Po­bre­za y es­ta­bi­li­dad so­cial, sus desafíos

De acuer­do con el Se­má­fo­ro Eco­nó­mi­co de Mé­xi­co, ¿Có­mo Va­mos?, Chia­pas pre­sen­ta in­di­ca­do­res po­co alen­ta­do­res en ma­te­ria de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, deu­da pú­bli­ca y ge­ne­ra­ción de em­pleo

El Economista (México) - Los Políticos - - RELEVO EN LOS ESTADOS - Por Li­dia Aris­ta e It­zel Zú­ñi­ga los­po­li­ti­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

En las úl­ti­mas dos dé­ca­das, Chia­pas ha si­do go­ber­na­do por el PRI, por la alian­za PAN-PRD, por PRD-PT-Con­ver­gen­cia, por el Ver­de Eco­lo­gis­ta de Mé­xi­co y, a par­tir del 8 de di­ciem­bre, por Mo­re­na, con lo que se con­ver­ti­rá en uno de los po­cos es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca que ha cam­bia­do con fre­cuen­cia su par­ti­do go­ber­nan­te.

El pró­xi­mo go­ber­na­dor se­rá Ru­ti­lio Es­can­dón. El abo­ga­do de pro­fe­sión pa­só de ser ma­gis­tra­do pre­si­den­te del Po­der Ju­di­cial de Chia­pas a can­di­da­to de la coa­li­ción Jun­tos Ha­re­mos His­to­ria a la gu­ber­na­tu­ra, la cual ga­nó con una am­plia ven­ta­ja.

Aun­que gran par­te de su tra­yec­to­ria la reali­zó en el sec­tor ju­di­cial, Es­can­dón no es nue­vo en la po­lí­ti­ca. Ha si­do se­na­dor de la Re­pú­bli­ca y dipu­tado fe­de­ral.

Du­ran­te la cam­pa­ña, se des­ta­có su cer­ca­nía con el abue­lo del to­da­vía go­ber­na­dor Ma­nuel Ve­las­co.

Pa­ra el se­na­dor de Mo­re­na Eduar­do Agui­lar, los re­tos de la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción no es­tán en la se­gu­ri­dad pú­bli­ca, sino en com­ba­tir la po­bre­za y en ge­ne­rar go­ber­na­bi­li­dad y paz so­cial del es­ta­do. En las úl­ti­mas dos dé­ca­das, Chia­pas ha si­do es­ce­na­rio de mo­vi­mien­tos so­cia­les co­mo el sur­gi­mien­to del Ejér­ci­to Za­pa­tis­ta de Li­be­ra­ción Na­cio­nal, de una ma­tan­za de in­dí­ge­nas ocu­rri­da en Ac­teal en di­ciem­bre de 1997, así co­mo per­se­cu­cio­nes de go­ber­na­do­res por pre­sun­to des­vío de re­cur­sos.

“Los pro­ble­mas siem­pre son de go­ber­na­bi­li­dad y paz so­cial, el nue­vo go­bierno del es­ta­do ten­drá to­do el mar­gen pa­ra sa­car ade­lan­te a la en­ti­dad en los re­za­gos so­cia­les, y avan­zar en los te­mas de go­ber­na­bi­li­dad”, ex­pu­so.

Uno de esos re­tos se en­cuen­tra en el ma­gis­te­rio, el cual bus­ca que se abro­gue la re­for­ma edu­ca­ti­va; Es­can­dón Ca­de­nas les ofre­ció a los maes­tros un go­bierno alia­do, pues ve en los do­cen­tes un pi­lar de la edu­ca­ción.

Pa­ra el se­na­dor Agui­lar, por pri­me­ra vez Chia­pas se­rá una prio­ri­dad del go­bierno de la Re­pú­bli­ca, ello por­que el pre­si­den­te de Mé­xi­co es y co­no­ce las ne­ce­si­da­des del sur del país y por­que en am­bos ni­ve­les de go­bierno ha­brá un po­lí­ti­co ema­na­do de Mo­re­na.

“En la agen­da del go­bierno que se va, Chia­pas es­tu­vo pre­sen­te, pe­ro no en las prio­ri­da­des. En las prio­ri­da­des del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor es­tá Chia­pas, es­tá el sur, el pre­si­den­te es­tá vol­tean­do a los más po­bres”.

Se­gún el Se­má­fo­ro Eco­nó­mi­co de la or­ga­ni­za­ción Mé­xi­co, ¿Có­mo Va­mos?, Chia­pas pre­sen­ta in­di­ca­do­res po­co alen­ta­do­res en ma­te­ria de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, pues no só­lo es­tá le­jos de la me­ta, sino in­clu­so re­por­ta de­cre­ci­mien­to y así ha si­do des­de el se­gun­do tri­mes­tre del 2016. Tam­bién tie­ne ma­los nú­me­ros en ge­ne­ra­ción de em­pleos, pro­duc­ti­vi­dad, in­for­ma­li­dad y deu­da pú­bli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.