PRE­PA­RAN ON­CEA­VO MAN­DA­TO DE IN­VER­SIÓN

LA AFO­RE SE HA ALIA­DO CON LAS PRIN­CI­PA­LES COM­PA­ÑÍAS GLO­BA­LES DE GES­TIÓN DE AC­TI­VOS FI­NAN­CIE­ROS

El Economista (México) - Previsión - - PORTADA - PATRICIA OR­TE­GA patricia.or­te­ga@ele­co­no­mis­ta.mx

Ya han pa­sa­do 1,893 días des­de que la Co­mi­sión Na­cio­nal del Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (Con­sar) au­to­ri­zó a la Afo­re Ba­na­mex a rea­li­zar la pri­me­ra ope­ra­ción por me­dio de man­da­tos de in­ver­sión.

Con la fi­gu­ra de man­da­to, una ad­mi­nis­tra­do­ra de fon­dos pa­ra el re­ti­ro (afo­re) pue­de con­tra­tar los ser­vi­cios de un ad­mi­nis­tra­dor de ac­ti­vos glo­bal, pa­ra po­der ac­ce­der a in­ver­sio­nes en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les con equi­pos más es­pe­cia­li­za­dos y ex­pe­ri­men­ta­dos en ad­mi­nis­tra­ción de ries­gos fi­nan­cie­ros a ni­vel glo­bal.

“Ac­tual­men­te, la Afo­re Citibanamex cuen­ta con 10 man­da­tos de in­ver­sión en­fo­ca­dos al ex­te­rior, prin­ci­pal­men­te en Eu­ro­pa y Asia, y eso nos per­mi­te te­ner ex­po­si­ción tan­to en In­dia co­mo en Chi­na”, co­men­tó en entrevista Ale­jan­dro Dry­jans­ki, director cor­po­ra­ti­vo de In­vest­ment Ma­na­ge­ment y Afo­re Citibanamex.

Men­cio­nó que es la ad­mi­nis­tra­do­ra con más man­da­tos de in­ver­sión en ac­cio­nes in­ter­na­cio­na­les en el Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro. Los man­da­tos de­ben sa­tis­fa­cer los cri­te­rios apro­ba­dos por el Co­mi­té de Análisis de Ries­gos de la Con­sar re­fe­ren­tes a ex­pe­rien­cia, ca­pa­ci­dad ope­ra­ti­va, gobierno cor­po­ra­ti­vo, trans­pa­ren­cia, in­te­gri­dad y com­pe­ti­ti­vi­dad.

“Te­ne­mos 10 man­da­tos, pe­ro se es­tá pre­pa­ran­do una on­cea­va, lo im­por­tan­te es co­lo­car los re­cur­sos con los ex­per­tos. Sa­be­mos que hay otros paí­ses que tie­nen opor­tu­ni­da­des im­por­tan­tes y una for­ma de apro­ve­char es co­lo­can­do man­da­tos”, di­jo Dry­jans­ki.

El di­rec­ti­vo con­si­de­ró que un man­da­to es uno de los ele­men­tos que pue­de apo­yar pa­ra ma­xi­mi­zar la ta­sa de re­em­pla­zo de los afi­lia­dos y, por ello, es fun­da­men­tal bus­car las me­jo­res opor­tu­ni­da­des pa­ra di­ver­si­fi­car.

“El on­cea­vo man­da­to, es­ta­rá lis­to a prin­ci­pios del pró­xi­mo año”, con­fir­mó Dry­jans­ki. “Citibanamex es una de las fun­da­do­ras del Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro y es una ad­mi­nis­tra­do­ra que in­vier­te en to­do ti­po de ac­ti­vos co­mo de vehícu­los de in­ver­sión per­mi­ti­dos por el ré­gi­men. So­mos la afo­re que más ma­xi­mi­za el ré­gi­men de in­ver­sión”.

DI­VER­SI­FI­CA­CIóN

El director cor­po­ra­ti­vo de In­vest­ment Ma­na­ge­ment ex­pli­có que la di­ver­si­fi­ca­ción es un te­ma cru­cial des­de el ini­cio del Sis­te­ma de Aho­rro pa­ra el Re­ti­ro (1997) y es un te­ma crí­ti­co pa­ra el con­ti­nuo de­sa­rro­llo y cre­ci­mien­to de los por­ta­fo­lios de las so­cie­da­des de in­ver­sión es­pe­cia­li­za­da en fon­dos pa­ra el re­ti­ro (sie­fo­res).

“In­clui­mos los por­ta­fo­lios de las sie­fo­res, in­ver­sio­nes es­truc­tu­ra­das de ca­pi­tal pri­va­do, in­fra­es­truc­tu­ra in­mo­bi­lia­ria, los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y ener­gía. És­te es uno de los vehícu­los mas im­por­tan­tes en el de­sa­rro­llo de la di­ver­si­fi­ca­ción de las car­te­ras, ya que son vehícu­los di­se­ña­dos pa­ra el lar­go pla­zo, y di­se­ña­dos pa­ra las afo­res, que a la vez re­pre­sen­tan el de­sa­rro­llo y el pro­gre­so de Mé­xi­co, por­que par­ti­ci­pa­mos en to­do ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra co­mo: hos­pi­ta­les, pre­sas, ca­rre­te­ras, ener­gía, te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ae­ro­puer­tos y puer­tos, que de otra ma­ne­ra son muy di­fí­ci­les de fon­dear. No­so­tros he­mos to­ma­do la ba­tu­ta y se­gui­re­mos cre­cien­do ese vehícu­lo con­for­me el ré­gi­men se si­ga am­plian­do”, ex­pre­só Dry­jans­ki.

Di­jo que la di­ver­si­fi­ca­ción de nue­vas in­ver­sio­nes es­tán en­fo­ca­das al de­sa­rro­llo sus­ten­ta­ble, pe­ro tam­bién al de­sa­rro­llo. “Por lo que in­ver­ti­mos en lo que re­sul­te un im­pac­to po­si­ti­vo so­cial en la que la vi­da del tra­ba­ja­dor me­xi­cano, de al­gún mo­do, ten­ga un va­lor agre­ga­do y se vuel­va me­jor, con una vi­da más fá­cil y más ple­na”.

COS­TO DE OPOR­TU­NI­DAD

Dry­jans­ki men­cio­nó que to­das las in­ver­sio­nes ge­ne­ran un ren­di­mien­to adi­cio­nal en la cuen­ta in­di­vi­dual del tra­ba­ja­dor por­que son las in­ver­sio­nes que tie­nen un en­fo­que de lar­go pla­zo y van a te­ner al­re­de­dor de sie­te pun­tos por­cen­tua­les más que cual­quier otra in­ver­sión co­mo tal.

“El te­ma es que hay que es­pe­rar una cur­va J, en la que pri­me­ro in­vier­tes y no hay na­da, pe­ro en el pro­ce­so fi­nal se ge­ne­ra­rán unas ren­tas que se­rán el va­lor agre­ga­do. No ten­drá una pér­di­da por­que es­tán en­fo­ca­dos al lar­go pla­zo y el tra­ba­ja­dor no pue­de to­car esos re­cur­sos sino has­ta el lar­go pla­zo (40 años).

“Di­cha in­ver­sión ya ha­brá ge­ne­ra­do un va­lor adi­cio­nal en el ren­di­mien­to, no só­lo pa­ra el país, sino que crea­rá un imán de al­ta po­la­ri­dad pa­ra el arri­bo de ca­pi­tal de In­ver­sión Ex­tran­je­ra Di­rec­ta y eso com­ple­men­ta el ca­pi­tal de nues­tros re­cur­sos co­mo tra­ba­ja­do­res, por­que ob­via­men­te los re­cur­sos que in­gre­san por el ex­tran­je­ro al país en­tran co­mo más so­li­dez y se­gu­ri­dad cuan­do sa­ben que hay una ad­mi­nis­tra­do­ra de fon­dos pa­ra el re­ti­ro de­trás del pro­yec­to”, con­clu­yó Ale­jan­dro Dry­jans­ki, director de Afo­re Citibanamex.

FO­TO: HU­GO SA­LA­ZAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.