• So­lu­cio­nes pa­ra el desa­rro­llo sus­ten­ta­ble

En Amé­ri­ca La­ti­na aún es in­ci­pien­te la ten­den­cia ha­cia las in­ver­sio­nes ver­des. El gru­po Na­ti­xis co­lo­ca a Mi­ro­va en el mer­ca­do me­xi­cano pa­ra po­ten­ciar es­ta al­ter­na­ti­va

El Economista (México) - Fondos - - Índice - Pa­tri­cia Or­te­ga pa­tri­cia.or­te­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

El mer­ca­do bur­sá­til me­xi­cano re­ci­bi­rá una nue­va es­tra­te­gia de in­ver­sión, la cual vie­ne ava­la­da por un fuer­te an­te­ce­den­te de acep­ta­ción en los mer­ca­dos eu­ro­peos, prin­ci­pal­men­te en paí­ses como Fran­cia, Ho­lan­da, No­rue­ga y Sue­cia.

Se tra­ta de Mi­ro­va, fi­lial de Na­ti­xis As­set Ma­na­ge­ment, que so­la­men­te in­vier­te en va­lo­res lis­ta­dos, y que ofre­ce­rá a los in­ver­sio­nis­tas na­cio­na­les la op­ción de par­ti­ci­par en ins­tru­men­tos a tra­vés de los cua­les se po­drá ge­ne­rar un im­pac­to po­si­ti­vo en el me­dio am­bien­te, la sa­lud y el en­torno so­cial, ma­te­ria don­de los paí­ses eu­ro­peos han es­ta­do a la van­guar­dia des­de ha­ce más de tres dé­ca­das.

¿Por qué in­ver­tir en bo­nos ver­des?

“Por­que el abas­to de re­cur­sos na­tu­ra­les, es­pe­cial­men­te agua, ali­men­tos y ai­re pu­ro es ca­da vez más li­mi­ta­do”, in­di­ca Jens Peers, di­rec­tor de In­for­ma­ción, Ren­ta Va­ria­ble, Ren­ta Fi­ja e In­ver­sión de Im­pac­to de Mi­ro­va.

Si no usa­mos di­chos re­cur­sos de ma­ne­ra in­te­li­gen­te — agre­ga el di­rec­ti­vo— co­rre­mos el ries­go de que pron­to se ago­ten, lo que se­ría de enor­mes con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra nues­tras vi­das. “El au­men­to de­mo­grá­fi­co, la ca­li­dad de vida, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y el cam­bio cli­má­ti­co im­pac­tan por igual la ofer­ta y la de­man­da”.

Con un an­te­ce­den­te de 30 años en el mer­ca­do eu­ro­peo, Mi­ro­va ini­cia­rá su par­ti­ci­pa­ción en in­ver­sio­nes sus­ten­ta­bles y res­pon­sa­bles en el país, con el pro­pó­si­to de in­ci­dir en la acep­ta­ción de di­chos ins­tru­men­tos.

“La in­ver­sión sus­ten­ta­ble ape­nas em­pie­za a evo­lu­cio­nar en La­ti­noa­mé­ri­ca. Cree­mos que en Mé­xi­co es­te en­fo­que se­rá atrac­ti­vo en el cor­to y me­diano pla­zos pa­ra los in­ver­sio­nis­tas, a me­di­da que com­bi­nen es­ta op­ción con una in­ver­sión de ca­rác­ter más glo­bal. Pro­ble­mas como el cam­bio cli­má­ti­co, la ca­li­dad del agua, la educación y la sa­lud son glo­ba­les, y una in­ver­sión orien­ta­da en sus

so­lu­cio­nes ca­be per­fec­ta­men­te en las asig­na­cio­nes glo­ba­les de los in­ver­sio­nis­tas me­xi­ca­nos”, di­jo.

LAS OP­CIO­NES

Pa­ra ini­ciar, Mi­ro­va ofre­ce­rá tres por­ta­fo­lios de in­ver­sión en el mer­ca­do na­cio­nal:

1 Ren­ta va­ria­ble glo­bal mul­ti­te­má­ti­ca:

orien­ta­do a in­ver­tir en com­pa­ñías que con­tri­bu­yan al desa­rro­llo del mun­do del ma­ña­na, an­te el im­pac­to del au­men­to po­bla­cio­nal, la ur­ba­ni­za­ción, el in­cre­men­to de la cla­se me­dia en los paí­ses emer­gen­tes, el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, la evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, un sis­te­ma fi­nan­cie­ro cam­bian­te, el cam­bio cli­má­ti­co y el ago­ta­mien­to de los re­cur­sos na­tu­ra­les. “Las em­pre­sas en las que in­ver­ti­mos ofre­cen so­lu­cio­nes pa­ra ca­da una de es­tas ten­den­cias o pa­ra las con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas cau­sa­das por di­chas ten­den­cias. En­tre los ejem­plos de nues­tra in­ver­sión des­ta­can ener­gía re­no­va­ble, au­tos de ba­jas emi­sio­nes y eléc­tri­cos, me­di­ca­men­tos pa­ra la dia­be­tes, diag­nós­ti­co, re­si­den­cias pa­ra el re­ti­ro, tra­ta­mien­to de aguas, en­va­sa­do de ali­men­tos, equi­po pa­ra aná­li­sis y prue­bas, In­ter­net, pa­gos mó­vi­les, co­mer­cio en lí­nea, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, re­ci­cla­je, aho­rro a lar­go pla­zo, fi­nan­cia­mien­to a la pe­que­ña y me­dia­na em­pre­sa, educación, et­cé­te­ra.”

2 Ren­ta va­ria­ble, agua y agri­cul­tu­ra (re­cur­sos na­tu­ra­les):

Con­ta­mos con so­lu­cio­nes de in­ver­sión a la me­di­da del mer­ca­do de los fon­dos de pen­sio­nes”.

Jens Peers, di­rec­tor de In­for­ma­ción, Ren­ta Va­ria­ble, Ren­ta Fi­ja e In­ver­sión de Im­pac­to de Mi­ro­va.

es­ta es­tra­te­gia per­mi­te in­ver­tir en ne­go­cios ac­ti­vos en el ci­clo del

agua: in­fra­es­truc­tu­ra (tu­be­ría, vál­vu­las y bom­bas), tec­no­lo­gías (fil­tra­ción, de­sin­fec­ción, desa­li­ni­za­ción, prue­bas) y com­pa­ñías hi­dráu­li­cas, así como en el sec­tor de la pro­duc­ción ali­men­ta­ria: in­su­mos agrí­co­las (equi­po como trac­to­res e irri­ga­ción, se­mi­llas, fer­ti­li­zan­tes, pro­tec­ción de co­se­cha), gran­jas y pis­ci­cul­tu­ra, y ser­vi­cios de al­ma­ce­na­je, en­va­sa­do, con­trol de ca­li­dad y trans­por­te.

3 Bo­nos ver­des glo­ba­les:

son bo­nos re­gu­la­res cu­yos in­gre­sos se usan pa­ra fi­nan­ciar pro­yec­tos con un im­pac­to po­si­ti­vo en el am­bien­te y el cli­ma (como la ener­gía re­no­va­ble, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, el tra­ta­mien­to de aguas, et­cé­te­ra.)

FI­LO­SO­FÍA DE IN­VER­SIÓN

Peers co­men­ta que el pe­so que le dan los in­ver­sio­nis­tas a sus in­ver­sio­nes ver­des de­pen­de de su pro­pia fi­lo­so­fía de in­ver­sión, aun­que hay quie­nes in­vier­ten to­dos sus ac­ti­vos sus­ten­ta­ble­men­te, mien­tras que otros le asig­nan un mí­ni­mo ini­cial de 10 por cien­to.

En el mer­ca­do me­xi­cano es­ta evo­lu­ción se­rá gra­dual, pues la in­ver­sión res­pon­sa­ble, di­ce, va más allá de com­pro­me­ter­se ac­ti­va­men­te con la in­ver­sión pa­ra in­fluen­ciar po­si­ti­va­men­te su desem­pe­ño. “Se tra­ta de ofre­cer a es­te mer­ca­do un en­fo­que com­pro­me­ti­do en la ges­tión, di­se­ña­do pa­ra com­bi­nar la ge­ne­ra­ción de va­lor pa­ra in­ver­sio­nis­tas en desa­rro­llo sus­ten­ta­ble”, con­clu­ye el di­rec­ti­vo de Mi­ro­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.