¿UNA NUE­VA CRI­SIS?

A 10 AÑOS DE LA GRAN RE­CE­SIÓN, LOS MER­CA­DOS FI­NAN­CIE­ROS RE­PI­TEN SE­ÑA­LES DE ALER­TA.

El Economista (México) - Estrategias - - PORTADA - AL­BA SERVÍN al­ba.ser­vin@ele­co­no­mis­ta.mx

Au­na­do al pro­ce­so elec­to­ral que es­tá vi­vien­do Mé­xi­co y a la in­cer­ti­dum­bre que ge­ne­ra la cris­pi­da re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio con Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN) se su­man se­ña­les que pro­nos­ti­can que el cie­rre del 2018 en ma­te­ria eco­nó­mi­ca se­rá com­pli­ca­do.

El cre­ci­mien­to a ni­vel ré­cord de la deu­da pú­bli­ca fe­de­ral y un apla­na­mien­to en la cur­va de ren­di­mien­tos de las ta­sas de en Mé­xi­co son fac­to­res que po­ten­cian las po­si­bi­li­da­des de que el país en­fren­te en los pró­xi­mos me­ses una re­ce­sión eco­nó­mi­ca.

De acuer­do con es­pe­cia­lis­tas, el mer­ca­do fi­nan­cie­ro es­tá lan­zan­do se­ña­les a los agen­tes que ope­ran en el sec­tor, si­mi­la­res a lo ocu­rri­do pre­vio a la cri­sis eco­nó­mi­ca del 2008, vis­to des­de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

MER­CA­DOS FI­NAN­CIE­ROS

En el mar­co del fo­ro Mer­ca­dos Fi­nan­cie­ros: Ries­gos pa­ra Mé­xi­co, or­ga­ni­za­do por la Fa­cul­tad de Eco­no­mía de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM), el pro­fe­sor Ga­briel Ro­drí­guez Gar­cía se­ña­ló que el acer­ca­mien­to en el spread de ta­sas de cor­to y lar­go pla­zo es­tá ge­ne­ran­do in­cer­ti­dum­bre y des­con­fian­za en­tre los in­ver­sio­nis­tas pa­ra la to­ma de sus de­ci­sio­nes, lo cual es vis­to co­mo una se­ñal de ries­go.

“En Mé­xi­co, cuan­do el spread de las ta­sas de in­te­rés es am­plio es­ta­mos an­te un ci­clo eco­nó­mi­co en ex­pan­sión y au­ge, pe­ro a me­di­da que va dis­mi­nu­yen­do en el tiem­po, el mer­ca­do va re­co­no­cien­do que hay es­trés fi­nan­cie­ro y una po­ten­cial re­ver­sión del ci­clo

eco­nó­mi­co pa­ra pa­sar de au­ge y ex­pan­sión a des­ace­le­ra­ción y re­ce­sión”, ex­pli­có.

Ro­drí­guez Gar­cía re­cor­dó que en el 2008 se vi­vió una si­tua­ción si­mi­lar, don­de fue mar­ca­da la re­duc­ción en el di­fe­ren­cial de ta­sas, lo que pos­te­rior­men­te lle­vó a una cri­sis fi­nan­cie­ra que ini­ció en Es­ta­dos Uni­dos y se ex­pan­dió de ma­ne­ra in­ter­na­cio­nal.

“No es ca­sua­li­dad que a fi­na­les de fe­bre­ro y en la co­rrec­ción del pri­mer tri­mes­tre del 2018 el Dow Jo­nes per­die­ra 400 pun­tos, 200 pun­tos el otro día y el Stan­dard & Poor’s si­guie­ra la mis­ma di­ná­mi­ca. El mer­ca­do fi­nan­cie­ro lan­za se­ña­les a los agen­tes que es­tán ope­ran­do quie­nes ya las de­tec­ta­ron”, se­ña­ló.

“Un in­ver­sio­nis­ta es­tá dis­pues­to a in­ver­tir en el lar­go pla­zo sí só­lo sí se ve com­pen­san­do con una ta­sa ma­yor que la que se otor­ga a cor­to pla­zo; sin em­bar­go, en Mé­xi­co te­ne­mos un pro­ble­ma que em­pe­zó en el 2016 don­de la cur­va de ren­di­mien­tos se em­pe­zó a apla­nar”, di­jo.

El ca­te­drá­ti­co re­fie­re que a tra­vés de los mer­ca­dos se pue­den an­ti­ci­par los ci­clos de la eco­no­mía tan­to na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal y, en es­te sen­ti­do, des­de ha­ce más de cua­tro años tam­bién el mer­ca­do de ca­pi­ta­les en Mé­xi­co mues­tra aler­tas.

“Re­cien­te­men­te, de­cía­mos que, si hu­bié­ra­mos in­ver­ti­do en la BMV com­pran­do en el IPC el día 21 de enero del 2013 y nos hu­bié­ra­mos man­te­ni­do en el tiem­po has­ta hoy, el ren­di­mien­to se­ría de ce­ro, es de­cir, des­de el 2013 la di­ná­mi­ca que ha se­gui­do el prin­ci­pal ín­di­ce de la Bol­sa re­fle­ja el com­por­ta­mien­to de do­ble pi­co­re­tro­ce­so, do­ble pi­co-re­tro­ce­so, en­tra­mos en una fa­se de des­ace­le­ra­ción en la di­ná­mi­ca fi­nan­cie­ra”.

DEU­DA PÚ­BLI­CA

Ro­drí­guez Gar­cía agre­gó que otro fac­tor a con­si­de­rar es el ni­vel de en­deu­da­mien­to en que se en­cuen­tra ac­tual­men­te el país, ya que ha­ce más com­pli­ca­do el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co pa­ra los si­guien­tes años.

“En Mé­xi­co, la deu­da to­tal as­cien­de a 46.7% del PIB, la más al­ta de la his­to­ria; te­ne­mos que en los úl­ti­mos cin­co años del se­xe­nio ac­tual ha cre­ci­do 41% (63% in­ter­na y 37% ex­ter­na); de acuer­do con da­tos de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da al úl­ti­mo re­por­te, he­mos lle­ga­do a una deu­da his­tó­ri­ca de cer­ca de 11 mi­llo­nes de pe­sos, lo que sig­ni­fi­ca que hay co­lo­ca­ción de deu­da, deu­da cre­cien­te y muy po­co fi­nan­cia­mien­to en el mer­ca- do de ca­pi­ta­les”, re­fi­rió.

RIES­GO PAÍS

Por su par­te, Ja­vier Galán, eco­no­mis­ta y pro­fe­sor de la UNAM, in­di­có que even­tos, co­mo las pró­xi­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, la expectativa so­bre la re­ne­go­cia­ción del TLCAN, la re­la­ción del país con el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se de Do­nald Trump por el te­ma de los aran­ce­les y los pre­cios del pe­tró­leo que, es­ti­ma, po­drían lle­gar a 100 dó­la­res, es­ta­rán mar­can­do el rum­bo que lle­va­rá la eco­no­mía na­cio­nal en el cor­to pla­zo y la de­ci­sio­nes que se to­men po­drían mar­car en el ni­vel de cum­pli­mien­to que ten­ga Mé­xi­co ha­cia su deu­da ex­ter­na, in­flu­yen­do en el ries­go país.

Galán ar­gu­men­tó que un cam­bio en el ni­vel de es­te in­di­ca­dor, que ac­tual­men­te se en­cuen­tra en 226 pun­tos (me­di­do a tra­vés del Ín­di­ce de Bo­nos de Mer­ca­dos Emer­gen­tes de JPMor­gan), afec­ta­ría di­rec­ta­men­te a las in­ver­sio­nes ex­tran­je­ras y co­mo con­se­cuen­cia im­pac­ta­ría en el cre­ci­mien­to del país.

Asi­mis­mo, el ca­te­drá­ti­co ex­pli­có que pa­ra re­du­cir los ries­gos mo­ne­ta­rios y fi­nan­cie­ros es im­por­tan­te que exis­ta una bue­na coor­di­na­ción en­tre la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria y fis­cal que abo­ne a la es­ta­bi­li­dad ma­cro­eco­nó­mi­ca.

En­fa­ti­zó que el Ban­co de Mé­xi­co de­be con­ti­nuar tra­ba­jan­do de ma­ne­ra au­tó­no­ma co­mo has­ta aho­ra,“si bien en el pe­rio­do elec­to­ral no se ha to­ca­do rol del ban­co cen­tral, es im­por­tan­te que, in­de­pen­dien­te­men­te de quién sea el pró­xi­mo pre­si­den­te de Mé­xi­co, se res­pe­te la au­to­no­mía del ban­co cen­tral y ser cau­to en la mo­di­fi­ca­ción de su ley or­gá­ni­ca, to­da mo­di­fi­ca­ción de­be ser orien­ta­da a me­jo­rar los ca­na­les de re­gu­la­ción y su­per­vi­sión”.

Fi­nal­men­te, Eduardo Lo­ría, pro­fe­sor e investigador de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía de la UNAM, ex­pu­so que, por el mo­men­to, nin­guno de los as­pi­ran­tes a la Pre­si­den­cia ha pues­to en la me­sa de dis­cu­sión có­mo en­fren­tar el te­ma de la deu­da, ya que las pro­pues­tas han gi­ra­do en torno al gas­to; sin em­bar­go, no se ex­pli­ca de dón­de se van a obtener más re­cur­sos, da­do el ni­vel de en­deu­da­mien­to en el que se en­cuen­tra el país.

Agre­gó que las aler­tas que con an­ti­ci­pa­ción es­tán man­dan­do los mer­ca­dos de­ben to­mar­se a con­cien­cia y que la ex­pe­rien­cia de lo vi­vi­do en el 2008 sea un par­tea­guas pa­ra to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes fi­nan­cie­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.