¿CAN­DI­DA­TAS A HOS­PE­DAR­SE EN LA BMV?

SU MA­YOR DI­FI­CUL­TAD, LA CA­PI­TA­LI­ZA­CIÓN QUE LES EXI­GE LA CNSF CON SOL­VEN­CIA II

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - JAC­QUE­LI­NE JIMÉNEZ jac­que­li­ne.ji­me­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

La re­for­ma ener­gé­ti­ca des­pier­ta el ape­ti­to y me­ce los sue­ños de in­ver­sio­nis­tas, en­tre ellos es­tá el sec­tor ase­gu­ra­dor.

Como to­da in­dus­tria que se ex­pon­ga al in­flu­jo de los pro­yec­tos re­sul­tan­tes de la po­lí­ti­ca de hi­dro­car­bu­ros en el país, las ase­gu­ra­do­ras se pre­pa­ran pa­ra le­van­tar la mano, en su as­pi­ra­ción de par­ti­ci­par de la ex­ten­sión de ser­vi­cios y be­ne­fi­cios que di­cha po­lí­ti­ca re­pre­sen­ta.

De ahí que vo­ces al in­te­rior del sec­tor ha­yan plan­tea­do, en dis­tin­tos mo­men­tos, la ne­ce­si­dad de bus­car los re­cur­sos que a al­gu­nas en­ti­da­des les per­mi­tan for­ta­le­cer­se pa­ra com­pe­tir por los nue­vos ser­vi­cios y con­tra­tos de in­ver­sión. Una de esas po­si­bi­li­da­des es su in­gre­so al mer­ca­do bur­sá­til del país.

In­te­rro­ga­do al res­pec­to, Ta­pen Sin­ha, di­rec­tor de la maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Ries­gos del ITAM, in­di­ca que es­ta con­di­ción no es real­men­te ne­ce­sa­ria, de­bi­do a que “la ma­yo­ría de las gran­des ase­gu­ra­do­ras son fi­lia­les de com­pa­ñías ex­tran­je­ras, y 60, 65% tie­ne ca­sa ma­triz fue­ra, bur­sa­ti­li­zan en otro la­do”.

El in­ves­ti­ga­dor tam­bién ex­pu­so otra li­mi­tan­te: el ta­ma­ño del mer­ca­do de se­gu­ros en Mé­xi­co, que equi­va­le al de un es­ta­do pe­que­ño de Es­ta­dos Uni­dos, como Io­wa, y el he­cho de que la gran ma­yo­ría de sus in­te­gran­tes sean com­pa­ñías pe­que­ñas y, en ge­ne­ral, “las com­pa­ñías pe­que­ñas no es­tán en la Bol­sa de cual­quier in­dus­tria”.

Tam­bién re­fie­re que el sec­tor ha si­do res­trin­gi­do con res­pec­to a en qué tér­mi­nos pue­de in­ver­tir, de ahí que la gran par­te de las ase­gu­ra­do­ras só­lo pue­de in­ver­tir en bo­nos y bo­nos, por una razón muy im­por­tan­te: de acuer­do con la Ley de Ins­ti­tu­cio­nes de Se­gu­ros y Fian­zas, la in­dus­tria de se­gu­ros es de in­te­rés pú­bli­co, lo que sig­ni­fi­ca que de­be ga­ran­ti­zar el res­pal­do fi­nan­cie­ro su­fi­cien­te pa­ra pa­gar las pó­li­zas cuan­do así se re­quie­ra.

Otra im­pli­ca­ción im­por­tan­te es que cuan­do una ase­gu­ra­do­ra lan­za un nue­vo pro­duc­to, tie­ne que in­gre­sar sus documentación a la en­ti­dad re­gu­la­to­ria acom­pa­ña­da de un cálcu­lo ac­tua­rial. Eso sig­ni­fi­ca que si co­bra una pri­ma de­ma­sia­do ba­ja, lo más pro­ba­ble es que no pue­da pa­gar 10 años des­pués a sus ase­gu­ra­dos, “eso lo sa­be bien la CNSF”.

Una res­tric­ción más, y aca­so la más im­por­tan­te, es la ca­pi­ta­li­za­ción que Sol­ven­cia II re­quie­re a las ase­gu­ra­do­ras, “con­di­ción que no es fac­ti­ble de cum­plir, pues nin­gún país en el mundo tie­ne la exi­gen­cia que la CNSF pi­de a las com­pa­ñías. Exis­te un pro­yec­to, don­de se de­mues­tra que el mo­de­lo sub­ya­cen­te de es­te ti­po de si­mu­la­ción es­tá mal, y se di­ce exac­ta­men­te có­mo se de­be co­rre­gir to­do eso. Ob­via­men­te, la CNSF no es­tá de acuer­do con eso”.

Por otra par­te, las ase­gu­ra­do­ras pe­que­ñas no tie­nen re­co­no­ci­mien­to fue­ra de Mé­xi­co, por ello no pue­den ge­ne­rar ca­pi­tal fue­ra, al con­tra­rio de una tras­na­cio­nal como BBVA Ban­co­mer: “De las com­pa­ñías de se­gu­ros gran­des en Mé­xi­co, el úni­co gran­de na­cio­nal es GNP”.

¿Es po­si­ble que las ase­gu­ra­do­res na­cio­na­les se fu­sio­nen en una so­la en­ti­dad pa­ra ha­cer fren­te a su com­pe­ten­cia?

Es di­fí­cil de pre­de­cir, no hay un mo­vi­mien­to tal, y Mé­xi­co es uno de los po­cos paí­ses don­de no hay nin­gu­na res­tric­ción de ex­tran­je­ros pa­ra en­trar y te­ner una pro­por­ción muy gran­de del mer­ca­do del país; ca­si todos los paí­ses tie­nen me­dios pro­tec­cio­nis­tas, Mé­xi­co no”.

¿Se re­du­ci­rá en­ton­ces el sec­tor?

Bá­si­ca­men­te sí, como en las afo­res, es ló­gi­co; la úni­ca ma­ne­ra en que pue­den so­bre­vi­vir en el mer­ca­do es al­can­zar un ta­ma­ño de­ter­mi­na­do, y eso sig­ni­fi­ca que el nú­me­ro de com­pa­ñías va a dis­mi­nuir de una ma­ne­ra drás­ti­ca. Si no se ha­ce una pre­vi­sión es­pe­cial pa­ra las com­pa­ñías chi­qui­tas na­cio­na­les, és­tas es­ta­rán per­di­das, con­clu­ye el ca­te­drá­ti­co

FO­TO: AR­CHI­VO

TA­PEN SIN­HA, di­rec­tor de la maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Ries­gos del ITAM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.