El es­ce­na­rio es­tá lleno de ca­ri­ca­tu­ri­za­bles

An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, pre­si­den­te elec­to, de­be­rá res­pe­tar la Cons­ti­tu­ción que es­ta­ble­ce la li­bre ex­pre­sión, di­ce el car­to­nis­ta

El Economista (México) - Los Políticos - - MONEROS - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­llo@ele­co­no­mis­ta.mx cha­vo­del­to­roo­fi­cial @cha­vo­del­to­ro

El se­xe­nio que es­tá por con­cluir fue ri­quí­si­mo en per­so­na­jes que fue­ron mo­ti­vo pa­ra ha­cer ca­ri­ca­tu­ras po­lí­ti­cas y el pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, es ab­so­lu­ta­men­te ca­ri­ca­tu­ri­za­ble, lo mis­mo que va­rios per­so­na­jes que se per­fi­lan co­mo ac­to­res po­lí­ti­cos im­por­tan­tes en los pró­xi­mos seis años, plan­tea Sal­va­dor del To­ro, me­jor co­no­ci­do co­mo Chavo del To­ro.

El mo­ne­ro ori­gi­na­rio de Gua­da­la­ja­ra di­ce que el pre­si­den­te elec­to, a ca­da pa­so que da, ge­ne­ra po­lé­mi­ca “y co­mo ca­ri­ca­tu­ris­ta no se pue­de es­tar al mar­gen de lo que ha­ga. En­ton­ces, ya sea a fa­vor o en con­tra, hay que mo­near­lo”.

En en­tre­vis­ta, el can­di­da­to a doc­tor di­ce que mu­chas ve­ces es­tá de acuer­do con Ló­pez Obra­dor y otras mu­chas no, y co­mo él, en­tien­de a la ca­ri­ca­tu­ra co­mo una for­ma de ex­pre­sar lo que sien­te “en­ton­ces si yo veo que la es­tá re­gan­do yo lo de­bo mo­near”.

Ade­más, en el se­xe­nio que es­tá por ini­ciar es­ta­rán per­so­na­jes co­mo el pre­si­den­te del Se­na­do, Mar­tí Ba­tres, que con su Tup­per­wa­re Cha­llen­ge “es una chu­la­da”, o el dipu­tado mo­re­nis­ta, Ge­rar­do No­ro­ña, o el pre­si­den­te de la Jun­ta de Coor­di­na­ción Po­lí­ti­ca del Se­na­do, Ri­car­do Mon­real, y su com­pa­ñe­ro de Le­gis­la­tu­ra, aun­que en la ban­ca­da del PRI, Mi­guel Án­gel Man­ce­ra. To­dos ellos, di­ce, son al­ta­men­te can­di­da­tos a es­tar en el tra­ba­jo de los ca­ri­ca­tu­ris­tas.

Pe­ro no son los úni­cos; a vue­lo de pá­ja­ro nombra a Ro­cío Nah­le, que se per­fi­la co­mo pró­xi­ma se­cre­ta­ria de Ener­gía, los go­ber­na­do­res de Mo­re­los, Cuauh­té­moc Blan­co Bra­vo, y de Ja­lis­co, En­ri­que Alfaro Ra­mí­rez.

Al pre­gun­tar­le si ve al­gún ti­po de ries­go de cen­su­ra o de in­to­le­ran­cia a la crí­ti­ca, res­pon­de que el pró­xi­mo pre­si­den­te de Mé­xi­co de­be res­pe­tar la Cons­ti­tu­ción po­lí­ti­ca que es­ta­ble­ce la li­bre ex­pre­sión.

En todo ca­so, de­ja en­tre­ver que ha­bría que ver có­mo reac­cio­na “la ma­ra­bun­ta que vie­ne de­trás de él, que pue­de ma­lin­ter­pre­tar el asun­to y pue­de ir­se fue­ra de las ins­ti­tu­cio­nes. Hay que aguan­tar va­ra cuan­do uno es­tá en el po­der, di­ce.

Y aña­de: “Con­fío en la apues­ta de­mo­crá­ti­ca de Mo­re­na. Lo con­fío con todo, pe­ro no cie­ga­men­te. En­ton­ces, to­dos los que cree­mos en An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor te­ne­mos que es­tar aten­tos”.

So­bre sus com­pa­ñe­ros de ofi­cio re­fie­re que hay tres gran­des gru­pos. Los pri­me­ros, a los que iden­ti­fi­ca co­mo los de la es­cue­la de Rius, a fa­vor com­ple­ta­men­te de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor y de la ca­ri­ca­tu­ra de iz­quier­da.

Otro, al que se re­fie­re co­mo de la ca­ri­ca­tu­ra de de­re­cha, don­de ubi­ca a mo­ne­ros co­mo Pa­co Cal­de­rón, Alar­cón y Gar­ci. Y otro en el que se cuen­ta al que iden­ti­fi­ca co­mo los an­ti­sis­té­mi­cos, don­de es­ta­rían Ja­baz, Ro­drí­guez, Perujo, en­tre otros.

NO LU­CHA­MOS CON­TRA LOS ME­MES

So­bre los me­mes, Chavo del To­ro co­men­ta que es otra for­ma de ha­cer hu­mor y la ca­ri­ca­tu­ra no lu­cha con­tra ellos.

Men­cio­na que hay unos muy bue­nos y otros muy ma­los y la ca­li­dad pro­me­dio es ba­ji­ta.

En cam­bio, des­ta­ca, la ca­ri­ca­tu­ra po­lí­ti­ca tie­ne una ca­li­dad pro­me­dio im­por­tan­te, es mu­cho más sim­pá­ti­ca, más co­rro­si­va e in­te­li­gen­te.

En su opi­nión, “la ca­ri­ca­tu­ra de­be te­ner tres com­po­nen­tes. El pri­me­ro es la lí­nea, que tie­ne que ver con la es­té­ti­ca, el se­gun­do, que tie­ne hu­mor y, el ter­ce­ro, que lle­va a la re­fle­xión”.

Con esas ca­rac­te­rís­ti­cas, el car­tón re­suel­ve la ne­ce­si­dad de in­for­mar­te a tra­vés de po­cas líneas, sin­te­ti­zan­do la no­ti­cia, con hu­mor y eso ayu­da a la gen­te a re­la­jar­se un po­qui­to y a reír­se de lo que siem­pre se ríen de ella, los po­lí­ti­cos.

Se­ña­la que la sá­ti­ra po­lí­ti­ca, el hu­mor co­rro­si­vo del car­to­nis­ta po­lí­ti­co, es­tá ya en di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas, es­tá mi­gran­do y usan­do las nue­vas tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y las co­mu­ni­ca­cio­nes en los tiem­pos en los que los me­mes son, co­mo di­ce, “la de­mo­cra­ti­za­ción de la ma­ma­da” y han des­pla­za­do al ca­ri­ca­tu­ris­ta del mo­no­po­lio de fi­jar una pos­tu­ra con hu­mor y com­par­tir­la en pú­bli­co.

La ca­ri­ca­tu­ra de­be te­ner tres com­po­nen­tes. El pri­me­ro es la lí­nea, que tie­ne que ver con la es­té­ti­ca, el se­gun­do, que tie­ne hu­mor y, el ter­ce­ro, que lle­va a la re­fle­xión”.

Fo­to: adria­na her­nán­dez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.