La po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca del pró­xi­mo pre­si­den­te

El Economista (México) - Estrategias - - ACTIVOS NETOS -

En épo­ca elec­to­ral, los te­mas eco­nó­mi­cos ge­ne­ran es­pe­cial in­te­rés en­tre los vo­tan­tes. Fa­mi­lias en­te­ras se di­vi­den en­tre quie­nes apo­yan a unos y a otros can­di­da­tos. Ana­lis­tas po­lí­ti­cos de­ba­ten en­tre sí y, ca­da vez más, la co­mu­ni­dad par­ti­ci­pa en los es­pa­cios pú­bli­cos que per­mi­ten las re­des so­cia­les.

No es ra­ro ver que quie­nes par­ti­ci­pan en es­ta po­lé­mi­ca ase­gu­ren que la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de su can­di­da­to es me­jor que la del de al la­do. Des­de la con­ve­nien­cia o no de man­te­ner el nue­vo ae­ro­puer­to de la Ciu­dad de Mé­xi­co en su lu­gar, has­ta la re­vi­sión de las re­for­mas edu­ca­ti­va y ener­gé­ti­ca, lo que na­die dis­cu­te es la im­por­tan­cia de man­te­ner las va­ria­bles macroeconómicas en es­tric­to or­den.

Di­cho de otra for­ma, es muy po­si­ble en­con­trar te­mas pa­ra los que las di­fe­ren­cias na­tu­ra­les en­tre los can­di­da­tos no en­cuen­tren una so­lu­ción, pe­ro de­fi­ni­ti­va­men­te hay otros pa­ra los que no de­be que­dar la me­nor du­da de que se de­ban man­te­ner.

En es­te sen­ti­do, ha­ce unas se­ma­nas fue po­si­ble ver có­mo dos ins­ti­tu­cio­nes apo­lí­ti­cas die­ron su pun­to de vis­ta so­bre la di­rec­ción que de­be guar­dar la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de quien os­ten­te el car­go de pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca.

Así, la Aso­cia­ción de Ban­cos de Mé­xi­co (ABM) emi­tió un de­cá­lo­go de con­di­cio­nes que, des­de su pers­pec­ti­va, son ne­ce­sa­rias pa­ra lo­grar un desa­rro­llo sus­ten­ta­ble e in­clu­yen­te en los pró­xi­mos años. En­tre los pun­tos que des­ta­can los ban­que­ros del país, se en­cuen­tra: man­te­ner la pru­den­cia en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca y la es­ta­bi­li­dad ma­cro­eco­nó­mi­ca, con­ti­nuar con la au­to­no­mía del ban­co cen­tral con el man­da­to de con­tro­lar la in­fla­ción y man­te­ner unas fi­nan­zas pú­bli­cas sa­nas, un ti­po de cam­bio fle­xi­ble y una eco­no­mía abier­ta al li­bre co­mer­cio.

Lo más pro­ba­ble es que los de­ba­tes en­tre los can­di­da­tos gi­ren en torno a te­mas que irán des­de el com­ba­te a la co­rrup­ción, el im­pul­so a la edu­ca­ción y la se­gu­ri­dad so­cial así co­mo de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos, coo­pe­ra­ción in­ter­na­cio­nal y otros. Des­de un pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, ha­brá que po­ner es­pe­cial aten­ción a lo que di­gan y, so­bre to­do, va­lo­rar no so­la­men­te las pro­pues­tas sino có­mo pro­po­nen lle­var­las a ca­bo sin que ello im­pli­que crear nue­vos im­pues­tos, ele­var los exis­ten­tes o in­cre­men­tar el en­deu­da­mien­to in­terno o ex­terno.

De igual for­ma, la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coo­pe­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE) lan­zó ape­nas el mes pa­sa­do, du­ran­te el Fo­ro OCDE Mé­xi­co 2018 Un fu­tu­ro con cre­ci­mien­to e in­clu­sión, una se­rie de re­co­men­da­cio­nes pa­ra la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción fe­de­ral.

Si bien tra­ta re­co­men­da­cio­nes ge­ne­ra­les, pues van des­de cam­bios en el for­ta­le­ci­mien­to ins­ti­tu­cio­nal y del Es­ta­do de De­re­cho, la con­so­li­da­ción de los go­bier­nos es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, la pues­ta en prác­ti­ca del Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción, el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma ju­di­cial y el com­ba­te a la in­se­gu­ri­dad, lan­zó otras con cor­te so­cial y eco­nó­mi­co, co­mo re­for­mar el sis­te­ma tri­bu­ta­rio pa­ra au­men­tar la re­cau­da­ción y lle­var a ca­bo las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias en sa­lud y edu­ca­ción, re­du­cir la po­bre­za, las de­sigual­da­des, me­jo­rar apo­yos a las fa­mi­lias y te­ner re­des am­plias y efec­ti­vas de pro­tec­ción so­cial.

Tam­bién se pro­nun­ció por se­guir re­for­man­do, me­jo­ran­do y mo­der­ni­zan­do las le­yes, mar­cos re­gu­la­to­rios, po­lí­ti­cas pú­bli­cas y pro­gra­mas del país pro­mo­vi­dos por la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción a tra­vés de las re­for­mas es­truc­tu­ra­les; es de­cir, “avan­zar ha­cia una se­gun­da ola de re­for­mas com­ple­men­ta­rias en otras áreas cla­ve”, co­mo ase­gu­ró el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OCDE, Jo­sé Án­gel Gu­rría.

Las re­co­men­da­cio­nes se pre­sen­tan nor­mal­men­te a los nue­vos go­bier­nos de los paí­ses miem­bros de la OCDE, in­clu­so an­tes de que arran­quen las cam­pa­ñas elec­to­ra­les, a fin de pro­mo­ver el de­ba­te de ideas. És­tas ya fue­ron en­tre­ga­das a los can­di­da­tos y se­rán ellos quie­nes de­ci­dan si las to­man en cuen­ta y si las in­clu­yen en sus pla­ta­for­mas.

Por el bien del país, es­pe­re­mos que sí lo ha­gan y que to­men en se­rio el de­cá­lo­go que tam­bién acu­ñó la ABM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.