EVI­TE CAER EN LAS TENTACIONES DE COM­PRAS COMPULSIVAS

ES­PE­CIA­LIS­TAS RE­CO­MIEN­DAN TE­NER PRUDENCIA AN­TE LAS PRO­MO­CIO­NES DE ME­SES SIN IN­TERE­SES

El Economista (México) - Estrategias - - PORTADA - ERIK PÁEZ [email protected]­co­no­mis­ta.mx

Del 16 al 19 de no­viem­bre se lle­va­rá la edi­ción nú­me­ro ocho del Buen Fin, don­de mi­les de es­ta­ble­ci­mien­tos en el país lan­za­rán ofer­tas, des­cuen­tos y pro­duc­tos a me­ses sin in­tere­ses, lo que pue­de re­sul­tar ten­ta­dor pa­ra mu­chos con­su­mi­do­res y re­pre­sen­tar un gol­pe a las fi­nan­zas si no ha­ce sus com­pras de una ma­ne­ra ade­cua­da y or­ga­ni­za­da,

En ese sen­ti­do, es­pe­cia­lis­tas en fi­nan­zas con­sul­ta­dos por El Eco­no­mis­ta co­men­ta­ron que, pa­ra evi­tar un so­bre­en­deu­da­mien­to, es im­por­tan­te uti­li­zar la tar­je­ta de cré­di­to de for­ma pru­den­te, ade­más de ha­cer só­lo las com­pras ne­ce­sa­rias, ya que si se de­jan lle­var por el con­tex­to de ofer­tas su­fri­rán un im­pac­to en su bol­si­llo.

“Se de­jan ir por el am­bien­te y co­mien­zan a ad­qui­rir co­sas que mu­chas ve­ces no son ne­ce­sa­rias, por eso es im­por­tan­te te­ner cla­ro lo que se ne­ce­si­ta y de acuer­do con las po­si­bi­li­da­des de pa­go en el fu­tu­ro, por­que mu­chas ve­ces el con­su­mi­dor cae en la ten­ta­ción y ha­ce com­pras in­ne­ce­sa­rias que le van a cau­sar pro­ble­mas en sus fi­nan­zas per­so­na­les”, in­di­có Sieg­fried See­dorf, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad La Sa­lle.

“Pa­ra el con­su­mi­dor es muy fá­cil ad­qui­rir a 12 me­ses, mi re­co­men­da­ción en ese sen­ti­do es leer muy bien las con­di­cio­nes del fi­nan­cia­mien­to que le es­tán otor­gan­do, de­bi­do que en cual­quier mo­men­to de atra­so en es­que­ma de cré­di­to en­tra co­mo un es­que­ma nor­mal, don­de las ta­sas es­tán al­re­de­dor de 40 y 50%, ahí pue­den lle­gar a una si­tua­ción de ha­ber ad­qui­ri­do al­go su­ma­men­te ca­ro, pen­san­do que lo com­pró ba­ra­to”, agre­gó Leo­pol­do Fi­gue­roa, ca­te­drá­ti­co de la Es­cue­la Ban­ca­ria y Co­mer­cial (EBC).

Asi­mis­mo, la Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra la Pro­tec­ción y De­fen­sa de los Usua­rios de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros (Con­du­sef) ex­pli­có que más que com­prar a me­ses es me­jor me­dian­te apro­ve­char los des­cuen­tos que pro­por­cio­nan las tien­das.

“To­me en cuen­ta que, aun cuan­do los pa­gos de ca­da com­pra se le ha­gan pe­que­ños, el su­mar pe­que­ñas par­cia­li­da­des pue­de dar co­mo re­sul­ta­do una ci­fra muy gran­de a la ho­ra de pa­gar; me­jor con­si­de­re las pro­mo­cio­nes en des­cuen­to di­rec­to, las cua­les le ha­rán aho­rrar un mon­to de­ter­mi­na­do so­bre el pre­cio del ar­tícu­lo”, se­ña­ló el or­ga­nis­mo me­dian­te un co­mu­ni­ca­do.

COM­PA­RAR

Por otro la­do, am­bos es­pe­cia­lis­tas sub­ra­ya­ron la im­por­tan­cia de com­pa­rar pre­cios en va­rios es­ta­ble­ci­mien­tos an­tes de rea­li­zar sus adquisiciones pues hay tien­das que pue­den te­ner el mis­mo pro­duc­to con me­jo­res pre­cios y con­di­cio­nes de cré­di­to.

“A fi­nal de cuen­tas el pro­duc­to si­gue sien­do de la mis­ma mar­ca, na­da más que vean en qué es­ta­ble­ci­mien­to es­tán las me­jo­res op­cio­nes tan­to de pre­cio co­mo de cré­di­to. Si quie­ro ha­cer una com­pra in­te­li­gen­te ten­go que in­ver­tir un po­co de tiem­po en ir a bus­car dón­de lo pue­do en­con­trar con las me­jo­res con­di­cio­nes y pre­cios”, di­jo el pro­fe­sor de La Sa­lle.

“Hay que com­pa­rar, no im­por­ta que se tar­den, vean otras al­ter­na­ti­vas, che­quen con otras em­pre­sas que ven­dan el mis­mo pro­duc­to, có­mo es­tán sus con­di­cio­nes, así po­drán te­ner me­jo­res opor­tu­ni­da­des de ad­qui­rir un pro­duc­to”, aña­dió Leo­pol­do Fi­gue­roa.

COM­PRAS EN Lí­NEA

Por otra par­te, el pro­fe­sor de la EBC co­men­tó que com­prar pro­duc­tos en lí­nea es una bue­na al­ter­na­ti­va por­que mu­chas ve­ces tie­nen des­cuen­tos más gran­des que los que hay en las tien­das en fí­si­co, ade­más de que se aho­rra tiem­po y gas­tos co­mo pa­go de es­ta­cio­na­mien­tos, ga­so­li­na, et­cé­te­ra.

“Hoy en día por el avan­ce de la tec­no­lo­gía ya no es ne­ce­sa­rio acu­dir a las tien­das, por­que al ir co­rres el ries­go de que te pue­dan ro­bar tu di­ne­ro o tar­je­ta por la can­ti­dad de gen­te que se acu­mu­la en los es­ta­ble­ci­mien­tos, y lo se­gun­do es que mu­chas ve­ces los pro­duc­tos en lí­nea tie­nen más des­cuen­to por­que no se es­tá uti­li­zan­do la in­fra­es­truc­tu­ra, es de­cir, no se uti­li­za la gen­te, los em­plea­dos de las tien­das, lo que les aho­rra cos­tos”, de­cla­ró.

FO­TO: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.