• No cui­dar­los pue­de ser un que­bran­to

Es re­co­men­da­ble que el ori­gi­na­dor de hi­po­te­cas atien­da in­di­ca­do­res glo­ba­les y lo­ca­les, a fin de no arries­gar su pro­pia sol­ven­cia

El Economista (México) - Fondos - - Índice - Jac­que­li­ne Ji­mé­nez jac­que­li­ne.ji­me­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

TFOVICB 15U fue la clave de pi­za­rra más co­ti­za­da el 27 de abril en la Bol­sa Me­xi­ca­na de Va­lo­res (BMV).

Fue la pi­za­rra del Fovissste y con ella la ori­gi­na­do­ra de hi­po­te­cas reali­zó una emi­sión his­tó­ri­ca a tra­vés de un bono de 10,273 mi­llo­nes de pe­sos. Una ca­nas­ta de 22,224 cré­di­tos hi­po­te­ca­rios fue­ron subas­ta­dos, y el Fovissste pa­ga­rá por ello deu­da e in­tere­ses a un pla­zo pro­me­dio de 30 años.

¿Qué tan per­ti­nen­te es es­ta es­tra­te­gia?

En Mé­xi­co exis­te un re­za­go de vi­vien­da que to­da­vía es im­por­tan­te, sos­tie­ne Vio­le­ta Ro­drí­guez del Vi­llar, ca­te­drá­ti­ca del Pos­gra­do de Eco­no­mía de la UNAM, quien re­fie­re que en el ca­so del Fovissste se bus­ca cu­brir, a tra­vés de la bur­sa­ti­li­za­ción, el fi­nan­cia­mien­to de di­cho re­za­go.

Los tra­ba­ja­do­res que re­ci­ben cré­di­tos del Fovissste en su ma­yo­ría cuen­tan con un in­gre­so fi­jo y un con­tra­to per­ma­nen­te, es­to ha­ce me­nos ries­go­so el co­bro del cré­di­to. “És­te es uno de los fac­to- res que fa­ci­li­ta que se bur­sa­ti­li­ce o se­cu­ri­ti­ce el fi­nan­cia­mien­to de la vi­vien­da, que es el ca­so de es­ta emi­sión de bo­nos”.

A pe­sar de es­ta ga­ran­tía, la es­pe­cia­lis­ta ad­vier­te que en el Fovissste de­be­ría po­ner­se aten­ción a una se­rie de in­di­ca­do­res glo­ba­les y na­cio­na­les, a fin de pre­ve­nir ries­gos di­ver­sos. “De al­gu­na ma­ne­ra, el de­sen­vol­vi­mien­to del sec­tor de la vi­vien­da, al rea­li­zar es­te ti­po de ope­ra­cio­nes, es de­cir, la bur­sa­ti­li­za­ción, se vuel­ve sensi- ble ha­cia una se­rie de in­di­ca­do­res que an­tes no lo afec­ta­ban”.

IN­FLUEN­CIAS EX­TER­NAS

En­tre los in­di­ca­do­res glo­ba­les, la do­cen­te des­ta­ca:

1 Una sa­li­da de ca­pi­ta­les, a cau­sa de un de­te­rio­ro o des­con­fian­za en el de­sen­vol­vi­mien­to de las fi­nan­zas pú­bli­cas.

“Una me­jo­ra en las con­di­cio­nes de in­ver­sión en Es­ta­dos Uni­dos, Bra­sil o Ar­gen­ti­na, por ejem­plo pue­de ha­cer que los ca­pi­ta­les vol­teen su mi­ra­da ha­cia esos mer­ca­dos y se va­yan ha­cia allá. Es­to afec­ta las ca­li­fi­ca­cio­nes de to­dos los bo­nos pú­bli­cos, in­clui­dos los de la vi­vien­da”.

2 El ti­po de cam­bio pe­so-dó­lar.

“Las fi­nan­zas pú­bli­cas son muy sen­si­bles a es­to. Una par­te de sus in­gre­sos mu­chas ve­ces se em­plea pa­ra de­fen­der el va­lor de la mo­ne­da. En la me­di­da en que los fon­dos pú­bli­cos se des­ti­nan a es­te fin, pue­de exis­tir una per­cep­ción de in­sol­ven­cia que afec­ta a to­dos los bo­nos pú­bli­cos del país”.

3 Bo­nos ad­qui­ri­dos por las afores.

“En su ma­yo­ría son em­pre­sas con una par­te sig­ni­fi­ca­ti­va de sus ac­cio­nes en ma­nos de ex­tran­je­ros que tie­nen ac­ce­so a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les. Cual­quier mo­vi­mien­to en es­tos mer­ca­dos y el de­sen­vol­vi­mien­to de to­dos los bo­nos de Mé­xi­co es­tá li­ga­do en­tre sí”.

IN­DI­CA­DO­RES NA­CIO­NA­LES:

Con res­pec­to a es­tos, la in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Eco­nó­mi­cas de la UNAM, se­ña­la:

1

La fal­ta de pa­go por par­te de los be­ne­fi­cia­rios de los cré­di­tos que for­man par­te del pull subas­ta­do.

“En es­te ca­so, exis­ti­rían pro­ble­mas de re­cu­pe­ra­ción de los in­gre­sos que van a ser­vir pa­ra cu­brir el cos­to y la deu­da de los bo­nos emi­ti­dos”.

No se no­ta que exis­ta un cui­da­do en el he­cho de que los tra­ba­ja­do­res es­tén ad­qui­rien­do una vi­vien­da ade­cua­da pa­ra sus ne­ce­si­da­des, es­te ti­po de co­sas no las cui­da el Fovissste”.

Vio­le­ta Ro­drí­guez del Vi­llar, ca­te­drá­ti­ca del pos­gra­do en Eco­no­mía de la UNAM.

2

Di­vor­cio en­tre el de­sen­vol­vi­mien­to efec­ti­vo del mer­ca­do de la vi­vien­da, y el de­sen­vol­vi­mien­to del otor­ga­mien­to de cré­di­to. “Pue­de de­ber­se a que es­ta­mos ade­lan­tan­do un di­ne­ro que no ne­ce­sa­ria­men­te es­tá sien­do res­pal­da­do por el com­por­ta­mien­to efec­ti­vo del mer­ca­do”.

3

Una caí­da en la ta­sa de em­pleo y una me­nor ca­pa­ci­dad de com­pra por par­te de los po­si­bles ad­qui­rien­tes de vi­vien­da.

Asi­mis­mo, Ro­drí­guez del Vi­llar sos­tie­ne la ne­ce­si­dad de que ins­ti­tu­cio­nes como el Fovissste o el In­fo­na­vit di­ver­si­fi­quen más sus in­ver­sio­nes.

“Exis­te la po­si­bi­li­dad de que cual­quier que­bran­to se mag­ni­fi­que por la baja di­ver­si­fi­ca­ción de sus in­ver­sio­nes, las tie­nen muy con­cen­tra­das en por­ta­fo­lios de vi­vien­da, exis­te una ne­ce­si­dad ha­cia in­ver­sio­nes que les ge­ne­ren un flu­jo de efec­ti­vo ade­cua­do o va­lo­res fi­nan­cie­ros, por­que son ins­ti­tu­cio­nes es­tra­té­gi­cas, de ahí que el go­bierno ten­ga que es­tar al pen­dien­te”, fi­na­li­zó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.