ASE­GU­RE SU VI­DA Y LA DE SUS ACOM­PA­ÑAN­TES

SÓ­LO TRES DE CA­DA 10 AU­TOS TIE­NEN ES­TE TI­PO DE PRO­TEC­CIÓN FI­NAN­CIE­RA, RE­VE­LA LA AMIS

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - POR ERIK PÁEZ [email protected]­co­no­mis­ta.mx

Car­los Sa­lo­món Vi­lluen­das, con­duc­tor del BMW que cho­có a 200 ki­ló­me­tros por ho­ra con­tra un pos­te en Pa­seo de la Re­for­ma y Lie­ja ha­ce unas se­ma­nas, pre­sen­tó an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co una pó­li­za de se­gu­ro que no co­rres­pon­de con la del au­to que tu­vo el ac­ci­den­te, por lo cual la re­pa­ra­ción del da­ño pa­ra las cua­tro per­so­nas que fa­lle­cie­ron no se­rá cu­bier­ta por la ase­gu­ra­do­ra.

En en­tre­vis­ta pa­ra El Eco­no­mis­ta, Luis Ál­va­rez, di­rec­tor de Da­ños y Au­to­mó­vi­les de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Ins­ti­tu­cio­nes de Se­gu­ros (AMIS), ex­pli­có que el con­duc­tor es res­pon­sa­ble de los da­ños que cau­só, ten­ga o no ten­ga una pó­li­za de se­gu­ro y se­rá el juez quien de­ter­mi­ne el mon­to a in­dem­ni­zar, lo cual ten­dría que cu­brir con sus pro­pios re­cur­sos.

“Si la pó­li­za es de ese co­che, la pó­li­za res­pon­de­ría, si es de otro y se quie­re su­plan­tar esa pó­li­za ahí no ope­ra­ría, las cir­cuns­tan­cias es­pe­cí­fi­cas no las co­noz­co, pe­ro esa es la di­fe­ren­cia, si en uno di­ce que es un BMW de cier­to año, con cier­to nú­me­ro de se­rie y de cier­to co­lor y ese no es el vehícu­lo que es­tá ase­gu­ra­do, quie­re de­cir que es­tán tra­tan­do de usar una pó­li­za que no es la co­rrec­ta, si la pó­li­za es la del au­to no ten­dría nin­gún pro­ble­ma pa­ra in­dem­ni­zar”, ase­ve­ró.

En ese sen­ti­do, el di­rec­ti­vo de la AMIS des­ta­có la im­por­tan­cia de ve­ri­fi­car que to­dos los da­tos que se pro­por­cio­nen a la ase­gu­ra­do­ra al mo­men­to de ha­cer la con­tra­ta­ción sean co­rrec­tos.

“Pa­ra te­ner la cer­te­za de que el vehícu­lo que es­tá ase­gu­ra­do es el pro­pio, lo ideal es que to­dos los da­tos coin­ci­die­ran y exis­ten to­dos los me­ca­nis­mos pa­ra po­der co­rre­gir es­ta si­tua­ción”, in­di­có.

Asi­mis­mo, di­jo que en ca­so de que ha­ya una equi­vo­ca­ción, hay ma­ne­ra de mo­di­fi­car los da­tos ya que la ley so­bre con­tra­to del se­gu­ro tie­ne un pla­zo de 30 días pa­ra que el usua­rio re­vi­se las con­di­cio­nes de la pó­li­za y pue­da co­rre­gir cual­quier error que se pre­sen­te.

Por su par­te, Eduardo Gó­mez Chá­vez, abo­ga­do de Sa­lo­món Vi­lluen­das, afir­mó que es muy im­por­tan­te que se in­clu­ye­ran en las pó­li­zas la co­ber­tu­ra de in­dem­ni­za­ción por ocu­pan­tes.

“La ma­yo­ría de los se­gu­ros, si no es que to­dos, cuan­do ven­den sus pó­li­zas de se­gu­ros pa­ra vehícu­los par­ti­cu­la­res les in­clu­yen va­rias co­ber­tu­ras, pe­ro den­tro de esas co­ber­tu­ras nun­ca se in­clu­ye la de ho­mi­ci­dio de los ocu­pan­tes, cuan­do se tra­ta de vehícu­los de ser­vi­cio pú­bli­co ahí sí hay se­gu­ro pa­ra el via­je­ro. En es­te ca­so (el del BMW) el se­gu­ro es de San­tan­der”, in­di­có.

De igual ma­ne­ra, ex­pu­so que to­dos los ciu­da­da­nos es­tán ex­pues­tos a su­frir un si­nies­tro don­de el au­to­mó­vil no cuen­te con un se­gu­ro, por ese mo­ti­vo hi­zo un lla­ma­do al sec­tor ase­gu­ra­dor pa­ra pro­mo­ver que to­dos los co­ches que cir­cu­len en el país es­tén obli­ga­to­ria­men­te cu­bier­tos.

Se bus­có con­tac­tar a la ase­gu­ra­do­ra de San­tan­der, pa­ra co­no­cer la co­ber­tu­ra de sus se­gu­ros, pe­ro no se ob­tu­vo res­pues­ta.

Por otro la­do, Sal­va­dor Sa­gaón Cue­tos, ase­sor pro­fe­sio­nal de se­gu­ros de Mon­te­jano Pérez y Aso­cia­dos, ex­pli­có que ac­tual­men­te exis­ten pó­li­zas muy eco­nó­mi­cas pa­ra cu­brir los si­nies­tros, pe­ro lo re­co­men­da­ble es com­prar la co­ber­tu­ra más am­plia po­si­ble.

“Au­men­tar las su­mas ase­gu­ra­das y co­ber­tu­ras co­mo la de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil ocu­pan­tes, gas­tos mé­di­cos, y en ge­ne­ral to­das las co­ber­tu­ras de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil (bie­nes, per­so­nas, ca­tas­tró­fi­cas); de­be­mos ser más res­pon­sa­bles, ya que con­du­cir un au­to­mó­vil pue­de oca­sio­nar mu­chos da­ños a ter­ce­ras per­so­nas y a los mis­mos ocu­pan­tes, no te fi­jes en el cos­to sino en lo que real­men­te te cu­bre tu pó­li­za”, re­co­men­dó.

FOTOS: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.