PE­SE A RIES­GOS, RE­CU­RREN A ‘PI­RA­TAS’

Al­gu­nos jua­ren­ses pre­fie­ren lo eco­nó­mi­co, aun­que han te­ni­do ma­las ex­pe­rien­cias con es­te ti­po de trans­por­te

El Diario de Juárez - - SEGURIDAD - Verónica Do­mín­guez / El Dia­rio vdo­min­[email protected]­dac­cion.dia­rio.com.mx

Pe­se a que hay un ries­go de viajar en ca­mio­nes pi­ra­tas, jua­ren­ses si­guen uti­li­zan­do esa al­ter­na­ti­va de trans­por­te in­se­gu­ro por ser más eco­nó­mi­co y rá­pi­do, di­je­ron al­gu­nos usua­rios.

Aun­que ha­ce dos años, Ma­ría del Re­fu­gio Ru­bio su­frió una ma­la ex­pe­rien­cia al viajar en un au­to­bús de una em­pre­sa de trans­por­te que se anun­cia en la zo­na Cen­tro, ayer bus­ca­ba un bo­le­to pa­ra un fa­mi­liar que via­ja­ría a Gómez Pa­la­cio, Du­ran­go.

“Ya ve­nía­mos por Sa­ma­la­yu­ca, y el ca­mión se ve­nía in­cen­dian­do por aba­jo, el cho­fer no se que­ría pa­rar, pe­ro la gen­te le em­pe­za­ra de­cir que se pa­ra­ra a ver qué pa­sa­ba o en­tre to­dos lo ba­ja­rían a él”, re­cor­dó Ru­bio.

De­bi­do a la si­tua­ción des­agra­da­ble que pa­só Ru­bio, por pre­cau­ción pre­fie­re viajar en au­to­mó­vil o

bus­car una em­pre­sa que le ofrez­ca se­gu­ro de vi­da y que es­té buen acon­di­cio­na­do.

“Me sa­le más ca­ro ir en ca­rro, pe­ro pre­fie­ro no arries­gar­me tan­to, la vez pa­sa­da lo hi­ce por­que se mu­rió mi ma­má, por eso qui­se ir­me rá­pi­do, pe­ro ni al­can­cé lu­gar, tu­ve que ir­me pa­ra­da, y de re­gre­so na­die nos hi­zo ca­so, no lle­gó nin­gu­na au­to­ri­dad pa­ra ver el ac­ci­den­te que nos pa­só, ca­si nos que­ma­mos”, ma­ni­fes­tó la en­tre­vis­ta­da.

“Aho­ra ya me subo al ca­mión a re­vi­sar que es­té có­mo­do, es me­jor te­ner pre­cau­ción, ya aga­rré ex­pe­rien­cia, con ese ac­ci­den­te que pa­só”, ase­gu­ró Ru­bio.

Pa­ra Ro­sa­rio Con­tre­ras es co­mún viajar ca­da año a To­rreón en los au­to­bu­ses que le ofrez­can un me­jor pre­cio.

“Yo siem­pre ven­go al cen­tro, aho­rro unos pe­si­tos pa­ra cuan­do lle­gan las va­ca­cio­nes ir avis­tar a uno de mis hi­jos, siem­pre tra­to de jun­tar unos tres mil pe­sos, más va­le que so­bre”, co­men­tó Con­tre­ras.

Aña­dió que ge­ne­ral­men­te va a va­rias agencias pa­ra bus­car un aho­rro, por­que en la in­dus­tria ma­qui­la­do­ra en la que tra­ba­ja ga­na un sa­la­rio de 1 mil pe­sos se­ma­na­les.

“A ve­ces los pre­cios va­rían, el año pa­sa­do pa­gue mil 500 pe­sos de ida y vuel­ta, me fui en un ca­món sin ai­re, fue muy feo ir así, por eso an­do bus­can­do otro lu­gar y tam­bién pre­gun­to to­do, si tie­ne se­gu­ro, aun­que yo sé que a ve­ces ni res­pon­den si le pa­sa a uno al­go”, aña­dió Con­tre­ras.

An­drés Ji­mé­nez, de 58 años, una emer­gen­cia fa­mi­liar lo ori­lló a bus­car un ser­vi­cio de trans­por­te eco­nó­mi­co y que sa­lie­ra a Du­ran­go lo an­tes po­si­ble.

“Es la pri­me­ra vez que me voy a atre­ver a ir­me en uno de es­tos, hay me en­co­men­dé a Dios, ya ve que nun­ca fal­ta que pa­se al­go, pe­ro no me que­da de otra, to­da­vía an­do bus­can­do el más ba­ra­to, trai­go dos mil pe­si­tos, es por emer­gen­cia que vie­ne aquí”, ase­gu­ró Ji­mé­nez.

El je­fe de Pro­tec­ción Ci­vil, Efrén Matamoros, sa­lu­da a uno de los tra­ba­ja­do­res del de­par­ta­men­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.