Pa­ra la an­fi­trio­na per­fec­ta

SI LA CE­NA DE NA­VI­DAD ES EN TU CA­SA, ADE­MÁS DE PLA­NEAR EL ME­NÚ DE­BES PEN­SAR EN LA PRE­SEN­TA­CIÓN DE LA ME­SA; TO­MA EN CUEN­TA LOS SI­GUIEN­TES CON­SE­JOS

El Diario de Juárez - Espacios - - Manteles Largos - Tex­to : Cynt­hia Ca­ma­cho El Dia­rio

La ce­na de Na­vi­dad y de Año Nue­vo son los even­tos fa­mi­lia­res más im­por­tan­tes del año en gran par­te del mun­do. Es un mo­men­to que une a fa­mi­lias y amis­ta­des al­re­de­dor de la me­sa pa­ra com­par­tir los ali­men­tos, re­cuer­dos y mo­men­tos fe­li­ces.

El an­fi­trión de la ce­na tie­ne un gran com­pro­mi­so so­bre sus hom­bros, pues ade­más de pla­near el me­nú y pre­pa­rar los ali­men­tos, de­be pen­sar en la me­jor ma­ne­ra de ha­cer sen­tir a sus in­vi­ta­dos que es­tán en ca­sa y que for­man par­te de una oca­sión muy es­pe­cial.

Pa­ra que la ce­na ten­ga ese to­que es­pe­cial, la pre­sen­ta­ción de la me­sa es un asun­to muy im­por­tan­te. A con­ti­nua­ción te brin­da­mos al­gu­nas ideas de có­mo ha­cer que ade­más de la ce­na, te luz­cas con la pre­sen­ta­ción de la me­sa e im­pre­sio­nes a tu fa­mi­lia.

EL MAN­TEL

Lo más ha­bi­tual es ele­gir un man­tel blan­co, y que de pre­fe­ren­cia no sea de al­go­dón. Una man­te­le­ría blan­ca real­za­rá más los ali­men­tos y da­rá a los co­men­sa­les una sen­sa­ción de lim­pie­za. Es vá­li­do que el man­tel ten­ga al­gún de­ta­lle na­vi­de­ño con co­lo­res re­la­ti­vos a la Na­vi­dad, co­mo el ro­jo o el blan­co con de­ta­lles do­ra­dos.

TI­PO DE MAN­TEL

La ten­ta­ción de re­cu­rrir a los man­te­les de hu­le pue­de ser mu­cha, pe­ro si la in­ten­ción es que la me­sa se vea ele­gan­te, lo más acon­se­ja­ble es la te­la.

Si la ce­na es al­go más in­for­mal, pue­des uti­li­zar un man­tel de hu­le con mo­ti­vos na­vi­de­ños.

LAS SERVILLETAS

• DE­BEN IR A JUE­GO CON EL MAN­TEL, PE­RO SI DESEAS

al­go más sen­ci­llo y có­mo­do, pue­des op­tar por unas bue­nas servilletas de pa­pel ador­na­das con mo­ti­vos na­vi­de­ños.

• LO HA­BI­TUAL ES COLOCARLAS SO­BRE EL PLA­TO, DOBLADAS o en trián­gu­lo, o si aca­so, a la iz­quier­da de los pla­tos.

• HAY QUIEN DI­CE QUE SE CO­LO­CAN A LA DE­RE­CHA,

pe­ro el pro­to­co­lo di­ce que a la de­re­cha só­lo se co­lo­can cuan­do ya se han usa­do.

• SI DESEAS AÑA­DIR AL­GÚN DE­TA­LLE SO­BRE EL PLA­TO de ca­da in­vi­ta­do, la ser­vi­lle­ta se co­lo­ca a la iz­quier­da.

EL CEN­TRO DE ME­SA PA­RA NA­VI­DAD

Pue­des for­mar­lo con pi­ñas, flo­res se­cas y al­gu­nas ve­las. Al fi­nal qui­zá ter­mi­ne en otro la­do por la fal­ta de es­pa­cio a la ho­ra de ser­vir la me­sa, pe­ro ver­lo al ini­cio de­co­ran­do la me­sa, da­rá a tus in­vi­ta­dos una sen­sa­ción de ca­li­dez. EL OR­DEN DE LOS PLA­TOS

• EN PRI­MER LU­GAR SE CO­LO­CA EL PLA­TO BA­SE, Y TEN

en cuen­ta que si lle­va al­gún ti­po de di­bu­jo o es­tam­pa­do, es­te de­be­rá es­tar cen­tra­do jus­to en la par­te fron­tal más pe­ga­da a la co­pa.

• EN­CI­MA DEL PLA­TO BA­SE SE IRÁN CO­LO­CAN­DO LOS

res­tan­tes pla­tos a me­di­da que se sir­van.

• A LA IZ­QUIER­DA, EN LA ES­QUI­NA SU­PE­RIOR SE CO­LO­CA el pla­to pa­ra el pan con su co­rres­pon­dien­te cu­chi­lli­to, y un pla­to pe­que­ño a fin de evi­tar que las mi­ga­jas cai­gan al man­tel. Si que­re­mos po­ner man­te­qui­lla, en­ton­ces ha­brá qué po­ner un pla­to pe­que­ño a la de­re­cha, en la es­qui­na su­pe­rior tam­bién, con un pe­que­ña pa­la pa­ra un­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.