SIEM­PRE es po­si­ble

El 992 de­mues­tra que en to­do mo­men­to hay mar­gen de su­pera­ción. La oc­ta­va en­tre­ga del coupé ale­mán dic­ta el ca­mino a se­guir.

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Co­mo te lo con­té en la úl­ti­ma edi­ción, el “nue­ve on­ce” fue uno de los más ad­mi­ra­dos, ova­cio­na­dos y fo­to­gra­fia­dos del Au­to Show de Los Án­ge­les. No fue pa­ra me­nos, su desa­rro­llo mar­ca la evo­lu­ción de ca­si cual­quier de­por­ti­vo en el mun­do sin men­cio­nar que ca­da año se su­man mi­les de cre­yen­tes a su mi­to co­mo el coupé más irre­sis­ti­ble del mer­ca­do.

CÓ­DI­GO 992

La oc­ta­va ge­ne­ra­ción echa mano de una nue­va pla­ta­for­ma que le con­fie­re ca­rac­te­rís­ti­cas úni­cas co­mo una re­duc­ción de pe­so, la uti­li­za­ción de ma­te­ria­les más re­sis­ten­tes y li­ge­ros, nue­vas me­di­das así co­mo nue­vos com­po­nen­tes me­cá­ni­cos. Pa­ra el ex­te­rior es ne­ce­sa­rio co­men­zar con que las al­te­ra­cio­nes de es­ta nue­va en­tre­ga afec­tan por aho­ra a los mo­de­los Ca­rre­ras S y Ca­rre­ra 4S. Pa­ra el mo­de­lo con trac­ción en las cua­tro rue­das au­men­tó en 44 mi­lí­me­tros el an­cho de vía pa­ra el eje pos­te­rior mien­tras que pa­ra el de­lan­te­ro la ci­fra au­men­ta en 45 mi­lí­me­tros; es­ta ci­fra es co­mún pa­ra am­bas ver­sio­nes. Pa­ra el de­par­ta­men­to de desa­rro­llo de Pors­che la oc­ta­va ge­ne­ra­ción tie­ne el có­di­go 992.

Es­to es in­di­ca­ti­vo de que to­do el pa­que­te se no­ta­rá más agre­si­vo: más an­cho y más cer­ca del pi­so. En esos cam­bios que obe­de­cen por com­ple­to a las ade­cua­cio­nes me­cá­ni­cas es­tán los que res­pon­den al di­se­ño pa­ra man­te­ner­lo vi­gen­te. En­tre las ade­cua­cio­nes ex­te­rio­res re­sal­tan el sis­te­ma de ilu- mi­na­ción led pa­ra to­das las lu­ces, di­men­sio­nes que lo ha­cen más lar­go, an­cho y ba­jo que su an­te­ce­sor (sin va­riar la dis­tan­cia en­tre ejes), al igual que mo­di­fi­ca­cio­nes al fren­te y en la par­te tra­se­ra que me­jo­ran la in­ci­den­cia ae­ro­di­ná­mi­ca.

En el co­fre Pors­che se­ña­la mo­di­fi­ca­cio­nes que tie­nen que ver con dos lí­neas gra­ba­das co­mo un dis­cre­to tri­bu­to al mo­de­lo que ini­ció es­tá di­nas­tía. Los cam­bios en la par­te ba­ja de la fas­cia se cen­tran en ma­yo­res di­men­sio­nes pa­ra las en­tra­das de ai­re, una so­lu­ción que lo ha­ce ver más an­cho y que fue ne­ce­sa­ria pa­ra al­ber­ga la ma­yor dis­tan­cia en­tre vía de­lan­te­ra. Otro apar­ta­do que abo­na a su ima­gen fres­ca es el de la ilu­mi­na­ción por­que aho­ra to­das las lu­ces uti­li­zan led, lo que per­mi­te aho­rrar ener­gía y ju­gar con di­fe­ren­tes for­mas gra­cias a su me­nor ta­ma­ño. Las lu­ces de­lan­te­ras se no­tan dis­tin­tas gra­cias a su con­fi­gu­ra­ción in­te­rior que aho­ra echa mano de 84 dio­dos lu­mi­no­sos. Pa­ra la par­te tra­se­ra su iden­ti­dad se man­tie­ne in­tac­ta y las for­mas de las lu­ces res­pon­den fiel­men­te al es­pí­ri­tu ori­gi­nal del 911. Las mo­di­fi­ca­cio­nes se cen­tran en nue­vas sa­li­das de es­ca­pe así co­mo en la ter­ce­ra luz de freno que aho­ra se adap­ta a la for­ma de la re­ji­lla de la cu­bier­ta del mo­tor.

AC­TUAL SIN SER DI­FE­REN­TE

Pa­ra el in­te­rior ha­brá que adap­tar­se al re­di­se­ño por­que has­ta la ge­ne­ra­ción an­te­rior pa­re­cía no ha­ber cam­bios tan sig­ni­fi­ca­ti­vos co­mo ocu­rre en es­ta oc­ta­va ge­ne­ra­ción. El

clús­ter man­tie­ne la con­fi­gu­ra­ción de los tres dia­les en don­de el del cen­tro res­pon­de al ta­có­me­tro, co­mo siem­pre ha ocu­rri­do. Los dos res­tan­tes se man­tie­nen co­mo cen­tros de in­for­ma­ción di­gi­ta­les que pro­yec­tan lo re­ca­ba­do por sis­te­mas co­mo las di­fe­ren­tes asis­ten­cias al con­duc­tor, la na­ve­ga­ción o el au­dio. Es ne­ce­sa­rio se­ña­lar que en­tre las nue­vas he­rra­mien­tas del sis­te­ma de na­ve­ga­ción es­tán su ca­pa­ci­dad pa­ra co­nec­tar­se a la red pú­bli­ca pa­ra mo­ni­to­rear en to­do mo­men­to el es­ta­do del trán­si­to por lo que po­drá ade­cuar la ru­ta pa­ra evi­tar atas­cos, ac­ci­den­tes o zo­nas de pe­li­gro que se pre­sen­ten en el úl­ti­mo mo­men­to.

El ta­ble­ro tam­bién su­frió una ac­tua­li­za­ción pe­ro sin per­der las lí­neas prin­ci­pa­les que obli­gan a la vis­ta a ir ha­cia el cen­tro de ellas por lo que sir­ven co­mo mar­co pa­ra la pan­ta­lla de 10.9” que a su vez fun­cio­na co­mo cen­tro del man­do pa­ra el Pors­che Com­mu­ni­ca­tion Ma­na­ge­ment. La re­con­fi­gu­ra­ción más drás­ti­ca es­tá en la con­so­la cen­tral en don­de la pa­lan­ca de cam­bios se­rá un pun­to de con­fron­ta­ción en­tre clien­tes y pro­pie­ta­rios por­que aho­ra es más pe­que­ña sin re­co­rri­do al ser ti­po “im­pu­sio­nal”, es de­cir, só­lo es ne­ce­sa­rio pre­sio­nar un bo­tón e in­cli­nar­la ha­cia aba­jo o arri­ba has­ta en­con­trar la mar­cha desea­da. A ello hay que su­mar que to­dos los bo­to­nes que es­ta­ban co­lo­ca­dos al­re­de­dor de la pa­lan­ca de ve­lo­ci­da­des aho­ra es­tán or­ga­ni­za­dos al pie de la pan­ta­lla cen­tral.

Pa­ra es­ta oc­ta­va ge­ne­ra­ción se in­cor­po­ran tres nue­vos sis­te­mas que au­men­tan la se­gu­ri­dad de los ocu­pan­tes. El pri­me­ro es el pro­gra­ma Wet que de for­ma au­to­má­ti­ca de­tec­ta la pre­sen­cia de agua so­bre el pa­vi­men­to pa­ra aler­tar a otros sis­te­mas y re­du­cir su tiem­po de res­pues­ta. El se­gun­do es un asis­ten­te de ad­ver­ten­cia y fre­na­do, que me­dian­te cá­ma­ras y ra­da­res es ca­paz de de­tec­tar obs­tácu­los en el ca­mino, co­mo pea­to­nes o vehícu­los, y de­ter­mi­nar si exis­te un ries­go de co­li­sión; de ha­ber­lo emi­te una ad­ver­ten­cia. De no ser aten­di­da es ca­paz de fre­nar au­to­má­ti­ca­men­te. El ter­ce­ro se ofre­ce co­mo op­ción y es una cá­ma­ra de vi­sión noc­tur­na ter­mo­grá­fi­ca.

MÁS CA­BA­LLOS

Las ade­cua­cio­nes en tér­mi­nos de in­ge­nie­ría le per­mi­ten una ma­yor en­tre­ga de po­ten­cia, me­nor con­su­mo y la re­duc­ción en las emi­sio­nes de con­ta­mi­nan­tes. En pri­mer lu­gar se uti­li­zan tur­bo­com­pre­so­res más gran­des, sus ro­to­res gi­ran en sen­ti­do opues­to y sus di­men­sio­nes se acre­cen­ta­ron, con lo que es ca­paz de au­men­tar el cau­dal de ai­re que en­tra a la cá­ma­ra de com­pren­sión. Le si­guen un nue­vo sis­te­ma de refrigeración pa­ra el ai­re que en­tra a los tur­bo­com­pre­so­res y con ma­yor ca­pa­ci­dad, el uso por pri­me­ra vez de vál­vu­las de in­yec­ción pie­zo­eléc­tri­cas así co­mo una me­jo­ra en el sis­te­ma Va­rioCam Plus en el que por pri­me­ra vez se uti­li­zan ár­bo­les de le­vas asi­mé­tri­cos que gra­cias a su di­se­ño dis­tri­bu­yen de me­jor for­ma el com­bus­ti­ble y así re­du­ce el con­su­mo.

To­das es­tas mo­di­fi­ca­cio­nes dan co­mo re­sul­ta­do una me­jo­ra en la po­ten­cia al in­cre­men­tar en 30 CV y al­can­zar 450 CV a un ré­gi­men má­xi­mo de 6,500 rpm. Por su par­te el par mo­tor ga­nó 30 Nm pa­ra lle­gar a 530 Nm. La trans­mi­sión aho­ra es de do­ble em­bra­gue (PDK) con 8 re­la­cio­nes, y se eli­mi­na la op­ción de la ma­nual de 7 re­la­cio­nes.

Más alu­mi­nio y ma­te­ria­les más re­sis­ten­tes pe­ro más li­ge­ros es­tán pre­sen­tes en el 992

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.