ALAIN PROST

El ex pi­lo­to ga­lo con­si­de­ra que ac­tual­men­te se pue­de co­rrer en di­fe­ren­tes ca­te­go­rías siem­pre que las cir­cuns­tan­cias lo per­mi­tan. Con­fie­sa que en su mo­men­to tu­vo una ofer­ta pa­ra ha­cer­lo pe­ro su con­tra­to se lo prohi­bió

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

So­ñar con la ca­rre­ra más re­nom­bra­da del mun­do o co­no­cer la promesa que hi­zo a su equi­po son dos his­to­rias que el múl­ti­ple cam­peón fran­cés nos cuen­ta.

Alain Prost es un pi­lo­to fran­cés re­cor­da­do por su pe­cu­liar es­ti­lo de ma­ne­jo y por las gran­des ba­ta­llas que tu­vo fren­te al bra­si­le­ño Ayr­ton Sen­na. Na­die ha po­di­do igua­lar su fi­ne­za al vo­lan­te, la for­ma de tra­zar las cur­vas pa­ra ob­te­ner el me­jor ren­di­mien­to de su mo­no­pla­za, así co­mo la in­te­li­gen­cia con la que pre­pa­ra­ba la es­tra­te­gia pa­ra ca­da ca­rre­ra.

El fran­cés po­see en su ré­cord per­so­nal 51 vic­to­rias en la For­mu­la 1, 106 po­dios y 33 Po­le Po­si­tion. En una char­la con los me­dios es­pe­cia­li­za­dos in­vi­ta­dos por la es­cu­de­ría Re­nault, tu­ve la opor­tu­ni­dad de ha­cer­le un par de pre­gun­tas y ser tes­ti­go de la emo­ción en su ros­tro cuan­do re­cor­dó dos he­chos im­por­tan­tes en su ca­rre­ra.

El pri­me­ro fue el 24 de ju­nio de 1990, cuan­do se lle­vó a ca­bo el Gran Pre­mio de Mé­xi­co, año en el que ha­bía fir­ma­do pa­ra Fe­rra­ri. Los afi­cio­na­dos a la má­xi­ma ca­te­go­ría aún re­cuer­dan que arran­có en el pues­to 13 lue­go de idear una gran es­tra­te­gia. Así me lo con­tó Prost: “En aque­lla épo­ca, se ca­li­fi­ca­ba con llan­tas es­pe­cí­fi­cas, pe­ro yo de­ci­dí ha­cer­lo con me­jo­res neu­má­ti­cos (pa­ra ca­rre­ra). Re­cuer­do que es­ta­ba muy con­cen­tra­do en el set up pa­ra la ca­rre­ra y pen­sé que po­dría ca­li­fi­car sex­to o sép­ti­mo, pe­ro lo hi­ce en de­ci­mo­ter­ce­ro. Co­mo sea, es­ta­ba se­gu­ro de que po­dría ga­nar esa ca­rre­ra”, re­cor­dó.

No en vano Prost la ca­li­fi­ca co­mo la me­jor de su vi­da no só­lo por la po­si­ción en la que arran­có sino por el am­bien­te a su al­re­de­dor: “Des­pués de la ca­li­fi­ca­ción re­cuer­do que le fir­mé un pa­pel a mi equi­po (Fe­rra­ri), en don­de les pro­me­tí que ga­na­ría la ca­rre­ra por­que na­die con­fió en mí. Por eso es mi me­jor ca­rre­ra”, aña­dió. Lue­go de arran­car co­men­zó a re­ba­sar a sus com­pe­ti­do­res uno a uno, sin que na­die pu­die­ra en­fren­tar­lo: “Fue un gran mo­men­to pa­ra los es­pec­ta­do­res, al fi­nal de la pri­me­ra vuel­ta yo es­ta­ba 14, pe­ro no ha­bía un so­lo au­to que me de­tu­vie­ra y cuan­do re­ba­sé a Sen­na, Man­sell y a ca­da uno de ellos fue muy emo­ti­vo. Por mu­cho la me­jor ca­rre­ra”, ex­pre­só el fran­cés cla­ra­men­te emo­cio­na­do por re­cor­dar aquel Gran Pre­mio.

LE MANS, IM­PO­SI­BLE

Co­mo sa­bes, hoy exis­ten pi­lo­tos en ac­ti­vo que han co­rri­do en otros se­ria­les co­mo Ni­co Hul­ken­berg, ga­na­dor de las 24 Ho­ras de Le Mans, o Fer­nan­do Alon­so, que par­ti­ci­pó en las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis. Pa­ra Alain Prost, es

po­si­ble siem­pre que se pre­sen­ten di­fe­ren­tes fac­to­res. “Fer­nan­do lo hi­zo el año pa­sa­do, pe­ro tam­bién por­que el equi­po no era com­pe­ti­ti­vo y no es­ta­ba pe­lean­do por cam­peo­na­to y si no lo es­tás ha­cien­do (…) yo no creo que Le­wis lo ha­ría o que Se­bas­tian to­ma­ra la de­ci­sión de ha­cer­lo. Es muy di­fí­cil ad­mi­nis­trar am­bas co­sas. Tal vez pue­das ha­cer­lo una vez en tu vi­da co­mo lo hi­zo Fer­nan­do, ¿por qué no?, pe­ro eso creo que fue ex­cep­cio­nal. No creo que po­da­mos ver­lo fre­cuen­te­men­te”.

Re­ve­ló que en al­gún mo­men­to tu­vo la opor­tu­ni­dad de co­rrer en otra ca­te­go­ría al mis­mo tiem­po que era pi­lo­to en ac­ti­vo de la F1, pe­ro que fue im­po­si­ble: “Cuan­do yo es­ta­ba ba­jo con­tra­to no po­día ha­cer na­da más. Re­cuer­do que una vez pre­gun­té si po­día co­rrer las 24 Ho­ras de Le Mans y la res­pues­ta fue no. En esa épo­ca, no te­nías opor­tu­ni­dad de es­quiar o prac­ti­car al­gún otro de­por­te. Así que fue un pe­rio­do di­fí­cil, un pe­rio­do di­fe­ren­te al pre­sen­te. Pe­ro una vez más, si quie­res ser cam­peón del mun­do, de­bes con­cen­trar­te en lo que es­tás ha­cien­do”.

Des­pués de la ca­li­fi­ca­ción re­cuer­do que le fir­mé un pa­pel a mi equi­po (Fe­rra­ri), en don­de les pro­me­tí que ga­na­ría la ca­rre­ra por­que na­die con­fió en mi.” Alain Prost, Ase­sor es­pe­cial de Re­nault Sport.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.