Rue­da el ba­lón

El Diario de Juárez - - OPINIÓN - SER­GIO SAR­MIEN­TO Pe­rio­dis­ta Twit­ter: @Ser­gio­sar­mien­to

To­do lo que sé so­bre la mo­ral y obli­ga­cio­nes de los hom­bres se lo de­bo al fut­bol."

Al­bert Ca­mus

Ciu­dad de Mé­xi­co.- Hoy ro­da­rá el ba­lón en el Es­ta­dio Luzh­ni­ki de Moscú en el pri­mer jue­go de la Co­pa del Mun­do. Ru­sia-ara­bia Sau­di­ta no es el en­fren­ta­mien­to más es­pe­ra­do. Pa­re­ce­ría que se le dio al equi­po an­fi­trión la po­si­bi­li­dad de ob­te­ner una vic­to­ria fá­cil en el jue­go inau­gu­ral de­bi­do a que no se es­pe­ra que lle­gue muy le­jos en el tor­neo. Pe­ro no hay du­da que el Mun­dial se­rá una de las com­pe­ten­cias de­por­ti­vas más vis­tas de la his­to­ria.

La Co­pa de Bra­sil 2014 fue vis­ta en te­le­vi­sión, se­gún la FIFA, por 3 mil 200 mi­llo­nes de per­so­nas. Un po­co más de mil mi­llo­nes pre­sen­cia­ron cuan­do me­nos un mi­nu­to de la fi­nal en­tre Argentina y Ale­ma­nia. Fue­ron 695 mi­llo­nes los que ates­ti­gua­ron por lo me­nos 20 mi­nu­tos de esa fi­nal en ca­sa, 12 por cien­to más que la fi­nal de 2010 en Su­dá­fri­ca en­tre los Paí­ses Ba­jos y Es­pa­ña.

El Su­per Bowl de es­te 2018, en com­pa­ra­ción, tu­vo un pú­bli­co de 103 mi­llo­nes so­lo en Es­ta­dos Uni­dos. En 2015 el jue­go cum­bre del fut­bol ame­ri­cano al­can­zó 160 mi­llo­nes de te­le­vi­den­tes en el mun­do (Reuters). És­te si­gue sien­do un de­por­te fun­da­men­tal­men­te es­ta­dou­ni­den­se.

El ne­go­cio de la Co­pa del Mun­do es enor­me, tan­to que re­sul­ta di­fí­cil de es­ti­mar. En Bra­sil 2014 la FIFA ob­tu­vo 2 mil 400 mi­llo­nes de dó­la­res en de­re­chos de te­le­vi­sión, mil 600 mi­llo­nes en pa­tro­ci­nios y 527 mi­llo­nes en en­tra­das a los es­ta­dios. Pe­ro hay mu­chos otros ne­go­cios al­re­de­dor del fut­bol y de la Co­pa. Se­gún Tien­deo. mx, na­da más los me­xi­ca­nos con­su­mi­rán du­ran­te el Mun­dial 4 mil mi­llo­nes de la­tas de cer­ve­zas. ¡Ima­gi­ne us­ted las ci­fras de to­do el pla­ne­ta!

Qui­zá la Co­pa sea un buen ne­go­cio pa­ra la FIFA o pa­ra las cer­ve­ce­ras, pe­ro no ne­ce­sa­ria­men­te pa­ra el país an­fi­trión. A Bra­sil el tor­neo de 2014 le cos­tó 15 mil mi­llo­nes de dó­la­res, la ma­yor par­te di­ne­ro pú­bli­co (Reuters). Mu­chos de los es­ta­dios e ins­ta­la­cio­nes que se cons­tru­ye­ron o re­no­va­ron se han con­ver­ti­do en ele­fan­tes blan­cos, co­mo cua­tro años an­tes en Su­dá­fri­ca. Los Mun­dia­les son pro­yec­tos que bus­can be­ne­fi­ciar a los po­lí­ti­cos, pe­ro no a la po­bla­ción. Lula im­pul­só la Co­pa de 2014 y los Jue­gos Olím­pi­cos de 2016 pa­ra fa­vo­re­cer su ima­gen, pe­ro el dis­pen­dio fue una de las ra­zo­nes de la cri­sis eco­nó­mi­ca que he­re­dó su su­ce­so­ra Dil­ma Rous­seff. Es­pe­re­mos que la Co­pa 2026 que organizarán Ca­na­dá, Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co sea dis­tin­ta.

Los de­por­tes se han con­ver­ti­do en una de las ac­ti­vi­da­des más po­pu­la­res del pla­ne­ta. Los in­gre­sos de los de­por­tis­tas de hoy son im­pre­sio­nan­tes. Un Ra­fael Na­dal o un Leb­ron Ja­mes re­ci­ben can­ti­da­des que los de­por­tis­tas del pa­sa­do no ha­brían po­di­do si­quie­ra so­ñar. Pe­ro nin­gún de­por­te es más po­pu­lar que el fut­bol. Qui­zá por su sen­ci­llez, es el de­por­te por ex­ce­len­cia en la era de la glo­ba­li­za­ción.

Los me­xi­ca­nos es­ta­re­mos al pen­dien­te de es­ta Co­pa por lo me­nos en los tres pri­me­ros par­ti­dos. Las es­pe­ran­zas de que en el pri­mer par­ti­do nues­tra se­lec­ción, la 14ª del mun­do, de­rro­te a Ale­ma­nia, la pri­me­ra y fa­vo­ri­ta pa­ra ga­nar el Mun­dial, son va­nas, pe­ro hay po­si­bi­li­da­des ra­zo­na­bles de sa­lir ade­lan­te en los en­cuen­tros con Co­rea del Sur y Sue­cia pa­ra ca­li­fi­car a un cuar­to par­ti­do. Es po­si­ble que has­ta ahí lle­gue la aven­tu­ra. Al fi­nal ha­brá las re­cri­mi­na­cio­nes de siem­pre, se­rá des­pe­di­do el di­rec­tor téc­ni­co y em­pe­za­re­mos de nue­vo.

El ba­lón, sin em­bar­go, ro­da­rá con equi­dad. Por eso as­pi­ra­mos a la ci­ma. No so­mos los úni­cos. Ése es el en­can­to del fut­bol y la ra­zón por la cual más de 3 mil mi­llo­nes de per­so­nas ve­rán cuan­do me­nos un frag­men­to de un par­ti­do. El fut­bol es es­pe­ran­za.

Sin gua­ya­be­ra

Me­nu­dea­ron los ata­ques per­so­na­les y fal­ta­ron tan­to las pro­pues­tas rea­lis­tas co­mo las gua­ya­be­ras. La cam­pa­ña elec­to­ral es­tá al­can­zan­do un na­dir. Las acu­sa­cio­nes que se in­ter­cam­bian los can­di­da­tos no pa­re­cen te­ner sus­ten­to. La di­fa­ma­ción se ha aba­ra­ta­do y ha arras­tra­do a to­dos al fan­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.