LA DIS­CU­SIÓN

Ha­cia lo que po­dría ser el cie­rre de la ne­go­cia­ción del TLCAN 2.0, se per­fi­la una ver­sión des­ca­fei­na­da de la ru­da de­man­da es­ta­dou­ni­den­se pa­ra ele­var las re­glas de origen

El Economista (México) - Industria Automotriz - - Portada - Ro­ber­to Mo­ra­les y Li­lia Gon­zá­lez rmo­ra­les@ele­co­no­mis­ta.mx li­lia.gon­za­lez@ele­co­no­mis­ta.mx em­pre­sas@ele­co­no­mis­ta.mx

SO­BRE EL CON­TE­NI­DO RE­GIO­NAL EN LOS VEHÍCU­LOS FA­BRI­CA­DOS EN LA RE­GIÓN TLCAN HA FRE­NA­DO LA FIR­MA DEL ACUER­DO EN­TRE EU, MÉ­XI­CO Y CA­NA­DÁ.

Rum­bo a lo que po­dría ser el cie­rre en lo ge­ne­ral de la ne­go­cia­ción del nue­vo Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN 2.0), el ca­pí­tu­lo au­to­mo­tor in­va­ria­ble­men­te su­fri­rá cam­bios, pe­ro con to­da se­gu­ri­dad és­tos no se­rán exac­ta­men­te los que pi­dió el go­bierno de Do­nald Trump al ini­cio de las plá­ti­cas, en bue­na me­di­da gra­cias a la ne­go­cia­ción de las gran­des ar­ma­do­ras es­ta­dou­ni­den­ses.

Al me­nos dos de los tres gran­des ejes de la pro­pues­ta au­to­mo­triz es­ta­dou­ni­den­se ori­gi­nal per­fi­lan mo­di­fi­ca­cio­nes: la de­man­da de 85% de con­te­ni­do re­gio­nal y la exi­gen­cia de com­po­nen­tes es­ta­dou­ni­den­ses de 50%, en tan­to que no es­tá aún cla­ro có­mo que­da­rá la so­li­ci­tud de ras­trear 100% de las pie­zas del au­to­mó­vil.

A me­dia­dos de abril, Es­ta­dos Uni­dos re­du­jo de 85 a 75% su de­man­da de va­lor de con­te­ni­do re­gio­nal en las re­glas de origen del sec­tor au­to­mo­triz lo que fue con­fir­ma­do por la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de la In­dus­tria Au­to­mo­triz (AMIA).

“To­do es­to se es­tá ana­li­zan­do y se es­tán rea­li­zan­do pre­gun­tas con­cre­tas a los ne­go­cia­do­res de las re­glas de origen de Es­ta­dos Uni­dos en es­ta ron­da”, di­jo Eduardo So­lís, pre­si­den­te de la AMIA, mien­tras se desa­rro­lla­ban reunio­nes téc­ni­cas de ne­go­cia­ción en Washington du­ran­te la se­gun­da se­ma­na de abril, que ex­trao­fi­cial­men­te se con­for­ma­ron co­mo la oc­ta­va ron­da de ne­go­cia­ción del TLCAN 2.0.

Con ello, el re­pre­sen­tan­te comercial de EU, Ro­bert Light­hi­zer, mo­di­fi­có nue­va­men­te su pro­pues­ta ori­gi­nal en es­ta es­fe­ra, lo que coin­ci­de con la in­ten­si­fi­ca­ción de las plá­ti­cas con las tres gran­des ar­ma­do­ras de la in­dus­tria es­ta­dou­ni­den­se: Ge­ne­ral Mo­tors, Ford y Fiat-Chrys­ler.

A fi­na­les de fe­bre­ro, es­ta in­ter­ac­ción en­tró en una nue­va fa­se, lue­go de que en pleno desa­rro­llo de la sép­ti­ma ron­da de ne­go­cia­cio­nes del TLCAN 2.0, en la CDMX, el je­fe ne­go­cia­dor del te­ma au­to­mo­tor de Es­ta­dos Uni­dos fue­ra lla­ma­do a con­sul­tas a Washington pa­ra sos­te­ner un en­cuen­tro con re­pre­sen­tan­tes de las em­pre­sas au­to­mo­tri­ces.

En otro re­cien­te cambio, Light­hi­zer dis­mi­nu­yó su pe­di­do de cin­co ca­te­go­rías de au­to­par­tes —des­de las más crí­ti­cas a las me­nos crí­ti­cas— a só­lo tres, de acuer­do con el me­dio es­ta­dou­ni­den­se In­si­de US Tra­de.

Los com­po­nen­tes más crí­ti­cos ten­drían que cum­plir con un um­bral de 75%, por de­ba­jo de 85% que se bus­ca­ba an­te­rior­men­te, y los paí­ses po­drían ga­nar cré­di­to pa­ra ese um­bral si una pie­za fue fa­bri­ca­da por tra­ba­ja­do­res que ga­nan al me­nos 15 dó­la­res por ho­ra.

La se­gun­da ca­te­go­ría de com­po­nen­tes de­be cum­plir con un con­te­ni­do de va­lor de 70% de Amé­ri­ca del Nor­te y el ter­cer gru­po de 65 por ciento. Otras pie­zas de au­to­mó­vi­les no in­clui­das en esas ca­te­go­rías de­be­rán cum­plir el mis­mo um­bral al que es­tán su­je­tas se­gún las nor­mas exis­ten­tes del TLCAN.

Du­ran­te los pri­me­ros días de es­te año, an­tes de la celebración de la sex­ta ron­da ne­go­cia­do­ra del TLCAN 2.0, en Mon­treal, el go­bierno me­xi­cano re­co­no­ció que la so­lu­ción pa­ra des­tra­bar las plá­ti­cas “pa­sa por una re­gla de origen for­ta­le­ci­da en el con­te­ni­do re­gio­nal au­to­mo­triz” y que era ne­ce­sa­rio “te­ner sen­si­bi­li­dad” en es­te as­pec­to de la ne­go­cia­ción, en voz de Il­de­fon­so Gua­jar­do, se­cre­ta­rio de Eco­no­mía.

Fuen­tes con­sul­ta­das por El Eco­no­mis­ta co­men­ta­ron que Mé­xi­co tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra au­men­tar has­ta 70% el va­lor de con­te­ni­do re­gio­nal en la pro­duc­ción de au­to­mó­vi­les. Pa­ra­le­la­men­te, la In­dus­tria Na­cio­nal de Au­to­par­tes ha ma­ni­fes­ta­do que, en lo que au­to­par­tes con­cier­ten, exis­te un mar­gen de ma­nio­bra pa­ra for­ta­le­cer las re­glas de origen en al­gu­nas par­tes au­to­mo­tri­ces en al­gu­nos com­po­nen­tes.

El TLCAN eli­mi­nó to­dos los aran­ce­les a las im­por­ta­cio­nes au­to­mo­tri­ces en­tre los tres paí­ses, siem­pre que cum­plie­ran con las nor­mas de origen del con­te­ni­do de 62.5% pa­ra au­tos, ca­mio­ne­tas, mo­to­res y trans­mi­sio­nes, y de 60% pa­ra to­dos los de­más vehícu­los y par­tes au­to­mo­tri­ces.

sa­la­rios

Por otro la­do, a fi­na­les de mar­zo tras­cen­dió que EU re­nun­cia­ría a exi­gir 50% de con­te­ni­do es­ta­dou­ni­den­se en los au­to­mó­vi­les ar­ma­dos en Amé­ri­ca del Nor­te, pe­ro a cambio de­man­dó ga­ran­ti­zar que al me­nos 30% de las par­tes de la uni­dad se pro­du­je­ran en las re­gio­nes don­de los sa­la­rios au­to­mo­to­res son igua­les o ma­yo­res a 15 dó­la­res la ho­ra.

La pro­pues­ta es­ta­dou­ni­den­se im­pli­ca que, por de­cre­to y no por con­di­cio­nes de mer­ca­do, EU y Ca­na­dá ga­ran­ti­za­rían un con­te­ni­do con­jun­to de 30% del va­lor de un vehícu­lo au­to­mo­tor nue­vo que se co­mer­cia­li­ce con aran­cel ce­ro en­tre cual­quie­ra de los tres paí­ses de Nor­tea­mé­ri­ca.

Por el con­tra­rio, Mé­xi­co que­da­ría ex­clui­do de pro­du­cir el equi­va­len­te a 30% del va­lor de un au­to, por pa­gar sa­la­rios más ba­jos al um­bral es­ta­ble­ci­do. Los cam­bios no afec­ta­rían el cum­pli­mien­to en tér­mi­nos re­gio­na­les, da­do que los in­su­mos, par­tes y com­po­nen­tes de Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá se su­ma­rían a los de Mé­xi­co.

Es­to da­ría una ven­ta­ja a Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá por­que po­drían, con ma­yor fa­ci­li­dad, cum­plir con las re­glas de origen del TLCAN y agre­gar más con­te­ni­do ex­tra­rre­gio­nal fren­te a Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.