PAR­QUE HUN­DI­DO: LA OTRA CA­RA DE EL PA­LO­MAR

El Diario de Chihuahua - - CIUDAD - Juan Car­los Nú­ñez / El Dia­rio jnu­[email protected]­rioch.com.mx

El Par­que Hun­di­do ubi­ca­do en una par­te de El Pa­lo­mar ha su­fri­do los es­tra­gos del tiem­po y la fal­ta de man­te­ni­mien­to en to­das sus áreas.

En es­te es­pa­cio, ubi­ca­do en­tre las ca­lles Ra­mí­rez Cal­de­rón y Dé­ci­ma, y que cru­za la lla­ma­da ave­ni­da del Par­que, tie­ne tres áreas de jue­gos in­fan­ti­les, dos pa­ra pa­ti­na­je, una can­cha de fut­bol rá­pi­do, gim­na­sio de box, gim­na­sio pa­ra de­por­te adap­ta­do, áreas de con­vi­ven­cias, lu­gar de reunión pa­ra scouts y áreas ar­bo­la­das.

Por va­rios años, se ha se­ña­la­do la fal­ta de man­te­ni­mien­to del lu­gar, e in­clu­so en año pa­sa­do se de­nun­ció que de­bi­do a al aban­dono en que se en­cuen­tra mu­cha gente ha de­ja­do de asis­tir.

Du­ran­te un re­co­rri­do, se pue­de ober­var al me­nos diez ár­bo­les se­cos, y otros en ries­go. Hay só­lo tron­cos en don­de an­tes ha­bía ár­bo­les; fue­ron cor­ta­dos por­que mu­rie­ron, ya sea por la he­la­da del 2011 o por el des­cui­do. En el par­que, en vez de pas­to, abun­da la

tie­rra o za­ca­te ama­ri­llo.

En una de las áreas de pa­ti­na­je, ade­más de es­tar gra­fi­tea­da, hay mu­cha su­cie­dad y tie­rra que fue arras­tra­da por las llu­vias. En la otra, que es pa­ra de­por­te ex­tre­mo, hay des­gas­te en los tu­bos y pin­tas en ae­ro­sol.

En di­cho lu­gar so­lían ha­cer­se tor­neos o bien, re­crea­ción en­tre ni­ños y jó­ve­nes que iban en pa­ti­nes, ta­blas, scoo­ters y bi­ci­cle­tas, en­tre otros equi­pos pa­ra rea­li­zar de­por­te.

En cuan­to a los jue­gos pa­ra ni­ños, la gran ma­yo­ría es­tán que­ma­dos por el sol, sin pin­tu­ra, tro­za­dos, su­cios por la tie­rra, con te­la­ra­ñas y alam­bres al des­cu­bier­to, así co­mo par­tes gra­fi­tea­das. In­clui­dos los jue­gos pa­ra los más pe­que­ños que tie­ne are­na.

Otra área de en­tre­te­ni­mien­to es la que con­for­ma­ban duc­tos de dre­na­je que fue­ron pin­ta­dos y ha­bi­li­ta­dos co­mo par­te de un atrac­ti­vo pa­ra ju­gar, pa­sear o to­mar­se fo­to­gra­fías.

No obs­tan­te, ade­más de es­tar en des­cui­do y da­ña­dos de­bi­do al van­da­lis­mo. La en­tra­da a pie des­de la ex­pla­na­da del Par­que El Pa­lo­mar tam­bién es­tá ce­rra­da.

Una pi­la de agua pa­ra ha­bil­tiar ba­ños es­tá va­cía, con tie­rra y ba­su­ra; ade­más de los anita­rios clau­su­ra­dos.

La can­cha de fut­bol rá­pi­do tam­bién lu­ce aban­do­na­da en su es­truc­gu­ra, aun­que se di­ce que si la sue­len uti­li­zar pa­ra al­gu­nos jue­gos o mi­ni tor­neos.

El gim­na­sio de box es­tá bien pin­ta­do por fue­ra; sin em­bar­go, se des­co­no­ce si por den­tro se ha man­te­ni­do en buen es­ta­do o bien, si es uti­li­za­do, ya que per­ma­ne­ce ce­rra­do.

El gim­na­sio de de­por­te adap­ta­do es­tá en bue­nas con­di­cio­nes y hay usua­rios cons­tan­tes. Tam­bién la glo­rie­ta en la cual es­tá el mo­nu­men­to al Ro­ta­rio.

Las ori­llas de la ca­lle tie­nen des­per­fec­tos en su ban­que­ta y la pin­tu­ra ama­ri­lla ape­nas per­cep­ti­ble. Ade­más, se di­ce que por las no­ches hay po­ca ilu­mi­na­ción y prác­ti­ca­men­te na­die lo usa por te­mor al van­da­lis­mo, ya que sue­len re­unir­se jó­ve­nes a per­so­nas a be­ber o in­to­xi­car­se con el ries­go de ser asal­ta­dos o su­frir al­gún da­ño.

Va­rios tu­bos de dre­na­je fue­ron pin­ta­dos y ha­bi­li­ta­dos co­mo par­te de un atrac­ti­vo pa­ra ju­gar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.