Advierten so­bre pre­sen­cia de fal­sos der­ma­tó­lo­gos

El Diario de Delicias - - PORTADA - Éri­ka Gon­zá­lez Lo­zano/el Dia­rio

“No con­fíen su ca­ra o su cuer­po a per­so­nas que no se en­cuen­tran pre­pa­ra­das, me he da­do cuen­ta de amas de ca­sa y clí­ni­cas de be­lle­za que to­man un cur­so y ya es­tán in­yec­tan­do sus­tan­cias co­mo áci­do hia­lu­ró­ni­co, si­li­co­na o di­me­ti­co­na”, ad­vir­tió el der­ma­tó­lo­go An­drés Ma­nuel Ler­ma San­ta­na.

“Han lle­ga­do pa­cien­tes muy de­ses­pe­ra­dos di­cien­do que les ha­bían apli­ca­do áci­do hia­lu­ró­ni­co y les ha­ce una fuer­te reac­ción, se les in­yec­ta otro pro­duc­to que des­tru­ye esa sus­tan­cia y cuan­do no se des­tru­ye, quie­re de­cir que no es áci­do hia­lu­ró­ni­co real­men­te y por lo tan­to el pa­cien­te no sa­be qué fue lo que le in­yec­ta­ron”, ex­pli­có el es­pe­cia­lis­ta.

“Ten­gan cui­da­do con fal­sos der­ma­tó­lo­gos o gen­te que quie­re ga­nar di­ne­ro, por­que con­si­de­ran a la piel co­mo un ne­go­cio”, pues acla­ró que en De­li­cias so­la­men­te exis­ten tres der­ma­tó­lo­gos in­clu­yén­do­lo a él, los de­más son cos­me­tó­lo­gas, es­ti­lis­tas, amas de ca­sa y cual­quier per­so­na que quie­ra apli­car sus­tan­cias.

Di­jo que a ve­ces se cree que el der­ma­tó­lo­go es muy ca­ro, pe­ro sa­le más ca­ra la en­fer­me­dad, pues no se pue­de po­ner en ries­go la sa­lud, es me­jor in­ves­ti­gar un po­co y ve­ri­fi­car si en la pa­red del lo­cal se cuen­ta con do­cu­men­tos, que ava­len la pro­fe­sión de la per­so­na que va a to­car la piel de cual­quier per­so­na.

Po­nen en ries­go la in­te­gri­dad de las per­so­nas: An­drés Ler­ma

“Hoy en día ha­cen cur­sos de dos o tres días y eso no es ser un pro­fe­sio­nal, no con­fíen su ca­ra a es­tas per­so­nas que no es­tán pre­pa­ra­das, no tie­nen co­no­ci­mien­to de la ana­to­mía, so­bre to­do por­que hay gen­te que es­tá in­yec­tan­do sus­tan­cias que son di­fe­ren­tes a lo que pro­me­ten”, re­cal­có.

Es­tán usan­do la di­me­ti­co­na que es si­li­cón, la cual mi­gra de don­de se co­lo­ca ori­gi­nal­men­te y va pro­vo­can­do le­sio­nes, Ler­ma San­ta­na, afir­mó que sus pa­cien­tes le han con­fir­ma­do que hay amas de ca­sa que es­tán in­yec­tan­do es­tas sus­tan­cias.

Hi­zo un lla­ma­do a las au­to­ri­da­des de la Co­mi­sión Fe­de­ral pa­ra la Pro­tec­ción con­tra Riesgos Sa­ni­ta­rios (Co­fe­pris), Salubridad y de­más res­pon­sa­bles, a vi­gi­lar es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos que se anun­cian pa­ra con­fir­mar si cuen­tan con re­gis­tros, tí­tu­los y pre­pa­ra­ción pro­fe­sio­nal ne­ce­sa­ria, pa­ra rea­li­zar los pro­ce­di­mien­tos hi­gié­ni­ca­men­te y de ma­ne­ra res­pon­sa­ble.

LA SA­LUD de­be con­fiar­se a los ex­per­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.