Co­rrup­ción es el gran desafío

Jus­to en el com­ba­te a ese fla­ge­lo se en­cuen­tra uno de los prin­ci­pa­les desafíos de la ad­mi­nis­tra­ción de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, des­ta­ca

El Economista (México) - Los Políticos - - RETOS PARA EL 2019 - Por Li­dia Aris­ta li­diaYa­ris­[email protected]­co­no­mis­taYmx

Jo­sé Luis Chi­co­ma • Es li­cen­cia­do en Eco­no­mía por la Uni­ver­si­dad del Pa­cíH­co y Maes­tro en Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas por la Uni­ver­si­dad de Har­var­dY

Se ha desem­pe­ña­do co­mo: • Di­rec­tor ge­ne­ral de Et­hos

La­bo­ra­to­rio de Po­lí­ti­cas Pú­bli­ca­sY

• En el 2017 fue ele­gi­do co­mo uno de los 16 lí­de­res emer­gen­tes glo­ba­les del Green­berg Ya­le World Fe­llows de la Uni­ver­si­dad

de Ya­le.

• En el 2018 fue se­lec­cio­na­do co­mo Dra­per Hills Summer Fe­llows en la Uni­ver­si­dad de Stan­ford.

Sí de­be­ría de ha­ber una in­ves­ti­ga­ción y san­ción de to­dos los ca­sos que se han que­da­do sin so­lu­ción en la ad­mi­nis­tra­ción de Enrique Pe­ña Nie­to, co­mo Ode­brecht”.

El apren­di­za­je que de­jó el 2018 a Mé­xi­co es que la co­rrup­ción no pue­de que­dar im­pu­ne, y es jus­to en ese ru­bro don­de se ubi­ca uno de los prin­ci­pa­les desafíos pa­ra es­te año, plan­teó Jo­sé Luis Chi­co­ma.

El di­rec­tor ge­ne­ral de Et­hos La­bo­ra­to­rio de Po­lí­ti­cas Pú­bli­cas, con­si­de­ró que la vic­to­ria arra­sa­do­ra que ob­tu­vo el hoy pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, y su par­ti­do, Mo­re­na, fue una se­ñal al sis­te­ma po­lí­ti­co de que los me­xi­ca­nos es­tán can­sa­dos de la co­rrup­ción e im­pu­ni­dad y lo hi­cie­ron sen­tir a tra­vés de su vo­to.

Pa­ra el tam­bién ele­gi­do co­mo uno de los 16 lí­de­res emer­gen­tes glo­ba­les del Green­berg Ya­le World Fe­llows de la Uni­ver­si­dad de Ya­le en 2017, jus­to es en el com­ba­te a la co­rrup­ción don­de se en­cuen­tra uno de los desafíos más gran­des del go­bierno fe­de­ral.

Anotó que es­ta ad­mi­nis­tra­ción ge­ne­ró ex­pec­ta­ti­vas muy al­tas en el te­ma de com­ba­te a la co­rrup­ción por­que una de las ban­de­ras de Ló­pez Obra­dor fue que él se­ría ho­nes­to y su gru­po tam­bién.

Pa­ra ello, di­jo, es ne­ce­sa­rio que se im­pul­se la ope­ra­ción del Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción con re­cur­sos pú­bli­cos y for­ta­le­cien­do a las ins­ti­tu­cio­nes que lo in­te­gran, pa­ra que pue­da dar re­sul­ta­dos, pues de lo con­tra­rio, di­jo, si la ciu­da­da­nía no per­ci­be que el SNA es­tá fun­cio­nan­do y se es­tán cas­ti­gan­do a los co­rrup­tos, no se lo­gra­rán avan­ces im­por­tan­tes.

Sin ins­ti­tu­cio­nes que fun­cio­nen, que ten­gan los re­cur­sos ne­ce­sa­rios, las fun­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra in­ves­ti­gar y san­cio­nar la co­rrup­ción, na­da va a fun­cio­nar. El SNA tie­ne mu­chí­si­mos erro­res, uno de ellos es no dar mues­tra a la ciu­da­da­nía de que es exi­to­so com­ba­tien­do la co­rrup­ción, sin em­bar­go, a pe­sar de sus erro­res, su len­ti­tud en im­ple­men­ta­ción, es muy pe­li­gro­so de­cir que no fun­cio­na y que só­lo con el ejem­plo se va a com­ba­tir la co­rrup­ción.

Agre­gó que se­ría una ex­ce­len­te no­ti­cia pa­ra es­te año que el pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor anun­cia­ra que su ad­mi­nis­tra­ción tra­ba­ja­rá pa­ra me­jo­rar y dar más fuer­za al Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción pa­ra que com­ba­ta y san­cio­ne la co­rrup­ción.

Des­de su pers­pec­ti­va, cla­ro que abo­na al com­ba­te a la co­rrup­ción que el je­fe de Es­ta­do sea ho­nes­to y dé el ejem­plo, pe­ro no es su­fi­cien­te, se re­quie­ren cam­bios co­mo for­ta­le­cer a las ins­ti­tu­cio­nes que in­te­gran el sis­te­ma, pues, di­jo, has­ta aho­ra se han vis­to ac­cio­nes bien in­ten­cio­na­das, pe­ro no una es­tra­te­gia ins­ti­tu­cio­nal.

Otro de los desafíos que en­fren­ta la ad­mi­nis­tra­ción fe­de­ral ac­tual, in­di­có, es aca­bar con la im­pu­ni­dad, pe­se a que en su ca­li­dad de pre­si­den­te elec­to Ló­pez Obra­dor di­jo que no ha­bría una ca­ce­ría de bru­jas.

Es una se­ñal po­co preo­cu­pan­te por­que el pre­si­den­te no pue­de pro­me­ter que no ha­brá una ca­ce­ría de bru­jas, eso no le co­rres­pon­de a él, y nú­me­ro dos, sí de­be­ría de ha­ber una in­ves­ti­ga­ción y san­ción de to­dos los ca­sos que se han que­da­do sin so­lu­ción en la ad­mi­nis­tra­ción de Enrique Pe­ña Nie­to, co­mo Ode­brecht.

CRE­CI­MIEN­TO ECO­NÓ­MI­CO, OTRO DE LOS PEN­DIEN­TES

Jo­sé Luis Chi­co­ma con­si­de­ró que uno de los ru­bros en los que Mé­xi­co no ha lo­gra­do des­pe­gar es en el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, por lo que és­te tam­bién se­rá un desafío de la ad­mi­nis­tra­ción, so­bre to­do por­que de­be ge­ne­rar un am­bien­te pro­pi­cio pa­ra las in­ver­sio­nes.

“Las in­cer­ti­dum­bres que han ge­ne­ra­do las con­sul­tas po­pu­la­res, par­ti­cu­lar­men­te con el te­ma del ae­ro­puer­to de Tex­co­co, va a ser un re­to, dar­le la se­gu­ri­dad a los in­ver­sio­nis­tas de que ha­brá es­ta­bi­li­dad y que el país va a se­guir cre­cien­do”.

Di­jo que la­men­ta­ble­men­te el con­tex­to ex­terno no es fa­vo­ra­ble por­que se per­ci­be un am­bien­te de des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca, al­za en las ta­sas de in­te­rés en Es­ta­dos Uni­dos, el pro­tec­cio­nis­mo co­mer­cial de al­gu­nos paí­ses, fac­to­res que ge­ne­ran una ten­sión que afec­tan a Mé­xi­co.

En es­te con­tex­to don­de se quie­ren ha­cer cam­bios im­por­tan­tes pre­su­pues­ta­les se pue­de com­pli­car un po­co la si­tua­ción por es­tos fac­to­res ex­ter­nos”.

Ade­más, apun­tó, otro de los desafíos es cum­plir co­mo país con los com­pro­mi­sos ad­qui­ri­dos en ma­te­ria de cam­bio cli­má­ti­co, así co­mo de­fi­nir una vi­sión in­te­gral de los sis­te­mas ali­men­ta­rios.

Fo­to: adria­na hernández

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.