Las caras nue­vas y de an­ta­ño del Se­na­do

El Economista (México) - Los Políticos - - CON LA POSTURA DE -

EL PA­SA­DO 29 de agos­to, 127 se­na­do­res, sal­vo uno acu­sa­do de violencia fa­mi­liar, rindieron pro­tes­ta an­te la pre­si­den­ta de la Me­sa de De­ca­nos, la se­na­do­ra Ifi­ge­nia Mar­tí­nez. A sus 88 años, do­ña Ifi­ge­nia vuel­ve a ser legisladora, es­ta vez por el Mo­vi­mien­to de Re­ge­ne­ra­ción Na­cio­nal. Ya fue dipu­tada por el PRI en la L Le­gis­la­tu­ra, por el PRD en la LVI y LXI le­gis­la­tu­ras, y se­na­do­ra por tres años en la LIV Le­gis­la­tu­ra, de 1988 a 1991.

La Me­sa de De­ca­nos es­tá con­for­ma­da por la se­na­do­ra Mar­tí­nez y dos vi­ce­pre­si­den­tes: Jo­sé An­to­nio Ál­va­rez Li­ma y Bea­triz Pa­re­des. Los tres se ini­cia­ron en el PRI y hoy só­lo Bea­triz Pa­re­des si­gue mi­li­tan­do en el mis­mo par­ti­do. Com­ple­tan a los de­ca­nos Mi­ner­va Her­nán­dez, an­tes priis­ta y hoy pa­nis­ta, y Cris­tó­bal Arias, ex­pe­rre­dis­ta y hoy mo­re­nis­ta.

La dis­tri­bu­ción de se­na­do­res por ban­ca­da que­dó de la si­guien­te ma­ne­ra: 55 se­na­do­res per­te­ne­cen a Mo­re­na; 23 al PAN, con lo que la de­re­cha es la se­gun­da fuer­za en el Se­na­do; 14 son priis­tas; el PRD y En­cuen­tro So­cial tie­nen ocho se­na­do­res cada uno; Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano cuen­ta con sie­te; el PT y el Ver­de Eco­lo­gis­ta tie­nen seis se­na­do­res cada uno y Nue­va Alian­za una se­na­do­ra. Co­mo da­to tras­cen­den­te y no cu­rio­so, hay que de­cir que és­ta es la pri­me­ra Cá­ma­ra de Se­na­do­res pa­ri­ta­ria, pues 49.2% de sus in­te­gran­tes son mu­je­res.

Más allá de los da­tos es­ta­dís­ti­cos y de gé­ne­ro, hay que ver quié­nes lle­ga­ron al Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, por qué y pa­ra qué.

Em­pe­ce­mos por Mo­re­na. De los 55 in­te­gran­tes de la ban­ca­da, 34 nun­ca han efec­tua­do ta­reas le­gis­la­ti­vas. En­tre los ve­te­ra­nos en­con­tra­mos a Ri­car­do Mon­real, Martí Batres, Ro­cío Nah­le (quien de­ja­rá el es­ca­ño el 30 de no­viem­bre pró­xi­mo), Ger­mán Mar­tí­nez (otro que tam­bién de­ja­rá el es­ca­ño pa­ra ir­se a di­ri­gir el IMSS), Na­po­león Gó­mez Urru­tia, Jo­sé An­to­nio Ál­va­rez Li­ma, Fé­lix Sal­ga­do Ma­ce­do­nio, Mi­guel Án­gel Na­va­rro Quin­te­ro, Hi­gi­nio Mar­tí­nez, Cris­tó­bal Arias, Ale­jan­dro Gon­zá­lez Yá­ñez y Sa­lo­món Ja­ra.

En­tre los mo­re­nis­tas que nun­ca han te­ni­do una ta­rea le­gis­la­ti­va están la mi­nis­tra Ol­ga Sán­chez Cor­de­ro (la que even­tual­men­te de­ja­rá el es­ca­ño a su su­plen­te, la ac­triz Je­su­sa Ro­drí­guez), la can­tan­te Susana Harp, la muy cues­tio­na­da au­to­de­fen­sa Nes­to­ra Sal­ga­do, y la con­duc­to­ra de te­le­vi­sión y pe­rio­dis­ta Lily Té­llez. Así hay 29 más, per­so­na­jes des­co­no­ci­dos, por lo me­nos a ni­vel na­cio­nal, que lle­ga­ron al Se­na­do gra­cias al mé­to­do de la tóm­bo­la … y al arras­tre de Ló­pez Obra­dor.

Por lo de­más, su­man­do a sus alia­dos del Par­ti­do En­cuen­tro So­cial, Mo­re­na cuen­ta con 68 vo­tos, lo que equi­va­le a 53%; es­to sig­ni­fi­ca que tie­ne una ma­yo­ría sim­ple que per­mi­ti­ría a Mo­re­na ha­cer to­da cla­se de re­for­mas, y nue­vas le­yes. Pe­ro, pa­ra cual­quier cam­bio en la Cons­ti­tu­ción, el par­ti­do ma­yo­ri­ta­rio ten­dría que ne­go­ciar al me­nos 14 vo­tos del res­to de las frac­cio­nes. Por lo de­más, Mo­re­na se que­da con la pre­si­den­cia y una vi­ce­pre­si­den­cia de la Me­sa Di­rec­ti­va y con la pre­si­den­cia de la Jun­ta de Coor­di­na­ción Po­lí­ti­ca.

La Me­sa Di­rec­ti­va que­dó con­for­ma­da co­mo si­gue: el pre­si­den­te es Martí Batres Gua­da­rra­ma (Mo­re­na); la pri­me­ra vi­ce­pre­si­den­ta es la tabasqueña Mó­ni­ca Fer­nán­dez Bal­boa (Mo­re­na); el se­gun­do vi­ce­pre­si­den­te es el pa­nis­ta Ra­fael Mo­reno Va­lle Ro­sas; el ter­cer vi­ce­pre­si­den­te es el priis­ta: Jor­ge Car­los Ra­mí­rez Ma­rín. La pri­me­ra se­cre­ta­ria es la der­ma­tó­lo­ga gua­na­jua­ten­se An­ta­res Gua­da­lu­pe Váz­quez Ala­to­rre, de Mo­re­na; la se­gun­da se­cre­ta­ria es

la ja­lis­cien­se Ve­ró­ni­ca Del­ga­di­llo Gar­cía, de Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano; la ter­ce­ra se­cre­ta­ria es la po­bla­na ex­priis­ta y hoy pe­tis­ta Nancy de la Sie­rra Arám­bu­ro. Fi­nal­men­te, el cuar­to se­cre­ta­rio es el ex­can­di­da­to a go­ber­na­dor me­xi­quen­se Juan Ma­nuel Ze­pe­da Her­nán­dez. Así, Mo­re­na se lle­va prác­ti­ca­men­te to­das las po­si­cio­nes de im­por­tan­cia, y se­gu­ra­men­te tam­bién se que­da­rá con un nú­me­ro im­por­tan­te de co­mi­sio­nes se­cre­ta­ria­les; con que se que­de con las de Pun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les, Ha­cien­da, Pre­su­pues­to, Edu­ca­ción, Sa­lud y De­sa­rro­llo So­cial, tie­ne su­fi­cien­te.

So­bre la co­rre­la­ción in­ter­na de fuer­zas de Mo­re­na en el Se­na­do ha­bría que de­cir que la elec­ción de Martí Batres por so­bre Ri­car­do Mon­real obe­de­ció no só­lo a que el se­gun­do es coor­di­na­dor de la ban­ca­da, sino a que se le en­co­men­da­rán otras ta­reas de coor­di­na­ción po­lí­ti­ca. Pue­de que An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor es­té pen­san­do en te­ner a Mon­real lis­to pa­ra dar­le una po­si­ción en el ga­bi­ne­te, por sí al­guien más fa­lla.

Por lo que to­ca al PAN, son 23 se­na­do­res y cons­ti­tu­yen la úni­ca fuer­za que se pue­de con­si­de­rar de opo­si­ción. In­clu­so Mo­reno Va­lle, cu­yo pa­nis­mo es cuestionado, aun­que hay que re­co­no­cer que sí es de de­re­chas, y Mi­guel Án­gel Man­ce­ra, que nun­ca se ha afi­lia­do a par­ti­do al­guno, cla­ra­men­te no es­ta­rían dis­pues­tos a de­jar­se ava­sa­llar por AMLO. Aquí el pro­ble­ma va a ser que los plei­tos in­ter­nos del PAN se tras­la­den al ám­bi­to se­na­to­rial. Jo­se­fi­na Váz­quez Mo­ta, la coor­di­na­do­ra de la ban­ca­da, po­si­ble­men­te ba­ta­lle de lo lin­do con Da­mián Ze­pe­da, ac­tual pre­si­den­te del PAN y al­ter ego de Ri­car­do Ana­ya, quien no es que­ri­do por un nú­me­ro im­por­tan­te de pa­nis­tas. Tam­bién ten­drá al­guno que otro pro­ble­mi­lla con Ra­fael Mo­reno Va­lle, pe­ro al fi­nal exis­te la po­si­bi­li­dad de que lle­guen a aliar­se en con­tra de Ze­pe­da y los anayis­tas. To­do de­pen­de­rá de los pro­ce­sos in­ter­nos del PAN: la mo­ne­da es­tá en el ai­re.

En cuan­to al PRI, te­ne­mos que Clau­dia Ruiz Mas­sieu Sa­li­nas es la lí­der de la ban­ca­da y tam­bién es la pre­si­den­ta del par­ti­do. Es pre­vi­si­ble que los priis­tas ha­gan un es­fuer­zo so­bre­hu­mano por man­te­ner­se más o me­nos uni­dos, dis­ci­pli­na­dos e ins­ti­tu­cio­na­les. De los se­na­do­res que con­for­man la ban­ca­da, hay va­rios pe­sos pe­sa­dos co­mo Car­los Ace­ves del Ol­mo, Va­nes­sa Ru­bio, Mi­guel Án­gel Oso­rio Chong, Bea­triz Pa­re­des, Ma­nuel Añor­ve y Eru­viel Ávi­la. Ca­si to­dos, sal­vo Va­nes­sa Ru­bio, están en­fren­ta­dos al gru­po de Pe­ña Nie­to… La ban­ca­da del PRI se em­po­bre­ce por­que sus alia­dos de siem­pre, los ver­des, ya di­je­ron que se se­pa­ra­rán del PRI y la úni­ca se­na­do­ra de Nue­va Alian­za se pa­só a Mo­re­na, así que las úni­cas alian­zas que pue­de ha­cer el PRI son con el PAN y el PRD… y ha­brá que ver si és­tos se in­tere­san. Los se­na­do­res del Par­ti­do Ver­de Eco­lo­gis­ta de Mé­xi­co, en­tre ellos, el aún go­ber­na­dor de Chia­pas, Ma­nuel Ve­las­co Coe­llo, y la ex­coor­di­na­do­ra de In­for­má­ti­ca de Los Pi­nos, Ale­jan­dra La­gu­nes, están por la la­bor de coope­rar con el nue­vo go­bierno; igual los se­na­do­res de MC, Dan­te Del­ga­do y Pa­tri­cia Mer­ca­do, qui­zá se ale­jen de PAN y del PRD.

Ha­blan­do del PRD, la ban­ca­da tie­ne dos in­te­gran­tes de pe­so, Juan Ze­pe­da y Xo­chitl Gál­vez. Lo más se­gu­ro es que los dos men­cio­na­dos y los po­cos se­na­do­res que se que­den en el PRD ha­rán man­cuer­na con la ban­ca­da del PAN.

En sín­te­sis: el Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, co­mo la Cá­ma­ra de Dipu­tados son te­rri­to­rio de Mo­re­na. Lo que me pa­re­ce más im­pre­sio­nan­te es que sal­vo los priis­tas, los que siem­pre lo han si­do y se­gui­rán sien­do, aun­que el PRI es­té en una cri­sis ter­mi­nal, y al­gu­nos pa­nis­tas de vie­jo cu­ño, el res­to de los se­na­do­res tie­ne en su ha­ber el pa­so por di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas, em­pe­zan­do por do­ña Ifi­ge­nia que fue priis­ta, pe­rre­dis­ta y aho­ra mo­re­nis­ta. Si lo ve­mos en pers­pec­ti­va, es­te ti­po de trán­si­tos in­di­can la per­vi­ven­cia de la cul­tu­ra po­lí­ti­ca que ins­pi­ró la fun­da­ción del Par­ti­do Na­cio­nal Re­vo­lu­cio­na­rio en 1929. Pe­se a la evi­den­te de­mo­cra­ti­za­ción de pro­ce­di­mien­tos, hay ras­gos in­va­ria­bles que de­fi­nen al sis­te­ma.

Fo­to: cor­te­sía

EL SE­NA­DO DE LA RE­PÚ­BLI­CA y la Cá­ma­ra de Dipu­tados son prác­ti­ca­men­te te­rri­to­rio de Mo­re­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.