Re­ver­tir­la ten­drá cos­tos

Has­ta aho­ra só­lo hay ver­sio­nes con­tra­dic­to­rias so­bre el fu­tu­ro de la re­for­ma edu­ca­ti­va, des­ta­ca la coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma In­ter­dis­ci­pli­na­rio so­bre Po­lí­ti­ca y Prác­ti­cas Edu­ca­ti­vas del CIDE

El Economista (México) - Los Políticos - - REFORMA EDUCATIVA - Blan­caHe­re­diaR www.cide.edu Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@eleconomista.mx

Aun­que lo que hay son se­ña­les con­tra­dic­to­rias so­bre el fu­tu­ro de la re­for­ma edu­ca­ti­va, de can­ce­lar­se cier­tos ele­men­tos del re­cién im­ple­men­ta­do Nue­vo Mo­de­lo Edu­ca­ti­vo, ten­drá fuer­tes cos­tos pa­ra el sec­tor, ase­ve­ró Blan­ca Heredia Ru­bio.

La coor­di­na­do­ra ge­ne­ral del Pro­gra­ma In­ter­dis­ci­pli­na­rio so­bre Po­lí­ti­ca y Prác­ti­cas Edu­ca­ti­vas del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Do­cen­cia Eco­nó­mi­cas (CIDE) ex­pu­so que las ver­sio­nes en­con­tra­das del pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, y de quien ha si­do se­ña­la­do co­mo pró­xi­mo se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción, Es­te­ban Moc­te­zu­ma Ba­rra­gán, han ge­ne­ra­do un clima de con­fu­sión.

Mien­tras el pri­me­ro ha di­cho que se va a can­ce­lar la re­for­ma im­pul­sa­da por el go­bierno fe­de­ral des­de el 2012, el se­gun­do ha plan­tea­do que lo que ocu­rri­rá es una re­vi­sión y los ajus­tes necesarios.

Lo úni­co cier­to has­ta aho­ra es que se ha con­vo­ca­do a una con­sul­ta pú­bli­ca, la cual ter­mi­na­rá in­clu­so an­tes de que ini­cie el si­guien­te go­bierno.

La aca­dé­mi­ca des­ta­có que ha­bría cos­tos si se eli­mi­nan as­pec­tos im­por­tan­tes del lla­ma­do mo­de­lo edu­ca­ti­vo im­ple­men­ta­do a par­tir del ci­clo es­co­lar que ha­ce unos días ini­ció.

Con­cre­ta­men­te se re­fi­rió a los nue­vos pla­nes y pro­gra­mas de es­tu­dio y a los nue­vos en­fo­ques pe­da­gó­gi­cos que con­tie­ne.

“Yo creo que hay co­sas va­lio­sas en ese cam­bio que val­dría la pe­na con­ser­var, por­que ge­ne­ra­ría un enor­me cos­to pa­ra el sis­te­ma eli­mi­nar­los”, apun­tó.

In­di­có que tan­to en los ni­ve­les bá­si­co co­mo me­dio su­pe­rior les lle­va tiem­po a los maes­tros aden­trar­se en los nue­vos pro­gra­mas y co­men­zar­los a apli­car de ma­ne­ra co­rrec­ta y crea­ti­va en las au­las.

Si no les da­mos tiem­po pa­ra que pue­dan di­ge­rir el cam­bio y se los vuel­ven a cam­biar, se­rá costoso no só­lo por el cam­bio mis­mo, sino por­que el que es­tán co­men­zan­do a im­ple­men­tar tie­ne as­pec­tos va­lio­sos co­mo que los maes­tros se con­cen­tren en cier­tos apren­di­za­jes fun­da­men­ta­les en las áreas

(El­ba Est­her Gor­di­llo) Sí es­tá vien­do có­mo pue­de re­cu­pe­rar es­pa­cios de po­der en el pro­pio sin­di­ca­to”.

de len­gua­je, Cien­cias so­cia­les, Cien­cias na­tu­ra­les y Ma­te­má­ti­cas, que son áreas en las que si el es­tu­dian­te no las en­tien­de, no pue­de pa­sar al si­guien­te ni­vel y, so­bre to­do, apren­der te­mas con un ma­yor gra­do de so­fis­ti­ca­ción o com­ple­ji­dad.

La in­ves­ti­ga­do­ra del CIDE ex­pu­so que al­go que no ayuda a avan­zar en la im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas es que con fre­cuen­cia se “si­gue rein­ven­tan­do la rue­da” y pue­den aban­do­nar­se ini­cia­ti­vas bue­nas en ple­na eta­pa de im­ple­men­ta­ción.

Tam­bién co­men­tó que con fre­cuen­cia la gen­te se que­ja de que te­ne­mos un sis­te­ma edu­ca­ti­vo “en­ci­clo­pé­di­co”, lo cual no fa­vo­re­ce a na­die y me­nos en con­tex­tos en los que los es­tu­dian­tes tie­nen ac­ce­so a in­for­ma­ción abun­dan­te.

Con el nue­vo sis­te­ma lo que se bus­ca­ba era re­ta­car me­nos a los alum­nos de in­for­ma­ción; en cam­bio, do­tar­los de una ba­se fuer­te de co­no­ci­mien­tos y ha­bi­li­da­des que les per­mi­ta se­guir apren­dien­do con­ti­nua­men­te.

Tam­bién in­di­có co­mo va­lio­so de la re­for­ma edu­ca­ti­va la lla­ma­da au­to­no­mía cu­rri­cu­lar que per- mi­te a las es­cue­las in­ver­tir cier­tas ma­te­rias, ya sea pa­ra pro­fun­di­zar apren­di­za­jes o cues­tio­nes co­mo arte o in­clu­so al­gu­nas re­la­cio­na­das con su co­mu­ni­dad.

Tam­bién se­ría al­ta­men­te costoso eli­mi­nar la eva­lua­ción do­cen­te co­mo for­ma de ac­ce­der a la ca­rre­ra ma­gis­te­rial, así co­mo su­bir en el es­ca­la­fón.

Men­cio­nó que se­ría gra­ve que el ac­ce­so al ser­vi­cio co­mo la su­pera­ción de los maes­tros vuel­va a de­pen­der de su leal­tad con sus lí­de­res sin­di­ca­les.

Por otra par­te, opi­nó que es evi­den­te que la ex­di­ri­gen­te del SNTE, El­ba Est­her Gor­di­llo, quie­re re­cu­pe­rar es­pa­cios de po­der en el sin­di­ca­to. “Yo creo que hay un men­sa­je de par­te de ella: es­toy de re­gre­so, soy una víc­ti­ma, voy por lo que me co­rres­pon­de por­que me trai­cio­na­ron en el sin­di­ca­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.