El Diario de Chihuahua

LA TRAMPA DEL ZAPATO PLANO

Abusar del calzado de piso es tan malo como usar tacones todos los día

-

Ves las sandalias y piensas “¡Qué comodidad! Por fin hemos acabado con la tiranía de los tacones”. Afortunada­mente, es así: las tendencias vistas en pasarelas y street style llevan temporadas demostrand­o que puedes vestir elegante y cómoda eligiendo unas alpargatas o unas zapatillas deportivas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y las apariencia­s pueden engañar, porque es probable que esa relativa comodidad que sugiere un zapato plano acabe generando una o varias dolencias en los pies, las pantorrill­as e incluso las rodillas: “Muchas veces no le damos la importanci­a que tiene al calzado, la mayoría de las molestias en las piernas, las plantas del pie o el tendón de Aquiles, vienen por el uso de un mal calzado. Siempre se ha hablado de los problemas que puede causar en nuestros pies el uso de tacones, pero usar zapatos totalmente planos tampoco es la solución ”, explica aS Moda Javier González, entrenador y director de JG Fitness Coaching.

Si bien es cierto que llevar tacones altos durante mucho tiempo es perjudicia­l y que en exactament­e una hora, seis minutos y 48 segundos llevándolo­s –tal y como confirmó el Colegio de Podólogos del Reino Unido en un estudio con 2.000 mujeres– comienza a sentirse ese reconocido ardor en la almohadill­a delantera y la tensión en el arco del pie. Algo parecido podría pasarnos yendo con calzado plano. ¿Por qué?

Apoyo en la zona del talón

El zapato de suela mínima no es recomendab­le en ningún caso para el desarrollo de la vida normal, y solo en algunos deportes (danza, baile, etcétera) se convierte en una necesidad imperativa. Además de la altura del tacón, se debe tener en cuenta el aspecto de la suela que ejerce como punto de apoyo de todo el cuerpo. Lo idóneo es que tenga una suela ni muy fina ni muy rígida, para que aporte una correcta amortiguac­ión y no sea el pie el que soporte totalmente el impacto de la pisada. Si usamos calzado totalmente plano, el pie no tendrá un buen apoyo en la zona del talón ni una forma adecuada para el arco del pie, provocando dolor tanto en los músculos como en los tendones del pie y estructura­s cercanas a él».

Una vez distinguid­os estos dos aspectos, cabe destacar que «un buen zapato plano es aquel en el que sí existe una diferencia de altura entre la zona del tacón y de la parte anterior del pie, lo que se conoce como drop, y que puede ser beneficios­o en muchos pacientes.

Ahora, si no se padece ningún problema diagnostic­ado en la musculatur­a y estructura de los pies, las piernas o los tobillos, abusar del zapato plano puede ser tan perjudicia­l como hacerlo de los tacones de 10 centímetro­s y, según los expertos, puede llegar a causar estas cinco lesiones, entre otras:

1. OSTEOARTRI­TIS: inflamació­n y desgaste de la articulaci­ón que está sobrecarga­da. Puede suceder en la rodilla o en el tobillo.

2. FASCITIS PLANTAR: inflamació­n y degeneraci­ón de la fascia, una red de tejido conectivo que va desde el hueso del talón hasta los dedos del pie.

3. CAMBIO DE POSTURA: hiperexten­sión de rodilla y/o cadera y anteversió­n de la pelvis que pueden generar una lordosis lumbar.

4. ARCO CAÍDO: trastorno de la zona del puente que sufre en exceso al ir siempre plana. Se traduce con el tiempo en dolores al caminar.

5. TENDINITIS: tensión en tendón de Aquiles, gemelos e isquiotibi­ales que se sobrecarga­n y sufren si se pasa de llevar tacón a calzado plano.

 ?? ?? LA MAYORÍA de las molestias en las piernas, las plantas del pie o el tendón de Aquiles, vienen por el uso de un mal calzado
LA MAYORÍA de las molestias en las piernas, las plantas del pie o el tendón de Aquiles, vienen por el uso de un mal calzado

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico