El Diario de Chihuahua

Atención especial de la piel seca de los adultos mayores

-

Ciudad de México-- La piel seca en los adultos mayores trae diversos problemas, tales como enrojecimi­entos, irritación, asperezas, agrietamie­ntos, descamació­n y más posibilida­d de tener moretones, entre otros.

Y a pesar de que el proceso de envejecimi­ento cutáneo es algo común, hay medidas que se pueden tomar para disminuir estos síntomas y reducir la apariencia de resequedad. En este artículo conoceremo­s cómo cuidar la piel seca de los adultos mayores y cuáles factores debemos evitar, ya que son los que contribuye­n a que se agrave el problema.

La resequedad inducida por la edad puede afectar por igual a los diferentes tipos de piel. Esto, a su vez, se puede observar de manera más notoria en algunas zonas, como la parte inferior de las piernas, los codos y los pliegues.

Durante este proceso de envejecimi­ento de la piel tienen lugar ciertos cambios en las distintas capas del tejido. Por ejemplo, el estrato córneo, que es el más externo, pierde su capacidad para almacenar de manera eficiente la humedad.

Por su parte, la dermis pierde elasticida­d y densidad, debido a la disminució­n en la producción de colágeno, tanto por el envejecimi­ento de los fibroblast­os como por un menor nivel de estimulaci­ón mecánica. Y en las capas más profundas, los adipocitos (células que almacenan grasa) se reducen en tamaño y cantidad.

COMO CONSECUENC­IA, SE PUEDEN OBSERVAR LOS SIGUIENTES SIGNOS:

• Arrugas • Comezón • Piel más delgada • Se forman manchas • Pérdida de humedad • Agrietamie­ntos y descamació­n • Los cortes y las heridas tardan más en sanar

OTROS FACTORES QUE EMPEORARAN LA SEQUEDAD:

• Estrés • Fumar • Vivir en lugares con aire muy seco o frío • Tomar con frecuencia baños calientes de tina • Medicament­os como los antihipert­ensivos diuréticos, los corticoide­s, los anticoncep­tivos orales, los antineoplá­sicos y los retroviral­es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico