Hay que co­rre­gir la es­tra­te­gia

El go­bierno en­tran­te de­be­rá aten­der la emer­gen­cia, sin em­bar­go, no se pue­de de­le­gar en los mi­li­ta­res la ta­rea de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad, ex­pli­ca la di­rec­to­ra de Mé­xi­co Eva­lúa

El Economista (México) - Los Políticos - - LOS RETOS DE AMLO - Por Li­dia Aris­ta li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Mé­xi­co atra­vie­sa una pro­fun­da cri­sis de vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad, por lo que el re­to de la ad­mi­nis­tra­ción que es­tá por ini­ciar no só­lo es aten­der la emer­gen­cia, sino for­ta­le­cer a las ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les en­car­ga­das de esa ta­rea, pa­ra lo cual es ne­ce­sa­rio co­rre­gir la es­tra­te­gia que re­cien­te­men­te pre­sen­tó el pre­si­den­te elec­to An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, sos­tu­vo Ed­na Jai­me Tre­vi­ño.

La di­rec­to­ra ge­ne­ral de Mé­xi­co Eva­lúa ex­pli­có que en la ad­mi­nis­tra­ción que es­tá por con­cluir hu­bo “un des­cui­do” del pre­si­den­te de la República, En­ri­que Pe­ña Nie­to, en el ru­bro de se­gu­ri­dad, y mues­tra de ello es que in­ten­tó que “ba­jan­do el per­fil” de la vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad, real­men­te los de­li­tos dis­mi­nui­rían, lo cual evi­den­te­men­te no su­ce­dió.

“Es­ta­mos en una cri­sis de vio­len­cia y de cri­men muy fuer­te. Va­mos a ce­rrar el año con 35,000 ase­si­na­tos, cuan­do en el go­bierno de Fe­li­pe Cal­de­rón lle­ga­mos a to­car los 25,000 ase­si­na­tos. Es­tá­ba­mos ho­rro­ri­za­dos por la ci­fra y por­que veía­mos el fe­nó­meno en una si­tua­ción de des­con­trol, pe­ro aho­ra es­ta­mos en 35,000 ase­si­na­tos pa­ra 2018, en­ton­ces es sin du­da una cri­sis pro­nun­cia­da en ma­te­ria de vio­len­cia”.

En en­tre­vis­ta, ma­ni­fes­tó que sin du­da el go­bierno en­tran­te de­be­rá aten­der la emer­gen­cia, sin em­bar­go, di­jo, no se pue­de con­ti­nuar con una es­tra­te­gia que dé a los mi­li­ta­res la ta­rea de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad en las ca­lles.

Jai­me Tre­vi­ño agre­gó que es en­ten­di­ble que an­te la de­bi­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les pa­ra en­fren­tar la emer­gen­cia, el go­bierno en­tran­te es­té plan­tean­do re­cu­rrir a las Fuer­zas Ar­ma­das, sin em­bar­go es un error.

Es­toy muy preo­cu­pa­da de que se es­té pri­vi­le­gian­do la vía mi­li­tar, y es­ta Guar­dia Na­cio­nal, por­que se es­tán re­for­zan­do los ele­men­tos de se­gu­ri­dad que no es­tán fun­cio­nan­do. Va­mos a se­guir re­pi­tien­do es­te círcu­lo vi­cio­so al in­fi­ni­to por­que in­clu­si­ve lo es­ta­mos lle­van­do más le­jos, por­que aho­ra se pre­ten­de re­for­mar la Cons­ti­tu­ción pa­ra dar­le un mar­co le­gal a la ac­tua­ción de los mi­li­ta­res en ta­reas de se­gu­ri­dad.

Al res­pec­to, agre­gó que se es­tán cen­tra­li­zan­do aún más las ta­reas de se­gu­ri­dad en las Fuer­zas Ar­ma­das, ade­más que no se es­tá con­si­de­ran­do a los go­bier­nos es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les co­mo par­te de la so­lu­ción en la es­tra­te­gia que pre­sen­tó ha­ce unos días el pre­si­den­te elec­to Ló­pez Obra­dor.

La ex­per­ta en te­mas de se­gu­ri­dad in­di­có que si no se co­rri­ge, no hay por qué es­pe­rar re­sul­ta­dos dis­tin­tos en la ma­te­ria por­que al fi­nal se es­ta­rían rea­li­zan­do ac­cio­nes muy si­mi­la­res en­tre los go­bier­nos sa­lien­te y en­tran­te.

NE­CE­SA­RIO, FOR­TA­LE­CER LAS INS­TI­TU­CIO­NES

Pa­ra Ed­na Jai­me, el go­bierno que es­tá por ini­ciar de­be co­rre­gir la es­tra­te­gia con la que pre­ten­de en­fren­tar el fe­nó­meno de in­se­gu­ri­dad, y pa­ra ha­cer­lo tie­ne to­do, pues cuen­ta con ma­yo­ría en el Con­gre­so de la Unión y en va­rios de los con­gre­sos lo­ca­les, por lo que pue­den mo­di­fi­car la cons­ti­tu­ción cuan­do así lo de­ci­dan.

Des­de su pers­pec­ti­va, es ne­ce­sa­rio el for­ta­le­ci­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, lo cual, sub­ra­yó no se ha he­cho des­de ha­ce años.

El re­to es for­ta­le­cer las ins­ti­tu­cio­nes de se­gu­ri­dad y de jus­ti­cia, dar­le una mu­cho más re­le­van­cia a ni­vel lo­cal y aten­ción de los pro­ble­mas, a par­tir de di­ver­sos diag­nós­ti­cos, por­que no só­lo te­ne­mos un pro­ble­ma de vio­len­cia, sino mu­chos pro­ble­mas de vio­len­cia.

Jai­me di­jo que es ne­ce­sa­rio que el go­bierno fe­de­ral tra­ba­je por cons­truir un en­tra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal ro­bus­to, que sea ca­paz de aten­der la emer­gen­cia, pe­ro tam­bién el pro­ble­ma de fon­do.

“Es ab­so­lu­ta­men­te fun­da­men­tal que el pró­xi­mo go­bierno y el pró­xi­mo pre­si­den­te in­vier­tan su ca­pi­tal po­lí­ti­co, sus re­cur­sos, su li­de­raz­go en crear y ro­bus­te­cer es­te en­tra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal, sin em­bar­go ha op­ta­do por más de lo mis­mo”.

En­fa­ti­zó que co­mo par­te del for­ta­le­ci­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes, es ne­ce­sa­rio in­cluir no só­lo a las ins­tan­cias en­car­ga­das de la pre­ven­ción, sino tam­bién a las que tie­ne la fa­cul­tad de cas­ti­gar los de­li­tos.

“La pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia es cla­ve pa­ra di­sua­dir ac­tos cri­mi­na­les, así co­mo pa­ra for­ta­le­cer al Es­ta­do me­xi­cano en su ca­pa­ci­dad de per­se­cu­ción cri­mi­nal”.

Pa­ra ello, des­ta­có, hay que cui­dar que el mo­de­lo de Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la República que se apro­ba­rá en el Con­gre­so de la Unión ten­ga co­mo prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca la au­to­no­mía.

Es ab­so­lu­ta­men­te fun­da­men­tal que el pró­xi­mo go­bierno y el pró­xi­mo pre­si­den­te in­vier­tan su ca­pi­tal po­lí­ti­co, sus re­cur­sos, su li­de­raz­go, en crear y ro­bus­te­cer es­te en­tra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.