Moreno con­tra Mo­re­na, dispu­tan la gu­ber­na­tu­ra

Se­rá un cie­rre de cam­pa­ñas rís­pi­do. El PRI se des­fon­da y en el ca­mino re­par­te su apo­yo en­tre Mo­re­na y el PAN

El Economista (México) - Los Políticos - - Voto 2018 Puebla - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@ele­co­no­mis­ta.mx

Puebla se apres­ta a ser el es­ce­na­rio de un rís­pi­do en­fren­ta­mien­to de cie­rre de cam­pa­ña por la gu­ber­na­tu­ra del es­ta­do en­tre Mart­ha Eri­ka Alon­so Hi­dal­go, es­po­sa del ex­go­ber­na­dor Rafael Moreno Va­lle, y Luis Mi­guel Bar­bo­sa Huer­ta, pos­tu­la­do por el par­ti­do li­de­ra­do por el can­di­da­to pre­si­den­cial An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor.

A tres se­ma­nas de que con­clu­ya la cam­pa­ña por la gu­ber­na­tu­ra, am­bos can­di­da­tos se en­cuen­tran en un em­pa­te téc­ni­co en las en­cues­tas que mi­den la in­ten­ción del vo­to, de­bi­do a cues­tio­nes aje­nas al tra­ba­jo pro­pio de pro­se­li­tis­mo.

Por un la­do, Mart­ha Eri­ka Alon­so Hi­dal­go, pos­tu­la­da por el PAN, PRD y MC, así co­mo los par­ti­dos es­ta­ta­les Com­pro­mi­so por Puebla y Pac­to So­cial de In­te­gra­ción, trae a su fa­vor la ope­ra­ción po­lí­ti­ca de su ma­ri­do, quien me­ses atrás or­ga­ni­zó una red de alian­zas con el ob­je­ti­vo de cons­truir una can­di­da­tu­ra a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, lo cual no fue po­si­ble, ya que Ri­car­do Ana­ya se que­dó con la pos­tu­la­ción de Ac­ción Na­cio­nal a ese car­go.

Juan Luis Hernández Aven­da­ño, aca­dé­mi­co del de­par­ta­men­to de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na Puebla, sub­ra­yó que, a di­fe­ren­cia de la ex­can­di­da­ta pre­si­den­cial Mar­ga­ri­ta Za­va­la, quien se postuló al mis­mo car­go que ocu­pó su es­po­so, Mart­ha Eri­ka Alon­so no tie­ne una tra­yec­to­ria pro­pia des­ta­ca­ble.

A Mar­ga­ri­ta Za­va­la se le re­co­no­ce una tra­yec­to­ria pro­pia des­de las ju­ven­tu­des pa­nis­tas, mien­tras que el ca­pi­tal político de Mart­ha Eri­ka es to­tal­men­te cons­trui­do en el go­bierno de Moreno Va­lle.

Has­ta aho­ra ha ba­sa­do su dis­cur­so en busca del vo­to en el apo­yo a las mu­je­res, prin­ci­pal­men­te pa­ra pro­te­ger­las de la vio­len­cia ma­chis­ta. Es­ta si­tua­ción le ha­ce sen­ti­do a un sec­tor im­por­tan­te de la población, so­bre to­do por­que en los úl­ti­mos dos años ha ha­bi­do un in­cre­men­to en el nú­me­ro de fe­mi­ni­ci­dios en la en­ti­dad y, a pe­sar de ello, el go­bierno es­ta­tal se ha ne­ga­do a emi­tir una aler­ta de gé­ne­ro.

La can­di­da­ta ha si­do cri­ti­ca­da por plan­tear pro­pues­tas po­pu­lis­tas en fun­ción del pú­bli­co con el que se pre­sen­ta. Por ejem­plo, a los cam­pe­si­nos les ha ofre­ci­do que du­ran­te su go­bierno ha­brá trac­to­res y fer­ti­li­zan­tes gra­tis.

Por su par­te el co­lum­nis­ta Ro­dol­fo Ruiz des­ta­có que es un he­cho iné­di­to que cin­co par­ti­dos apo­yen a un can­di­da­to a go­ber­na­dor en Puebla, co­mo es el ca­so de la es­po­sa del ex­man­da­ta­rio.

Hernández Aven­da­ño re­fi­rió que se le ha cri­ti­ca­do el he­cho de no es­tar dis­pues­ta a los de­ba­tes, a los en­cuen­tros con em­pre­sa­rios o es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios y prác­ti­ca­men­te só­lo se le ve en es­ce­na­rios có­mo­dos.

El ins­ti­tu­to elec­to­ral or­ga­ni­zó un de­ba­te que de­bía rea­li­zar­se en el ho­tel Ma­rriott de la ciu­dad, pe­ro cu­rio­sa­men­te pa­ra la fe­cha pre­vis­ta no tie­ne sa­lo­nes dis­po­ni­bles.

Ruiz des­ta­có que en el dis­cur­so de la can­di­da­ta re­sul­ta in­con­sis­ten­te el he­cho de que re­cal­que el da­ño que le ha he­cho a Puebla el ro­bo de com­bus­ti­ble de los duc­tos de Pe­mex y la in­se­gu­ri­dad, cuan­do son te­mas que du­ran­te el go­bierno de su ma­ri­do cre­cie­ron.

El ana­lis­ta des­ta­ca que Moreno Va­lle es una fi­gu­ra que po­la­ri­za, por lo que, así co­mo hay gen­te que lo apo­ya, hay gen­te que lo re­cha­za y él se ve en la cam­pa­ña de su es­po­sa.

LUIS MI­GUEL SURFEA

EN LA OLA LOPEZOBRADORISTA

En tan­to, el can­di­da­to a go­ber­na­dor de Mo­re­na se en­cuen­tra en una con­di­ción real de com­pe­ten­cia por la gu­ber­na­tu­ra de­bi­do al em­pu­je que tie­ne en el es­ta­do la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor.

El can­di­da­to pre­si­den­cial tie­ne una fuer­te pre­sen­cia en el es­ta­do, don­de ga­nó la con­tien­da pre­si­den­cial en 2006 y 2012. Lo in­tere­san­te es que aho­ra la in­ten­ción del vo­to en su fa­vor su­pera 50%, lo cual lo co­lo­ca en una si­tua­ción más có­mo­da, com­pa­ra­do con las dos cam­pa­ñas pre­si­den­cia­les anteriores.

Juan Luis Hernández Aven­da­ño des­ta­có que Bar­bo­sa ha si­do fuer­te­men­te cues­tio­na­do en la en­ti­dad no só­lo des­de los par- La au­to­ri­dad elec­to­ral es­tá car­gan­do los da­dos en fa­vor del mo­re­no­va­llis­mo, quien es se­ña­la­do de fra­guar la com­po­si­ción del ac­tual ins­ti­tu­to es­ta­tal elec­to­ral”. Juan Luis Hernández Aven­da­ño,

aca­dé­mi­co del de­par­ta­men­to de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na Puebla.

Moreno Va­lle es una fi­gu­ra que po­la­ri­za, por lo que, así co­mo hay gen­te que lo apo­ya, hay quie­nes lo re­cha­zan y él se ve en la cam­pa­ña de su es­po­sa”. Ro­dol­fo Ruiz,

co­lum­nis­ta. ti­dos con­tra los cua­les com­pi­te, sino des­de el in­te­rior de Mo­re­na, so­bre to­do por quie­nes sim­pa­ti­za­ban con la can­di­da­tu­ra a la pre­si­den­cia por ese par­ti­do de Enrique Cár­de­nas.

El es­pe­cia­lis­ta des­ta­có que du­ran­te el pri­mer mes de cam­pa­ña el can­di­da­to de Mo­re­na fue ob­je­to de una in­ten­sa gue­rra su­cia.

In­clu­so, por mo­men­tos se vie­ron ha­cien­do ese ti­po de ta­reas jun­tos la can­di­da­ta pa­nis­ta y el can­di­da­to del PRI.

Con­cre­ta­men­te los cues­tio­na­mien­tos ha­cia el tam­bién se­na­dor de la Re­pú­bli­ca son so­bre su pa­tri­mo­nio. Por ejem­plo, des­de la cam­pa­ña de Ac­ción Na­cio­nal y sus alia­dos se se­ña­ló que los in­gre­sos del can­di­da­to no co­rres­pon­dían a sus gas­tos. Tam­bién cues­tio­na­ron sus es­tu­dios de Li­cen­cia­do en Derecho.

Se­ña­la­ron que com­pró una ca­sa a la fa­mi­lia del ex­pre­si­den­te Mi­guel de la Ma­drid, in­mue­ble que se lo­ca­li­za en la de­le­ga­ción Co­yoa­cán de la Ciu­dad de Mé­xi­co, y que aho­ra pre­ten­de ven­der por un mon­to su­pe­rior a dos ve­ces lo que su­pues­ta­men­te le cos­tó. Sin em­bar­go, el aban­de­ra­do ha sa­li­do a ex­pli­car que el bien en cues­tión lo si­gue pa­gan­do con un cré­di­to ban­ca­rio y que no lo pue­de ven­der has­ta que lo li­qui­de.

En el ca­so del can­di­da­to de Mo­re­na, Luis Mi­guel Bar­bo­sa, ga­nó una en­cues­ta pa­ra ser de­sig­na­do can­di­da­to don­de apa­re­cía con 15% de co­no­ci­mien­to en­tre los po­bla­nos, con­tra 5% que ob­tu­vo Enrique Cár­de­nas. Ac­tual­men­te, a un mes de cam­pa­ña, se es­ti­ma que lo co­no­ce 25% de la población, pe­ro va en pri­mer lu­gar por­que es­tá sur­fean­do la ola que re­pre­sen­ta Ló­pez Obra­dor, con­si­de­ró Ro­dol­fo Ruiz.

El can­di­da­to ha de­di­ca­do bue­na par­te de su dis­cur­so a po­si­cio­nar la idea de que Mart­ha Eri­ka Alon­so re­pre­sen­ta la con­ti­nui­dad del ex­go­ber­na­dor Rafael Moreno Va­lle en el Po­der Eje­cu­ti­vo es­ta­tal.

Lo in­tere­san­te del asun­to fue que eso pro­pi­ció que la can­di­da­ta pa­nis­ta pre­sen­tó un re­cur­so de in­con­for­mi­dad an­te el Ins­ti­tu­to Elec­to­ral del Es­ta­do de Puebla y que el pleno del con­se­jo de ese or­ga­nis­mo de­ter­mi­na­ra que es vio­len­cia po­lí­ti­ca de gé­ne­ro re­fe­rir­se a Mart­ha Eri­ka Alon­so co­mo es­po­sa de su ma­ri­do Rafael Moreno Va­lle.

“Di­chas con­duc­tas se tra­du­cen en la vic­ti­mi­za­ción de una mu­jer, pro­vo­can­do la in­vi­si­bi­li­dad de la can­di­da­ta a go­ber­na­do­ra (...) por ser mu­jer, y se le de­me­ri­ta su per­so­na­li­dad por ser es­po­sa del ex­go­ber­na­dor Rafael Moreno Va­lle”, re­sol­vió el ins­ti­tu­to el 21 de ma­yo pa­sa­do.

So­bre el par­ti­cu­lar Hernández Aven­da­ño con­si­de­ró que la au­to­ri­dad es­tá car­gan­do los da­dos en fa­vor del mo­re­no­va­llis­mo, quien es se­ña­la­do de fra­guar la com­po­si­ción del ac­tual ins­ti­tu­to es­ta­tal elec­to­ral.

En­tre las pro­pues­tas de cam­pa­ña de Bar­bo­sa des­ta­can cam­bios en el te­ma de la pri­va­ti­za­ción del ser­vi­cio de agua po­ta­ble y una de­nun­cia a la deu­da pú­bli­ca “en­cu­bier­ta” que de­jó el ex­man­da­ta­rio.

PRI, UN ALIA­DO FÁCTICO

QUE PUE­DE LADEAR LA BALANZA

En tan­to, el Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti- tu­cio­nal apa­re­ce en un le­jano ter­cer lu­gar y co­mo una fi­gu­ra que no es com­pe­ti­ti­va, a pe­sar de ha­ber te­ni­do el po­der du­ran­te más de 80 años en la en­ti­dad.

Esa si­tua­ción se de­be a que ter­mi­nó co­la­bo­ran­do to­tal y ab­so­lu­ta­men­te con el en­ton­ces go­ber­na­dor Rafael Moreno Va­lle, a pun­to tal que que­dó des­di­bu­ja­do del es­ce­na­rio político es­ta­tal.

Hernández Aven­da­ño con­si­de­ró que el PRI en la en­ti­dad que­dó to­ma­do com­ple­ta­men­te por el mo­re­no­va­llis­mo, lo que oca­sio­nó que hoy sea un par­ti­do des­fon­da­do y com­ple­ta­men­te coop­ta­do por el aho­ra ex­man­da­ta­rio.

Por otra par­te, ha ge­ne­ra­do to­do ti­po de co­men­ta­rios el he­cho de que al­gu­nos sec­to­res del PRI han de­ci­di­do aban­do­nar el tra­ba­jo de pro­se­li­tis­mo en es­ta cam­pa­ña en fa­vor de su can­di­da­to e ir­se a apo­yar a Mart­ha Eri­ka Alon­so.

Ese fue el ca­so de la Con­fe­de­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Mé­xi­co (CTM), quien ha rea­li­za­do ac­tos pú­bli­cos en fa­vor de la can­di­da­ta pa­nis­ta.

Al mis­mo tiem­po, al­gu­nos gru­pos priis­tas ope­ran ya en fa­vor de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, lo que ha­ce pen­sar a ana­lis­tas que el PRI ten­drá un pa­pel im­por­tan­te en la de­fi­ni­ción de la gu­ber­na­tu­ra ya que es­tá re­par­tien­do su apo­yo en­tre Moreno Va­lle y Mo­re­na, que son los que re­pre­sen­tan el en­fren­ta­mien­to real que se da en el es­ta­do de Puebla.

Des­de la pers­pec­ti­va de Ro­dol­fo Ruiz, lo que es­tá por ver­se es si, co­mo lo se­ña­lan las en­cues­tas, ha­brá un vo­to ma­yo­ri­ta­rio en fa­vor de Ló­pez Obra­dor cu­yo efec­to co­lo­que a Luis Mi­guel Bar­bo­sa en la gu­ber­na­tu­ra, o bien que ha­ya un vo­to di­fe­ren­cia­do que se su­me a una efi­cien­te ope­ra­ción po­lí­ti­ca del ex go­ber­na­dor Rafael Moreno Va­lle que la ha­ga sa­lir triun­fa­do­raa Mart­ha Eri­ka Alon­so.

Lo que es­tá por ver­se es si, co­mo lo se­ña­lan las en­cues­tas, ha­brá un vo­to ma­yo­ri­ta­rio en fa­vor de Ló­pez Obra­dor cu­yo efec­to co­lo­que a Luis Mi­guel Bar­bo­sa en la gu­ber­na­tu­ra, o bien que ha­ya un vo­to di­fe­ren­cia­do que se su­me a una efi­cien­te ope­ra­ción po­lí­ti­ca de Mart­ha Eri­ka Alon­so que la ha­ga sa­lir triun­fa­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.