El Ejér­ci­to en las ca­lles in­cre­men­tó es­pi­ral de vio­len­cia

Man­te­ner a las Fuer­zas Ar­ma­das en ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca es un gra­ví­si­mo error, sos­tie­ne el se­na­dor de la Re­pú­bli­ca

El Economista (México) - Los Políticos - - SEGURIDAD PÚBLICA - Por Li­dia Aris­ta Fo­to: Fer­nan­do Vi­lla del Án­gel li­dia.aris­ta@eleconomista.mx Emi­lio Al­va­rez Ica­za L @Emi­li­oAl­va­rez www.aho­ra.si/

La cri­sis de vio­len­cia que pa­de­ce el país se acen­tuó en los úl­ti­mos años en gran me­di­da por la pre­sen­cia del Ejér­ci­to en ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, por ello, es ur­gen­te re­ti­rar gra­dual­men­te de las ca­lles a las Fuer­zas Ar­ma­das, así co­mo abro­gar la Ley de Se­gu­ri­dad In­te­rior, que regula su par­ti­ci­pa­ción en el com­ba­te con­tra la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, ex­pli­có Emi­lio Ál­va­rez Ica­za.

El se­na­dor de la Re­pú­bli­ca, quien ha­ce unas se­ma­nas pre­sen­tó una ini­cia­ti­va pa­ra abro­gar la Ley de Se­gu­ri­dad In­te­rior, ase­ve­ró que in­cluir al Ejér­ci­to y a las Fuer­zas Ar­ma­das en la­bo­res de po­li­cías es un gra­ví­si­mo error, por lo cual el Po­der Le­gis­la­ti­vo de­be­ría dar mar­cha atrás a esa le­gis­la­ción vi­gen­te des­de el 21 de di­ciem­bre del 2017.

“No se tra­ta de que el Ejér­ci­to es­té en la ca­lle, se tra­ta que la se­gu­ri­dad sea una res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil, por­que lo que ha su­ce­di­do es que la pre­sen­cia de las Fuer­zas Ar­ma­das y eso ya ha es­ta­do do­cu­men­ta­do, ha in­cre­men­ta­do la es­pi­ral de vio­len­cia. El Ejér­ci­to es una ins­ti­tu­ción ab­so­lu­ta­men­te res­pe­ta­ble, ab­so­lu­ta­men­te re­co­no­ci­da pe­ro no le co­rres­pon­de desa­rro­llar una la­bor de po­li­cía, se­ría un gra­ví­si­mo error con­ti­nuar con ello”, ma­ni­fes­tó.

En ese sen­ti­do, ex­pu­so que le preo­cu­pa que el pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, es­té pen­san­do en man­te­ner a las Fuer­zas Ar­ma­das en ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, por ejem­plo con la crea­ción de la Guar­dia Na­cio­nal Ci­vil.

El tam­bién ex­se­cre­ta­rio Eje­cu­ti­vo de la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (CIDH) con­si­de­ró que el Ejér­ci­to de­be­ría ser re­ti­ra­do gra­dual­men­te de las ca­lles, mas no le­gi­ti­mar su par­ti­ci­pa­ción en el com­ba­te al cri­men or­ga­ni­za­do, por­que es­tá pro­ba­do que no es la so­lu­ción pa­ra el pro­ble­ma de in­se­gu­ri­dad por el que atra­vie­sa Mé­xi­co.

“El pro­ble­ma es que no hay un plan, el pro­ble­ma es que cuan­do nos di­je­ron que era tem­po­ral no tie­ne plan de sa­li­da, lle­va­mos más de 10 años, lo tem­po­ral se con­vier­te en per­ma­nen­te y aho­ra en vez de re­sol­ver el pro­ble­ma hi­cie­ron una ley pa­ra le­gi­ti­mar lo que era ile­gal”.

Di­jo que si bien a su pro­pues­ta se ad­hi­rie­ron al­re­de­dor de 20 se­na­do­res, en­tre ellos, Ale­jan­dro Gon­zá­lez, Cle­men­te Cas­ta­ñe­da, Dan­te Delgado, Pa­tricia Mer­ca­do, el gru­po le­gis­la­ti­vo de Mo­re­na ha di­cho que es­pe­ra­rá has­ta que la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción se pro­nun­cie res­pec­to a la cons­ti­tu­cio­na­li­dad de esa ley, por los que los lla­mó a ser con­gruen­tes.

Co­rres­pon­de que los ac­to­res que en su mo­men­to eran opo­si­ción, que le­van­ta­ron la voz des­de la tri­bu­na enér­gi­ca­men­te en con­tra de la Ley de Se­gu­ri­dad In­te­rior y hoy son go­bierno, que sean con­gruen­tes y con­sis­ten­tes, ahí es­tán las pa­la­bras de Ma­rio Delgado, de Do­lo­res Pa­dier­na, de Ale­jan­dro En­ci­nas, de Zoé Robledo, de mu­chos ac­to­res de Mo­re­na aho­ra tie­nen la po­si­bi­li­dad de apli­car su ma­yo­ría.

Aña­dió, el Le­gis­la­ti­vo es un po­der au­tó­no­mo que no tie­ne ne­ce­si­dad de es­pe­rar de­fi­ni­cio­nes de otros po­de­res pa­ra rea­li­zar su tra­ba­jo.

Pa­ra Ál­va­rez Ica­za, el pró­xi­mo go­bierno de­be­rá cam­biar de mo­de­lo de se­gu­ri­dad, pues los úl­ti­mos no só­lo han fra­ca­sa­do, sino in­clu­so han pro­pi­cia­do que la cri­sis de vio­len­cia se acen­túe.

Mé­xi­co vi­ve una muy gra­ve cri­sis de vio­len­cia, una muy gra­ve cri­sis de co­rrup­ción, de im­pu­ni­dad, que en cier­ta me­di­da son de­to­nan­tes de ma­yor es­pi­ral de vio­len­cia por­que quien co­me­te un de­li­to no re­ci­be cas­ti­go y quie­nes nos ro­ban man­dan un men­sa­je de ab­so­lu­to ci­nis­mo e im­pu­ni­dad por­que es­tán en la ca­lle.

Es una ins­ti­tu­ción ab­so­lu­ta­men­te res­pe­ta­ble, ab­so­lu­ta­men­te re­co­no­ci­da pe­ro no le co­rres­pon­de desa­rro­llar una la­bor de po­li­cía, se­ría un gra­ví­si­mo error con­ti­nuar con ello”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.