MTRO. RAFAEL MORALES

Ana­lis­ta político y ca­te­drá­ti­co de la UNAM.

El Economista (México) - Los Políticos - - Voto 2018 -

Hablando del se­gun­do lu­gar, pa­ra me­jo­rar sus re­sul­ta­dos, el equi­po de Ri­car­do Ana­ya aún pue­de de­fi­nir con ma­yor pre­ci­sión cuál es su elec­tor-ob­je­ti­vo, es de­cir, a qué pú­bli­cos es­tá di­ri­gien­do su men­sa­je pa­ra ga­nar la elec­ción, so­bre to­do fren­te a los elec­to­res que es­tá per­si­guien­do el can­di­da­to de Mo­re­na. Es­to es así siem­pre que com­pren­da có­mo se com­por­ta un elec­to­ra­do cuan­do en­fren­ta la op­ción de vo­tar cuan­do el PRI es go­bierno. La co­no­ci­da fór­mu­la no de­bie­ra de­jar­le du­das: el elec­tor de­be de­ci­dir pri­me­ro si vo­ta o no por el PRI. Si eli­ge lo se­gun­do, de­be op­tar en­tre Mo­re­na o el Fren­te. Si el PRI que­dó con­de­na­do al ter­cer lu­gar des­de el ini­cio de las cam­pa­ñas es inen­ten­di­ble que el equi­po de Ana­ya hu­bie­ra du­da­do has­ta aho­ra que la es­tra­te­gia no era per­se­guir mi­llen­nials sino elec­to­res ubi­ca­dos en las an­tí­po­das de la agen­da de Mo­re­na. »

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.