do. La fi­de­li­dad es la con­fir­ma­ción dia­ria de un sí, que no per­te­ne­ce al pa­sa­do.

Los fru­tos del que es fiel no se ha­cen es­pe­rar. La fe­li­ci­dad pro­fun­da y la ale­gría verdadera, vie­nen a cons­ti­tuir el fru­to más evi­den­te de la au­tén­ti­ca fi­de­li­dad. El hom­bre fiel es ma­du­ro, sin­ce­ro, tra­ba­ja­dor, rea­lis­ta; hay una cohe­ren­cia en­tre lo que es y di­ce ser.

Ser fiel es creer, con­fiar, amar..., su­frir con re­sig­na­ción, aguan­tar con pa­cien­cia, es­pe­rar con­tra to­da es­pe­ran­za, lu­char sin des­alen­tar­se, em­pe­ñar­se en la me­ta, apa­sio­nar­se por el ideal, per­se­ve­rar en me­dio de las más atro­ces di­fi­cul­ta­des... pa­ra co­rres­pon­der a otro que pri­me­ro nos ha si­do fiel. Pa­ra no­so­tros, cris­tia­nos, ese Otro se es­cri­be con ma­yús­cu­la y su nom­bre es Je­su­cris­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.