SI UN PAÍS NO IN­VIER­TE, NO CRE­CE; OPI­NAN EX­PER­TOS

LA CO­RRUP­CIÓN E IN­SE­GU­RI­DAD TAM­BIÉN IN­HI­BEN A LAS IN­VER­SIO­NES

El Economista (México) - Estrategias - - TRADING - AL­BA SERVÍN al­ba.ser­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Des­de ha­ce cua­tro dé­ca­das la eco­no­mía de Mé­xi­co no lo­gra ob­te­ner el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co es­pe­ra­do y, peor aún, ha es­ta­do le­jos de los ob­je­ti­vos pro­me­ti­dos por ca­da nue­vo go­bierno en­tran­te, lo cual obli­ga a re­plan­tear es­tra­te­gias.

IN­VER­SIóN

En el mar­co de la LXIII Reunión Tri­mes­tral In­ver­sión y Cre­ci­mien­to en Mé­xi­co, or­ga­ni­za­da por el Cen­tro de Mo­de­lís­ti­ca y Pro­nós­ti­cos Eco­nó­mi­cos (Cem­pe) de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía de la UNAM, John Sol­de­vi­lla, pro­fe­sor en el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Do­cen­cia Eco­nó­mi­cas (CIDE), ase­gu­ró que nin­gu­na de las me­di­das en ma­te­ria de eco­no­mía anun­cia­das por el go­bierno del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, co­mo el au­men­to al con­su­mo, el gas­to pú­bli­co que es de­fi­ci­ta­rio, la crea­ción de em­pleos y el au­men­to de ex­por­ta­cio­nes es sos­te­ni­ble en el lar­go pla­zo, por lo que si se bus­ca ob­te­ner un cre­ci­mien­to ma­yor, la úni­ca al­ter­na­ti­va es la in­ver­sión.

“Hay un pro­ble­ma es­truc­tu­ral, des­de 1941 a 1982 el país cre­ció a una ta­sa me­dia de 6.2% y de 1983 al 2018 só­lo lo hi­zo 2.1%, al­go pa­só”, opi­na.

“Cuan­do la eco­no­mía in­ter­na se ex­pan­dió a ta­sas muy al­tas es por­que au­men­tó de 6% del PIB a prin­ci­pios de 1940, has­ta el má­xi­mo his­tó­ri­co de 27% en 1981 y des­pués se nos ca­yó y nun­ca más la he­mos re­cu­pe­ra­do. Es­tá cla­ro, si un país no in­vier­te, no cre­ce, no hay otra fór­mu­la”.

Sol­de­vi­lla in­di­có que Mé­xi­co no cuen­ta con una po­lí­ti­ca cla­ra de ex­pan­sión de la in­ver­sión, “de­be­ría­mos te­ner una ta­sa de cre­ci­mien­to de 4%, con 3 mi­llo­nes de nue­vos em­pleos anua­les, pe­ro só­lo se lo­gran 600,000, de­bi­do a que la in­ver­sión de­ter­mi­na la ta­sa de cre­ci­mien­to”.

Pre­ci­só que lo úni­co que po­dría po­ner en ries­go a la eco­no­mía me­xi­ca­na es una re­ce­sión en Es­ta­dos Uni­dos, ya que nues­tra na­ción ac­tual­men­te cuen­ta con to­do el en­torno fa­vo­ra­ble pa­ra los in­ver­sio­nis­tas: la in­fla­ción más ba­ja en 60 años, ta­sas de in­te­rés ba­jas, re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les po­si­ti­vas y una deu­da pú­bli­ca aún ma­ne­ja­ble.

Sin em­bar­go, fac­to­res so­cio­po­lí­ti­cos co­mo: co­rrup­ción, im­pu­ni­dad, in­se­gu­ri­dad, vio­len­cia, cri­men or­ga­ni­za­do y la más im­por­tan­te de­bi­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes es­tán im­pac­tan­do de ma­ne­ra ne­ga­ti­va a las in­ver­sio­nes.

Por su par­te, Blan­ca Li­lia Aven­da­ño, aca­dé­mi­ca de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía y de la Be­ne­mé­ri­ta Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Pue­bla, acen­tuó que pa­de­ce­mos un se­rio pro­ble­ma de cre­ci­mien­to es­truc­tu­ral, pues se ha mer­ma­do la par­ti­ci­pa­ción de los sec­to­res agrí­co­la e in­dus­trial, y la ma­yor par­te de los em­pleos se han crea­do en el sec­tor ser­vi­cios, “y esa fuer­za de tra­ba­jo no ha si­do ab­sor­bi­da ade­cua­da­men­te”.

Se­ña­ló que ade­más de los fac­to­res men­cio­na­dos, las sie­te prin­ci­pa­les eco­no­mías de La­ti­noa­mé­ri­ca (Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, Co­lom­bia, Pe­rú, Ve­ne­zue­la y Mé­xi­co) su­fren una des­ace­le­ra­ción en su cre­ci­mien­to.

PRO­NóS­TI­COS

Fi­nal­men­te, Eduar­do Lo­ría, pro­fe­sor e in­ves­ti­ga­dor de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía de la UNAM, in­di­có que, de­bi­do a fac­to­res tan­to in­ter­nos co­mo ex­ter­nos, la in­cer­ti­dum­bre es­ta­rá pre­va­le­cien­do de ma­ne­ra im­por­tan­te los pró­xi­mos me­ses por lo que es­ti­mó que pa­ra el 2019 y has­ta el 2020, el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía me­xi­ca­na se­rá en pro­me­dio 1.4 por cien­to.

En­tre los fac­to­res in­ter­nos se en­cuen­tran el au­men­to a los pre­cios de los ener­gé­ti­cos, el po­si­ble au­men­to salarial, que po­dría ser su­pe­rior a la pro­duc­ti­vi­dad, el in­cre­men­to al dé­fi­cit pri­ma­rio y “la fal­ta de cohe­sión en­tre los po­de­res Eje­cu­ti­vo y Le­gis­la­ti­vo du­ran­te el nue­vo go­bierno, que pue­de desin­cro­ni­zar las po­lí­ti­cas pú­bli­cas”, de­ta­lló Lo­ría.

“Pa­ra es­te pro­nós­ti­co he­mos in­clui­do tam­bién va­ria­bles de des­com­po­si­ción so­cial, co­mo la cri­mi­na­li­dad. De igual ma­ne­ra, la in­ver­sión ha per­di­do efi­cien­cia, y re­que­ri­mos que el ca­pi­tal ge­ne­re más ca­pi­tal”, ma­ni­fes­tó.

Ex­pu­so que en­tre los fac­to­res ex­ter­nos de in­cer­ti­dum­bre se pue­den men­cio­nar la sa­li­da de ca­pi­ta­les del país, pre­sio­nes a ta­sas de in­te­rés cam­bia­rias y fi­nan­cie­ras, y caí­da del pre­cio del pe­tró­leo.

FO­TO: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.