¿SON SE­GU­RAS TUS IN­VER­SIO­NES?

LOS RE­CUR­SOS IN­VER­TI­DOS POR LAS AFORES NO ES­TÁN POR ARRI­BA DE 1% DEL TO­TAL DE LOS AC­TI­VOS

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - ERIK PÁEZ erik.paez@ele­co­no­mis­ta.mx

La in­ver­sión que las administradoras de fon­dos de aho­rro pa­ra el re­ti­ro (afore) rea­li­za­ron en el pro­yec­to del Nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co (NAIM) no re­pre­sen­ta­ría nin­gún ries­go pa­ra las pen­sio­nes de los tra­ba­ja­do­res, in­di­ca­ron ex­per­tos.

De acuer­do con la Co­mi­sión Na­cio­nal del Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (Con­sar), cua­tro de las 11 afores par­ti­ci­pa­ron en la ofer­ta de Fi­bra E pa­ra fi­nan­ciar el NAIM, fue por un to­tal de 30,000 mi­llo­nes de pe­sos.

Las administradoras que par­ti­ci­pa­ron fue­ron In­bur­sa, Pen­sio­nISSSTE, Pro­fu­tu­ro y XXI-Ba­nor­te, con un to­tal de 13,500 mi­llo­nes de pe­sos, lo que re­pre­sen­tó 45% de la ofer­ta glo­bal.

En en­tre­vis­ta pa­ra El Eco­no­mis­ta, Moisés Pé­rez Pe­ña­lo­za, so­cio de PwC de Pen­sio­nes y Be­ne­fi­cios, ex­pre­só que si se can­ce­la­ra la cons­truc­ción del nue­vo ae­ro­puer­to, el im­pac­to se­ría mí­ni­mo, ya que los re­cur­sos in­ver­ti­dos por las afores no es­tán por arri­ba de 1% del to­tal de los ac­ti­vos.

“Creo que se ha po­le­mi­za­do un po­co al­gu­nos te­mas de la in­ver­sión en el Fi­bra E, pe­ro real­men­te si ve­mos su par­ti­ci­pa­ción den­tro del to­tal del pa­tri­mo­nio del re­ti­ro del país, son por­cen­ta­jes me­no­res a 1%, en es­tas pro­por­cio­nes se pue­den dar efec­tos ne­ga­ti­vos co­mo po­si­ti­vos de la in­ver­sión”, se­ña­ló.

Por su par­te, Miguel Án­gel Ce­de­ño, es­pe­cia­lis­ta en pen­sio­nes de Gru­po Fi­nan­cie­ro In­bur­sa, ex­pli­có que las uti­li­da­des que po­drían al­can­zar es­tas in­ver­sio­nes pue­den ser po­si­ti­vas pa­ra el cre­ci­mien­to de las pen­sio­nes de los tra­ba­ja­do­res por la de­rra­ma eco­nó­mi­ca que de­ja ese me­dio de trans­por­te.

“Los Fi­bra E son fi­dei­co­mi­sos cu­yo ob­je­ti­vo prin­ci­pal es ren­tar o ad­mi­nis­trar bie­nes in­mue­bles con la in­ten­ción de ob­te­ner un re­torno. Se co­lo­can cer­ti­fi­ca­dos de par­ti­ci­pa­ción en la Bol­sa de va­lo­res pa­ra que el pú­bli­co in­ver­sio­nis­ta pue­da par­ti­ci­par en él, y del di­ne­ro le­van­ta­do se pa­ga a los due­ños. Al for­mar par­te de un ade­cua­do por­ta­fo­lio de in­mue­bles, és­tos se re­va­lúan, ade­más de que una ele­va­da ocu­pa­ción del in­mue­ble y un ade­cua­do co­bro de ren­tas ma­xi­mi­za la plus­va­lía”, ar­gu­men­tó.

En ese sen­ti­do, Pé­rez Pe­ña­lo­za ex­pli­có que el pros­pec­to de co­lo­ca­ción se­ña­la que la ren­ta­bi­li­dad de los ren­di­mien­tos pue­de ron­dar

al­re­de­dor de 10%, aun­que úl­ti­ma­men­te el ni­vel de las ta­sas reales que ha ob­te­ni­do los in­ver­sio­nis­tas no ha si­do el es­pe­ra­do.

“En la me­di­da que un in­ver­sio­nis­ta pue­da par­ti­ci­par en es­que­mas de lar­go pla­zo, en don­de se dé una con­sis­ten­cia en el ren­di­mien­to en tér­mi­nos reales po­si­ti­vo, fa­vo­re­ce­rá el buen desem­pe­ño del pa­tri­mo­nio pa­ra su re­ti­ro por­que, por ejem­plo, hoy un chavo de 25 años que par­ti­ci­pe en una afore, su ex­pec­ta­ti­va de ju­bi­la­ción, es­ta­mos ha­blan­do en el me­jor de los ca­sos de 45-55 años en ade­lan­te, ne­ce­si­ta un ins­tru­men­to que va­ya acor­de con el pla­zo y que le dé una ren­ta­bi­li­dad in­tere­san­te en pla­zos lar­gos pa­ra su ju­bi­la­ción”, di­jo.

En ese con­tex­to, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Administradoras de Fon­dos pa­ra el Re­ti­ro (Ama­fo­re), Car­los No­rie­ga Cur­tis, ase­gu­ró que la par­ti­ci­pa­ción en el Nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co que es­tán rea­li­zan­do las afores es una opor­tu­ni­dad de in­ver­tir pro­fe­sio­nal­men­te su aho­rro y lo­grar los me­jo­res ren­di­mien­tos.

Agre­gó que los fon­dos de pen­sio­nes, por su aho­rro de lar­go pla­zo, son los me­ca­nis­mos idó­neos pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de in­fraes­truc­tu­ra, de pro­gra­mas de vi­vien­da y de ener­gía.

El ex­per­to de In­bur­sa ase­ve­ró que los fac­to­res que de­ben con­si­de­rar las afores pa­ra in­ver­tir los re­cur­sos de sus afi­lia­dos en al­gún pro­yec­to son: ta­sa de in­te­rés, mon­to y pla­zo, junto con el ries­go fi­nan­cie­ro al que es­ta­ría ex­pues­to esa in­ver­sión.

EFEC­TOS DE PO­SI­BLE CAN­CE­LA­CIóN

An­te el plan­tea­mien­to de can­ce­lar el pro­yec­to ac­tual por par­te del can­di­da­to pre­si­den­cial de Mo­re­na, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, el pre­si­den­te de Ama­fo­re, Car­los No­rie­ga, di­jo que hay una cláu­su­la pa­ra pro­te­ger­se de una si­tua­ción así.

“No es un te­ma que no ha­ya si­do an­ti­ci­pa­do, es­tá aten­di­do y los re­cur­sos de los tra­ba­ja­do­res es­tán se­gu­ros (...) no te di­ría que (no pa­sa­ría) na­da, pe­ro no es un te­ma real­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo”, afir­mó.

Pé­rez Pe­ña­lo­za ex­pre­só que el aho­rra­dor de­be te­ner cla­ro que nun­ca va a exis­tir el ries­go ce­ro en una in­ver­sión y si tie­ne in­cer­ti­dum­bre o al­gún te­mor so­bre sus re­cur­sos tie­ne la op­ción de cam­biar de afore.

“Se­ría in­tere­san­te que ca­da aho­rra­dor to­ma­ra una de­ci­sión si cree que es una in­ver­sión ries­go­sa y pue­de op­tar por cam­biar­se de afore a otra que no ha­ya par­ti­ci­pa­do en el es­que­ma de Fi­bra E, y con eso es­ta­rá cu­bier­to, in­de­pen­dien­te­men­te de los fac­to­res po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos que se pu­die­ran pre­sen­tar en un fu­tu­ro”, plan­teó.

En tan­to, Án­gel Ce­de­ño ex­pre­só que eso re­pre­sen­ta­ría un pro­ble­ma pa­ra el aho­rro de los tra­ba­ja­do­res, pues la can­ce­la­ción an­ti­ci­pa­da de es­tos con­tra­tos por al­gu­na de las par­tes im­pe­di­ría te­ner el ren­di­mien­to es­pe­ra­do y po­drían traer san­cio­nes eco­nó­mi­cas que afec­ta­rían in­di­rec­ta­men­te los sal­dos de las cuen­tas de los me­xi­ca­nos.

“Re­cor­de­mos que el ré­gi­men de in­ver­sión es­tá de­li­mi­ta­do por la fir­ma de con­tra­tos en- tre emi­sor y com­pra­dor, ha­blan­do de ins­tru­men­tos de deu­da y en­tre las par­tes in­vo­lu­cra­das en el mer­ca­do de va­lo­res, la ma­yo­ría de los con­tra­tos es­tán su­je­tos a un tiem­po de­ter­mi­na­do”, in­di­có.

DES­CON­TEN­TO

An­te el des­con­ten­to de un sec­tor de la po­bla­ción que tie­ne la idea de que si el pro­yec­to del NAIM fra­ca­sa per­de­rán to­dos sus re­cur­sos, Pé­rez Pe­ña­lo­za ex­pu­so que las per­so­nas de­ben in­vo­lu­crar­se más con su cuen­ta de aho­rro pa­ra el re­ti­ro, pues mu­cha in­for­ma­ción que cir­cu­la por las re­des so­cia­les es fal­sa.

“Hay po­co in­vo­lu­cra­mien­to de los aho­rra­do­res, si­gue ha­bien­do una gran du­da en el sen­ti­do de que mu­chos no sa­ben en qué afore es­tán, creen que es­tán en al­gu­na, no se co­no­ce a de­ta­lle la es­truc­tu­ra, no hay una cul­tu­ra en el país de re­vi­sión de es­ta­do de cuen­ta, la me­jor for­ma de mi­ti­gar la in­cer­ti­dum­bre es con co­no­ci­mien­to”, de­ta­lló.

Asi­mis­mo, el ex­per­to de In­bur­sa pun­tua­li­zó que los afo­ra­dos no se de­jen lle­var por lo que di­cen en In­ter­net y es me­jor acer­car­se con los pro­fe­sio­na­les cuan­do exis­ta al­gu­na du­da so­bre el te­ma.

“De nin­gu­na for­ma se es­tán ro­ban­do los re­cur­sos de los tra­ba­ja­do­res pa­ra cons­truir el nue­vo ae­ro­puer­to, no so­la­men­te son fon­dos de las afores, hay ini­cia­ti­va pri­va­da que, de la mis­ma for­ma, es­pe­ra re­ci­bir ren­di­mien­tos po­si­ti­vos al tér­mino de los con­tra­tos ce­le­bra­dos con las au­to­ri­da­des”, fi­na­li­zó Miguel Án­gel Ce­de­ño.

FO­TO: CUARTOSCURO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.