EN­TRE ABEJAS, VEN­DE DUL­CES AR­TE­SA­NA­LES

El Diario de Chihuahua - - CIUDAD - Juan Car­los Nú­ñez / El Dia­rio (Juan Car­los Nú­ñez / El Dia­rio) jnu­[email protected]­rioch.com.mx

Javier Escamilla, con más de 60 años, es un ven­de­dor de dul­ces ar­te­sa­na­les en el Cen­tro de la ciu­dad, quien siem­pre es­tá ro­dea­do de abejas a las que con­si­de­ra sus ami­gas, por lo que cual­quie­ra que se acer­que a com­prar, tam­bién pue­de ver es­tos in­sec­tos sin que les pi­quen.

El hom­bre quien sue­le ubi­car­se en la ca­lle Cuar­ta y Li­ber­tad, muy cer­ca de la Pla­za Me­rino, se ha de­di­ca­do a es­te co­mer­cio in­for­mal por más de ocho años, de don­de ha sa­ca­do pa­ra so­bre­vi­vir y lle­var

sus­ten­to a la fa­mi­lia.

En­tre lo que se pue­de en­con­trar de an­to­jos dul­ces es­tán los ca­mo­tes, pi­ñas cris­ta­li­za­das, ja­mon­ci­llos, nuez ga­ra­pi­ña­da, chi­la­ca­yo­te, co­ca­das y ca­je­ta, mu­chos de es­tos fa­bri­ca­dos lo­cal­men­te y otros del res­to del país.

De­bi­do a la tex­tu­ra de los dul­ces, las abejas sue­len acom­pa­ñar­lo, al­go que no le mo­les­ta en lo más mí­ni­mo y se han con­ver­ti­do en par­te de él y la gen­te que lo co­no­ce, sa­be que son par­te ya del pues­to.

“No me pi­can, son mis ami­gas. Es una ben­di­ción las abejas, por­que gra­cias a ellas, hay vi­da. Ya nos las es­ta­mos aca­ban­do, si se mue­ren ellas, nos mo­ri­mos no­so­tros”, ex­pre­só el ven­de­dor, quien di­jo es­tar muy aten­to a las no­ti­cias so­bre la vi­da sil­ves­tre de es­tos in­sec­tos.

En lo que re­fie­re a sus clien­tes, di­jo que hay de to­do, pe­ro ca­si siem­pre son per­so­nas co­no­ci­das por­que tra­ba­jan o vi­si­tan el Cen­tro, que re­co­no­ce en cuan­to se acer­can a com­prar­le al­go. La ma­yo­ría son adul­tos, pe­ro tam­bién van al­gu­nos ni­ños que se asus­tan con las abejas, a lo que siem­pre les di­ce que no les pa­sa na­da, por­que son ami­ga­bles; so­la­men­te no hay que mo­les­tar­las.

De ex­tran­je­ros, di­jo que a ve­ces si van con él, la ma­yo­ría sue­len ir­se a otras tien­das más es­ta­ble­ci­das pe­ro sí ha te­ni­do clien­te­la de otros paí­ses, mu­chos tam­bién son con­na­cio­na­les que bus­can dul­ces tí­pi­cos de Chihuahua o lo más ca­lle­je­ro.

“Si sa­le, nos va bien. Bueno, pa­ra sa­car el día, si uno no le he­cha ga­nas, pues se va aca­ban­do. Lo bueno es que ahí la lle­va­mos y aquí con ellas (se­ña­ló a las abejas) me ha­cen com­pa­ñía y son de bue­na suer­te”, co­men­tó muy son­rien­te.

el Hom­bre se ha de­di­ca­do a es­te ofi­cio por más de ocho años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.