An­te Trump AMLO tie­ne más apo­yo po­pu­lar que Pe­ña

Los le­gis­la­do­res de­mó­cra­tas no van a apro­bar el mu­ro a Trump, pe­ro na­da más, plan­tea la es­pe­cia­lis­ta

El Economista (México) - Los Políticos - - ELECCIONES EN EU • RELACIÓN BILATERAL - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

A par­tir de los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes in­ter­me­dias en Es­ta­dos Uni­dos, el pre­si­den­te Do­nald Trump sa­le ras­pa­do, pe­ro po­si­cio­na­do pa­ra cons­truir una can­di­da­tu­ra con mi­ras a la re­elec­ción; con­ti­nua­rá con la mis­ma actitud ha­cia Mé­xi­co, pe­ro aho­ra ten­drá que en­ta­blar una re­la­ción con un pre­si­den­te me­xi­cano me­jor po­si­cio­na­do que su an­te­ce­sor, plan­teó la in­ter­na­cio­na­lis­ta Ga­brie­la de la Paz Me­lén­dez.

En en­tre­vis­ta, la aca­dé­mi­ca del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co y de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Mon­te­rrey, di­jo que Trump va a se­guir sien­do el mis­mo res­pec­to de Mé­xi­co, só­lo que es muy di­fe­ren­te sen­tar­se an­te un pre­si­den­te que tie­ne una ad­mi­nis­tra­ción li­ga­da con ca­sos de co­rrup­ción, que con otro que, has­ta el mo­men­to, no tie­ne nin­gún se­ña­la­mien­to en ese sen­ti­do.

“Lo im­por­tan­te no es có­mo ha­ya que­da­do el Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos, sino que en Mé­xi­co te­ne­mos a un pre­si­den­te que ga­nó las elec­cio­nes con 53% de los vo­tos, que tie­ne ma­yo­ría en el Con­gre­so de la Unión, así co­mo en la ma­yo­ría de los con­gre­sos es­ta­ta­les. Eso lo ha­ce ser un in­ter­lo­cu­tor con mu­cha au­to­ri­dad y mu­cha le­gi­ti­mi­dad, que no tie­ne Do­nald Trump”, des­ta­có.

Ade­más, aña­dió, aho­ra el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se no contará con un Con­gre­so que le si­ga el jue­go en lo que di­ga, ya que el Par­ti­do Re­pu­bli­cano ten­drá la ma­yo­ría en esa re­pre­sen­ta­ción po­pu­lar.

En opinión de la es­pe­cia­lis­ta, la re­la­ción bi­la­te­ral Mé­xi­co-Es­ta­dos Uni­dos pa­sa­rá por la Em­ba­ja­da, los con­su­la­dos y la can­ci­lle­ría, pe­ro lo in­tere­san­te es que Mé­xi­co es­tá bien pre­pa­ra­do pa­ra in­ter­ac­tuar con ese go­bierno.

NO DE­BE­RÍA­MOS ES­PE­RAR UNA RE­FOR­MA MI­GRA­TO­RIA

So­bre la agen­da mi­gra­to­ria, De la Paz Me­lén­dez ex­pu­so que lo re­le­van­te es que es es­pe­ra­ble que los le­gis­la­do­res de­mó­cra­tas no van a apro­bar el pre­su­pues­to que re­quie­re el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se pa­ra cons­truir el mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co.

Sin em­bar­go, ex­pu­so que se­ría ilu­so­rio es­pe­rar más, co­mo una re­for­ma mi­gra­to­ria, más allá de le­ga­li­zar la si­tua­ción de los drea­mers, que son los jó­ve­nes ra­di­ca­dos en Es­ta­dos Uni­dos que in­gre­sa­ron de ma­ne­ra ile­gal acom­pa­ñan­do a sus pa­dres cuan­do eran ni­ños y aho­ra bus­can una residencia le­gal en ese país.

La aca­dé­mi­ca del ITESM cam­pus Mon­te­rrey en­fa­ti­zó que los re­pu­bli­ca­nos per­die­ron prác­ti­ca­men­te to­dos los con­da­dos de la fron­te­ra con Mé­xi­co y eso quie­re de­cir que se tra­ta de le­gis­la­do­res que van a que­dar en mu­chos de los co­mi­tés que ten­drán que dis­cu­tir si le aprue­ban o no los re­cur­sos del pre­su­pues­to que ne­ce­si­ta el man­da­ta­rio (re­pu­bli­cano) pa­ra cons­truir el mul­ti­ci­ta­do mu­ro, pa­ra im­pe­dir la mi­gra­ción ile­gal des­de Mé­xi­co.

En cuan­to a la re­la­ción de los re­sul­ta­dos de la elec­ción con el pro­ce­so de apro­ba­ción del acuer­do co­mer­cial que sus­ti­tui­rá el tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con Mé­xi­co y Ca­na­dá, co­men­tó que qui­zá pue­da ha­ber al­gu­na par­te del tex­to ne­go­cia­do y pues­to a la con­si­de­ra­ción del Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano que no le gus­te a los le­gis­la­do­res y pu­die­ran so­li­ci­tar que se ha­gan al­gu­nos ajus­tes.

In­clu­so di­jo que “tam­bién en Mé­xi­co, (el pre­si­den­te elec­to An­drés Ma­nuel) Ló­pez Obra­dor y Mo­re­na po­drían de­cir ‘sa­bes qué, sí lo fir­mo, pe­ro hay que ha­cer unos acuer­dos pa­ra­le­los’, co­mo se hi­zo en el año 1993 con (el en­ton­ces pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se) Bill Clin­ton. Si qui­sie­ran lo po­drían ha­cer”.

Lo cier­to es que, se­gún la es­pe­cia­lis­ta del ITESM, pa­ra el go­bierno me­xi­cano de­be que­dar muy cla­ro que es im­pres­cin­di­ble rea­li­zar el tra­ba­jo de ca­bil­deo no só­lo en Washington, sino tam­bién en los con­gre­sos es­ta­ta­les y, so­bre to­do, en las oficinas de los re­pre­sen­tan­tes, dis­tri­to por dis­tri­to.

Aho­ra, pa­sa­das las elec­cio­nes y de ca­ra a la ca­rre­ra por la re­elec­ción, De la Paz Me­lén­dez ma­ni­fes­tó que el pre­si­den­te que­da po­si­cio­na­do, y del la­do del Par­ti­do De­mó­cra­ta hay fi­gu­ras, co­mo la se­na­do­ra por Massachusetts Eli­za­beth Wa­rren, el ex vi­ce­pre­si­den­te Joe Bi­den y el miem­bro de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes Be­to O’Rour­ke, que po­drían cons­truir una can­di­da­tu­ra.

En ese sen­ti­do, men­cio­nó que los go­ber­na­do­res se vuel­ven fi­gu­ras im­por­tan­tes, por­que son ellos los que es­tán a car­go de or­ga­ni­zar las elec­cio­nes en sus res­pec­ti­vas en­ti­da­des y es­tán, jun­to con sus con­gre­sos, pa­ra de­ci­dir so­bre los re­qui­si­tos pa­ra po­der vo­tar.

Lo im­por­tan­te no es có­mo ha­ya que­da­do el Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos, sino que en Mé­xi­co te­ne­mos a un pre­si­den­te que ga­nó las elec­cio­nes con 53% de los vo­tos, que tie­ne ma­yo­ría en el Con­gre­so, así co­mo en la ma­yo­ría de los con­gre­sos es­ta­ta­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.