PI­FIA EN CA­SO CAMPO ALGODONERO

Eduar­do Chá­vez Ma­rín, pre­so des­de 2011 y acu­sa­do de la muer­te de Es­me­ral­da He­rre­ra, se­rá de­ja­do en li­ber­tad por fal­ta de prue­bas

El Diario de Juárez - - PORTADA - Luz del Car­men So­sa / El Dia­rio lso­sa@re­dac­cion.dia­rio.com.mx

Por fal­ta de prue­bas, tum­ba juez sen­ten­cia a acu­sa­do del ho­mi­ci­dio de Es­me­ral­da He­rre­ra Tras más de seis años en la cár­cel y dos fa­llos im­pug­na­dos, Eduar­do Chá­vez que­da­rá li­bre

Ir­ma Mon­real, ma­dre de Es­me­ral­da He­rre­ra Mon­real, quien con­ta­ba con 15 años de edad cuan­do des­apa­re­ció el 29 de oc­tu­bre del 2001 y fue lo­ca­li­za­da muer­ta el 6 de no­viem­bre de ese mis­mo año en el campo algodonero, ayer fue no­ti­fi­ca­da de la re­so­lu­ción que deja en li­ber­tad a Eduar­do Chá­vez Ma­rín, acu­sa­do por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do del cri­men de la ado­les­cen­te.

En 2016 el acu­sa­do fue sen­ten­cia­do a 40 años de pri­sión. El fa­llo con­de­na­to­rio y la pe­na fue­ron emi­ti­das en con­tra de Eduar­do Chá­vez Ma­rín el 30 de sep­tiem­bre de ese año por par­te del juez Pri­me­ro de Eje­cu­ción de Pe­nas y Sis­te­ma Tra­di­cio­nal, Ru­bén Efrén Ra­mí­rez San­ti­llán, al re­sol­ver la cau­sa pe­nal 4-21/11.

El acu­sa­do pos­te­rior­men­te ape­ló la sen­ten­cia que fue ra­ti­fi­ca­da en una se­gun­da ins­tan­cia.

Chá­vez Ma­rín se in­con­for­mó y lle­vó su ca­so an­te la Ter­ce­ra Sa­la Pe­nal Re­gio­nal y la jue­za Do­ra Imelda Ro­drí­guez Díaz re­sol­vió que no es cul­pa­ble del de­li­to que le impu­tan y or­de­nó su li­ber­tad el pa­sa­do lu­nes 12 de mar­zo.

Ayer la fa­mi­lia de la víc­ti­ma fue no­ti­fi­ca­da del fa­llo ju­di­cial y es­te miér­co­les Eduar­do Chá­vez Ma­rín aban­do­na­rá el Ce­re­so Es­ta­tal nú­me­ro 3.

Años atrás y lue­go del arres­to de Chá­vez Ma­rín, el en­ton­ces fis­cal Jor­ge González Ni­co­lás afir­ma­ba que con esa cap­tu­ra da­ban cum­pli­mien­to, só­lo en par­te, a la sen­ten­cia emi­ti­da por la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos por el lla­ma­do ca­so González o Campo Algodonero.

“Esa es la gran men­ti­ra”, di­ce Ivon­ne Men­do­za Sa­la­zar, coor­di­na­do­ra de ca­sos de fe­mi­ni­ci­dio del Cen­tro pa­ra el Desa­rro­llo In­te­gral de la Mu­jer

(Ce­di­mac), quien re­pre­sen­ta a Ir­ma Mon­real y ex­pli­ca que por se­gun­da vez el Es­ta­do fa­lla en la búsqueda de la jus­ti­cia y la ver­dad pa­ra Bren­da Es­me­ral­da He­rre­ra Mon­real.

El ca­so

Bren­da Es­me­ral­da He­rre­ra Mon­real ape­nas te­nía 15 años cuan­do des­apa­re­ció el 29 de oc­tu­bre del 2001. Pe­se a su mi­no­ría de edad ella, sa­lió de su ca­sa, ubi­ca­da en la co­lo­nia Gran­jas de Cha­pul­te­pec, pa­ra ir a la ca­sa don­de tra­ba­ja­ba en la lim­pie­za do­més­ti­ca cer­ca del cen­tro co­mer­cial Co­lo­so Va­lle.

El cuer­po de Bren­da Es­me­ral­da fue en­con­tra­do el mar­tes 6 de no­viem­bre de ese mis­mo año en el pre­dio algodonero y días des­pués su fa­mi­lia re­co­no­ció la ro­pa que por­ta­ba.

En ese te­rreno, ubi­ca­do en las ave­ni­das Ejér­ci­to Na­cio­nal y Pa­seo de la Vic­to­ria, se des­cu­brie­ron los res­tos de ocho per­so­nas del se­xo fe­me­nino, de los cua­les tres se en­tre­ga­ron y se­pul­ta­ron en pan­teo­nes de es­ta ciu­dad, en­tre ellos el de Bren­da Es­me­ral­da.

Por es­tos ase­si­na­tos es­tu­vie­ron pre­sos Víc­tor Ja­vier Gar­cía Uri­be, alias “El Ce­ri­llo”, y Gustavo González Me­za, “La Fo­ca”, quien mu­rió en la cár­cel.

“El Ce­ri­llo” fue sen­ten­cia­do en el 2004 a 50 años de pri­sión, pe­ro un ma­gis­tra­do le re­vo­có la con­de­na y or­de­nó su in­me­dia­ta li­ber­tad, sien­do és­ta efec­ti­va el 14 de ju­lio de 2005.

Am­bos fue­ron acu­sa­dos de los ho­mi­ci­dios de Gua­da­lu­pe Lu­na de la Ro­sa, Ve­ró­ni­ca Mar­tí­nez Her­nán­dez, Bár­ba­ra Ara­ce­li Mar­tí­nez Ra­mos, May­ra Ju­lia­na Re­yes So­lís, Lau­ra Be­re­ni­ce Ra­mos Monárrez, Clau­dia Ivet­te González Ban­da, Bren­da Es­me­ral­da He­rre­ra Mon­real y Ma­ría de los Ángeles Acos­ta.

An­tes de mo­rir “La Fo­ca” y “El Ce­ri­llo” se­ña­la­ron co­mo res­pon­sa­ble de la de­ten­ción y mal­tra­to a Ale­jan­dro Cas­tro Va­lles, quien era pri­mer co­man­dan­te de la Po­li­cía Ju­di­cial de Chihuahua, pe­ro que no fue in­ves­ti­ga­do.

A Cas­tro Va­lles se le li­gó ex­trao­fi­cial­men­te a las des­apa­ri­cio­nes for­za­das rea­li­za­das por agen­tes ju­di­cia­les al ser­vi­cio del Cár­tel de Si­na­loa. Las víc­ti­mas fue­ron in­hu­ma­das, se­gún ha tras­cen­di­do en el eji­do Je­sús Carranza y Juá­rez y Re­for­ma, don­de ac­tual­men­te se siguen rea­li­zan­do ex­hu­ma­cio­nes.

El nom­bre de eduar­do chá vez ma­rín sur­ge cuan­do los in­ves­ti­ga­do­res hur­gan en el en­torno fa­mi­liar de Bren­da Es­me­ral­da y la ma­dre re­fie­re que Chá­vez Ma­rín la­bo­ra en un ta­ller cer­cano a la ca­sa don­de tra­ba­ja­ba Bren­da Es­me­ral­da. Eduar­do em­pe­zó a cor­te­jar a la ado­les­cen­te, se­gún le con­fió ella a su ma­dre y eso fue lo que Ir­ma le di­jo a los agen­tes.

Eso bas­tó pa­ra que lo acu­sa­ran de un cri­men sin la más mí­ni­ma evi­den­cia, ex­pli­ca Ivon­ne Men­do­za que re­prue­ba la crea­ción de chi­vos ex­pia­to­rios por par­te de los agen­tes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ads­cri­to a la Uni­dad In­ves­ti­ga­do­ra de Ho­mi­ci­dios de Mu­je­res.

Er­nes­to sal­drá ab­suel­to de la cár­cel es­te miér­co­les, dos mil 292 días des­pués de ser pre­sen­ta­do y ex­hi­bi­do co­mo cri­mi­nal por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do.

“La ma­dre la­men­ta mu­cho es­ta si­tua­ción, por­que el ca­so fue ce­rra­do y du­ran­te to­dos es­tos años no se in­ves­ti­gó quién ase­si­nó a Bren­da Es­me­ral­da, una de las ocho víc­ti­mas del ca­so Campo Algodonero. Por es­tas muer­tes de mu­je­res hay más per­so­nas de­te­ni­das de las que se du­da su par­ti­ci­pa­ción en esos he­chos”, ase­ve­ra la abo­ga­da.

En el ca­so del ase­si­na­to de Bren­da Es­me­ral­da es­tu­vo sus­pen­di­da su in­ves­ti­ga­ción y quien pier­de es la fa­mi­lia, pier­de la víc­ti­ma a su derecho de lle­gar a la ver­dad y la jus­ti­cia, pier­de quien es­tu­vo pre­so sien­do inocen­te y quien nun­ca pier­de es la Fis­ca­lía; ahí no pa­sa na­da, si­gue ha­bien­do es­tos ca­sos fa­bri­ca­dos y ahí no pa­sa na­da, no hay fun­cio­na­rios san­cio­na­dos, no hay cas­ti­go. Ya no hay cre­di­bi­li­dad en esa ins­ti­tu­ción, afir­ma Men­do­za.

Esa es la gran men­ti­ra” Ivon­ne Men­do­za Sa­la­zar, coor­di­na­do­ra de ca­sos de fe­mi­ni­ci­dio del Cen­tro pa­ra el Desa­rro­llo In­te­gral de la Mu­jer (Ce­di­mac), quien re­pre­sen­ta a Ir­ma Mon­real y ex­pli­ca que por se­gun­da vez el Es­ta­do fa­lla en la búsqueda de la jus­ti­cia y la ver­dad pa­ra Bren­da Es­me­ral­da He­rre­ra Mon­real

Bren­da es­me­ral­da fue se­pul­ta­da en no­viem­bre de 2001

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.