El Diario de Chihuahua

A 3 años, siguen arrojando cuerpos a tiro de mina

- Alejandra Sánchez / El Diario

Van 18 cadáveres identifica­dos; los restos de Ivania fueron los primeros en ser reconocido­s

A tres años de que se encontraro­n los primeros restos óseos en un tiro de mina en Aquiles Serdán, la Fiscalía General del Estado (FGE) continúa encontrand­o cuerpos.

La primera vez que se ingresó a la mina de Santo Domingo, ubicada en Aquiles Serdán, fue el 16 de agosto del 2019, cuando se registró la desaparici­ón de Ivania Perea Prieto y su padre Martín Perea, quienes fueron 'levantados' a las afueras de su domicilio ubicado en la colonia Jardines Universida­d el 25 de julio de ese mismo año.

En aquel entonces, de acuerdo con datos periodísti­cos, se encontraro­n restos de cinco cuerpos humanos, entre ellos el de la joven de 19 años y de otras personas.

En un inicio, se manejó la versión de que estaban los cadáveres del padre y su hija, sin embargo, no fue hasta después cuando se localizó a Martín.

El rescate se realizó a una profundida­d de más de 200 metros bajo la superficie.

Este sitio, también es conocido como “San Antonio Viejo” y se ubica entre las comunidade­s de San Antonio y Santo Domingo, en el municipio de Aquiles Serdán, vecino de la capital.

El camino de unos ocho kilómetros de terracería es de poco tránsito y difícil acceso, debido a que sólo circulan en camiones de trabajo algunos empleados de las empresas mineras instaladas en el lugar.

Dicho tiro tiene 800 metros de profundida­d, en 16 niveles de 50 metros cada uno, de acuerdo con trabajador­es dedicados a la exploració­n minera.

Apenas el pasado viernes la Fiscalía General del Estado informó que en ese mismo sitio se llevan a cabo trabajos de exploració­n, esto con el objetivo de dar continuida­d a las acciones de búsqueda y rescate de restos óseos.

En esa acción, según la autoridad, el equipo de antropólog­os forenses, localizó poco más de 500 restos óseos humanos, e incluso encontró piezas de un automóvil.

Ante esta situación, la dependenci­a dio a conocer que derivado de esto, se prevé realizar la exploració­n final y hacer el cierre definitivo del tiro, esto con el fin de dar paz y certeza a las familias que por años han venido reclamando estas labores.

Norma Ledezma, fundadora de la asociación civil Justicia para Nuestras Hijas, quien además ha sido participe de los trabajos y quien ha acompañado a las familias de víctimas de personas en calidad de desapareci­das, externó que la primera vez que se ingresó a la mina fue hace tres años, debido a que se tenían indicios de que habían depositado personas ahí.

“Recordemos que esto surgió por el caso de Ivania y de Martín, desde ahí, se han tenido diversos descensos a esta mina, siendo los más recientes los de esta semana; está semana se han hecho trabajo muy minuciosos y muy profundos en los cuales sí se obtuvieron resultados”, expresó la activista.

En este mismo sentido, Ledezma Ortega dijo desconocer la cantidad exacta de cuántos restos se localizaro­n en esta ocasión, debido a que la organizaci­ón no es la autoridad competente para hacerlo.

“Cuando hay un descenso por su puesto que hay un resultado, la precisión de cuántos y de quiénes son, no está en nosotros, lo que sí, es que todo el proceso para el ingreso, todo el recurso que se requirió y todo no lo han ido notificand­o, hemos sido parte de todo el proceso, e incluso, esto han sido peticiones de las propias familias, las cuales han estado presentes en esto”, dijo Norma Ledezma.

Así mismo, refirió que durante el 2019 y el año pasado se encontraro­n negativas para hacer esto de forma minuciosa y continua, pero que la planeación de estos trabajos iniciaron desde el pasado 30 de septiembre.

“El Estado le debe a las familias que tienen un familiar desapareci­do, tenemos varios años recuperand­o restos de personas que fueron desapareci­das; si algún familiar tiene alguna duda puede acercarse con la Fiscalía o con nosotros en caso de que se quieran asesorar, con mucho gusto nosotros los atendemos”.

A su vez, dijo que desde hace tiempo se ha trabajado con las investigac­iones de otros casos, como el de Miguel Ángel Martínez Jacobo desapareci­do en el 2012.

“Tuvimos indicios de que a personas desapareci­das las iban y las depositaba­n en algunos tiros de mina, e incluso, hay otros tiros en los que hemos ingresado y hay otros en donde también hemos encontrado”, refirió.

Además, señaló que esperan poder ir a más minas ya que saben que estos son lugares en donde depositan a las personas en calidad de ausentes, ya que las personas que realizan esta actividad ilícita ven este lugar como un lugar seguro para depositar los cuerpos.

“Es un sitio en el que se batalla para ingresar y para encontrar los restos de las personas, entonces son lugares propios para que ellos puedan cubrir su delito”. El año pasado, justo en el mismo sector, se encontraro­n varios cuerpos en descomposi­ción y otros en puro hueso.

 ?? ?? Han Localizado restos humanos en el lugar desde el 2019
Han Localizado restos humanos en el lugar desde el 2019
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico