Su­ma­to­ria cons­ti­tu­cio­nal

El Diario de Chihuahua - - OPINIÓN - Ge­rar­do Cor­ti­nas Mu­rra

El po­lé­mi­co de­cre­to de re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción del Es­ta­do, lla­ma­do ‘Ley An­ti-fa­mi­lia’, evi­den­ció lo ob­so­le­to del vi­gen­te pro­ce­di­mien­to de re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción Lo­cal. Es­te pro­ce­di­mien­to fue una apor­ta­ción del ex­go­ber­na­dor pa­nis­ta Fran­cis­co Ba­rrio, a tra­vés de la ‘Re­for­ma Cons­ti­tu­cio­nal In­te­gral’ de 1994.

Pro­ce­di­mien­to en el que, su­pues­ta­men­te, los Ayun­ta­mien­tos de los 67 mu­ni­ci­pios tie­nen el ca­rác­ter de co­le­gis­la­do­res por ser in­te­gran­tes del Po­der Re­for­ma­dor lo­cal. Ca­li­dad que, de ma­ne­ra ta­jan­te, la SCJN ha ne­ga­do. La re­dac­ción ac­tual del tex­to cons­ti­tu­cio­nal es el si­guien­te:

“ART. 202. La pre­sen­te Cons­ti­tu­ción pue­de ser adi­cio­na­da o re­for­ma­da. Pa­ra que las adi­cio­nes o re­for­mas lle­guen a ser par­te de la mis­ma, se re­quie­re: I. Que el Con­gre­so del Es­ta­do las acuer­de por el vo­to de las dos ter­ce­ras par­tes de sus in­te­gran­tes, y II. Que sean apro­ba­das por, cuan­do me­nos, vein­te ayun­ta­mien­tos que re­pre­sen­ten más de la mi­tad de la po­bla­ción del Es­ta­do”.

“Con es­te ob­je­to, se les en­via­rá co­pia de la ini­cia­ti­va y de los de­ba­tes del Con­gre­so. Los ayun­ta­mien­tos de­be­rán ha­cer lle­gar su re­so­lu­ción al Con­gre­so a más tar­dar den­tro de los 40 días na­tu­ra­les si­guien­tes a la fe­cha en que re­ci­ban la co­mu­ni­ca­ción. La au­sen­cia de res­pues­ta en el tér­mino in­di­ca­do ha­rá pre­su­mir la apro­ba­ción de las re­for­mas”.

Aho­ra bien, se­gún los da­tos ac­tua­li­za­dos de la En­cues­ta In­ter­cen­sal del 2015 del INE­GI, Chihuahua tie­ne una po­bla­ción to­tal -en nú­me­ros re­don­dos- de 3’570,000 ha­bi­tan­tes. La mi­tad de la po­bla­ción es­ta­tal es 1’785,000 ha­bi­tan­tes; can­ti­dad que la su­pe­ran los ve­ci­nos de los mu­ni­ci­pios de Juá­rez (1’330,000) y Chihuahua (820,000); que re­pre­sen­ta el 60 por cien­to de la po­bla­ción to­tal es­ta­tal.

Así las co­sas, aun cuan­do una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal sea ava­la­da por los Ayun­ta­mien­tos de 65 Mu­ni­ci­pios (con ex­cep­ción de Juá­rez y Chihuahua), se­ría im­po­si­ble cul­mi­nar el pro­ce­di­mien­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal; ya que la su­ma de su po­bla­ción es ape­nas de 1’420,000 ha­bi­tan­tes (40 por cien­to de la po­bla­ción es­ta­tal).

En otras pa­la­bras, la po­si­bi­li­dad de que los Ayun­ta­mien­tos de los dos mu­ni­ci­pios de ma­yor den­si­dad po­bla­cio­nal re­cha­cen un de­cre­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal -ya sea por con­sig­na po­lí­ti­ca o por ven­gan­za de los pre­si­den­tes mu­ni­ci­pa­les- tal y co­mo acon­te­ció con la ‘Ley An­ti-fa­mi­lia’, ha­ría im­po­si­ble va­li­dar cual­quier de­cre­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal apro­ba­do, pre­via­men­te, por el Con­gre­so.

Por otra par­te, re­sul­ta su­ma­men­te cri­ti­ca­ble la fi­gu­ra de la ‘afir­ma­ti­va fic­ta’, plas­ma­da en el Art. 202; por me­dio de la cual, pro­ce­de de­cre­tar la apro­ba­ción de una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal si los ayun­ta­mien­tos no dan res­pues­ta, du­ran­te el pla­zo de 40 días na­tu­ra­les, a la ‘co­mu­ni­ca­ción’ del Con­gre­so.

Ima­gí­ne­se, ama­ble lec­tor, que nin­gún Ayun­ta­mien­to dé res­pues­ta al Con­gre­so; lo cual se­ría su­fi­cien­te pa­ra con­va­li­dar la mo­di­fi­ca­ción, de­ro­ga­ción o am­plia­ción de los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les. Lo cual, cons­ti­tu­ye una abe­rra­ción ju­rí­di­co-po­lí­ti­ca.

En la pra­xis po­lí­ti­ca, los Ayun­ta­mien­tos siem­pre asu­men el ver­gon­zo­so pa­pel de co­le­gis­la­do­res ser­vi­les a los ca­pri­chos del go­ber­nan­te en turno; lo cual, ha per­mi­ti­do que -en las dos pa­sa­das Le­gis­la­tu­ras- la Cons­ti­tu­ción Lo­cal fue­ra re­for­ma­da en más de 40 oca­sio­nes.

Lo an­te­rior, a mi pa­re­cer, me­re­ce el ca­li­fi­ca­ti­vo de ‘pros­ti­tu­ción cons­ti­tu­cio­nal’. Ya que re­sul­ta inad­mi­si­ble que la vi­gen­cia de los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les del pue­blo chihuahuen­se que­de al ar­bi­trio del go­ber­nan­te en turno. Por tal mo­ti­vo, reite­ro mi pro­pues­ta pro­fe­sio­nal pa­ra re­gre­sar al an­te­rior pro­ce­di­mien­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal, en los tér­mi­nos si­guien­tes:

“ART. 202. La pre­sen­te Cons­ti­tu­ción pue­de ser adi­cio­na­da o re­for­ma­da. Pa­ra que las adi­cio­nes o re­for­mas lle­guen a ser par­te de la mis­ma, se re­quie­re que sean apro­ba­das, cuan­do me­nos, por el vo­to de dos ter­cios del nú­me­ro to­tal de dipu­tados de dos Le­gis­la­tu­ras dis­tin­tas e in­me­dia­tas; o de una mis­ma, en dos dis­tin­tas dis­cu­sio­nes y con in­ter­va­lo de, cuan­do me­nos, un año en­tre una y otra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.