Isa­bel Da­va­ra, el de­re­cho y la pro­tec­ción de da­tos

ES­TA ABO­GA­DA DI­RI­GE UNO DE LOS DES­PA­CHOS MÁS PRESTIGIADOS DE MÉ­XI­CO EN DE­RE­CHO Y TEC­NO­LO­GÍAS DE LA IN­FOR­MA­CIÓN. LLE­VA UNA RE­LA­CIÓN PER­MA­NEN­TE CON LA ACA­DE­MIA Y SU VINCULACIÓN CON LA IN­DUS­TRIA.

El Economista (México) - Reporte Especial - - PERFIL - Antonio Be­ce­rril antonio.be­ce­rril@ele­co­no­mis­ta.mx

La pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les es el de­re­cho fun­da­men­tal del si­glo XXI. La iden­ti­dad di­gi­tal se ha vuel­to más im­por­tan­te que la iden­ti­dad fí­si­ca.

El des­pa­cho Da­va­ra Abo­ga­dos, li­de­ra­do por la doc­to­ra Isa­bel Da­va­ra Fer­nán­dez de Mar­cos, se es­pe­cia­li­za en el de­re­cho de las Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción y, so­bre to­do, en la pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les. Es un des­pa­cho bou­ti­que que atien­de a clien­tes de la in­dus­tria y la aca­de­mia en Mé­xi­co, co­man­da­do por una de las abo­ga­das con ma­yor pres­ti­gio en Mé­xi­co. “La pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les es el de­re­cho fun­da­men­tal del si­glo XXI. La iden­ti­dad di­gi­tal se ha vuel­to más im­por­tan­te que la iden­ti­dad fí­si­ca”, di­ce Isa­bel Da­va­ra.

La es­pe­cia­li­za­ción de es­te bu­fe­te lo ha pues­to en un lu­gar pri­vi­le­gia­do pa­ra aten­der las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria. Se tra­ta de di­se­ñar so­lu­cio­nes jurídicas in­no­va­do­ras pa­ra el desa­rro­llo de pla­ta­for­mas de co­mer­cio elec­tró­ni­co, eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va o la lle­ga­da de ser­vi­cios de tec­no­lo­gías fi­nan­cie­ras o fin­tech.

La pro­fe­sión de la abo­ga­cía co­rre por su li­na­je fa­mi­liar. Isa­bel Da­va­ra ha en­fo­ca­do su es­pe­cia­li­za­ción ju­rí­di­ca en las áreas de pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les, fir­ma elec­tró­ni­ca y tec­no­lo­gías fi­nan­cie­ras. Es doc­to­ra en de­re­cho, li­cen­cia­da en de­re­cho y en cien­cias eco­nó­mi­cas em­pre­sa­ria­les por la je­sui­ta Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia de Co­mi­llas en Ma­drid. En el 2005, fun­dó en Mé­xi­co Da­va­ra Abo­ga­dos.

Da­va­ra tie­ne 15 li­bros pu­bli­ca­dos so­bre pro­tec­ción de da­tos y ha co­la­bo­ra­do en la pu­bli­ca­ción de más de 100 ar­tícu­los so­bre el tema. Es la coor­di­na­do­ra del Di­plo­ma­do en De­re­cho de las Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­cio­nes del ITAM (Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co Au­tó­no­mo de Mé­xi­co), que ha for­ma­do a 13 ge­ne­ra­cio­nes de pro­fe­sio­na­les, y fun­ge co­mo vi­ce­pre­si­den­ta Le­gal de la Aso­cia­ción de In­ter­net.mx. Ha for­ma­do par­te del Co­mi­té de Pri­va­ci­dad de Da­tos en la Ame­ri­can Cham­ber of Com­mer­ce, en su ca­pí­tu­lo Ciu­dad de Mé­xi­co.

A tra­vés de su bu­fe­te ju­rí­di­co, Da­va­ra fo­men­ta la vinculación en­tre in­dus­tria y aca­de­mia, pa­ra for­ta­le­cer los fun­da­men­tos ju­rí­di­cos y la for­ma­ción de pro­fe­sio­na­les que pue­dan aten­der ne­ce­si­da­des ac­tua­les del de­re­cho y la tec­no­lo­gía, co­mo co­mer­cio elec­tró­ni­co, tec­no­lo­gías fi­nan­cie­ras o nue­vos mo­de­los de eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va. El des­pa­cho, en mu­chos ca­sos, re­la­ta Da­va­ra, es fun­da­men­tal pa­ra el so­por­te de otras áreas y apor­ta la ase­so­ría ne­ce­sa­ria pa­ra tra­tar, por ejem­plo, ca­sos de de­li­tos ci­ber­né­ti­cos. “No hay área del de­re­cho que no se vea afec­ta­da por el uso de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y las co­mu­ni­ca­cio­nes”, di­ce.

Es­ta­mos muy es­pe­cia­li­za­dos [en pro­tec­ción de da­tos] y por eso po­de­mos te­ner un si­tio pri­vi­le­gia­do en el mer­ca­do fren­te a otros des­pa­chos.

Es­ta abo­ga­da de ori­gen es­pa­ñol con­si­de­ra que Mé­xi­co tie­ne uno de los re­gí­me­nes más com­prehen­si­vos en pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les y la re­gu­la­ción de la in­dus­tria ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo uno de los mo­de­los a se­guir en Amé­ri­ca La­ti­na. Aun­que el ré­gi­men ju­rí­di­co pue­de no ser per­fec­to, des­de ha­ce ocho años Mé­xi­co co­men­zó a to­mar el ca­mino co­rrec­to pa­ra es­ta­ble­cer es­que­mas que pro­te­jan a los usua­rios. La exis­ten­cia de un ór­gano de pro­tec­ción co­mo el Inai brin­da una cer­te­za ju­rí­di­ca a los usua­rios, di­ce Da­va­ra.

Da­va­ra ha bus­ca­do con­so­li­dar a su des­pa­cho co­mo una pie­za esen­cial pa­ra el tema de la pro­tec­ción de da­tos en Mé­xi­co, ha ayu­da­do a que se si­gan desa­rro­llan­do y for­ta­le­cien­do sus es­que­mas le­ga­les y aca­dé­mi­cos, pa­ra que es­tén ac­tua­li­za­dos y va­yan de acuer­do con las ne­ce­si­da­des de la in­dus­tria.

“Es­ta­mos muy es­pe­cia­li­za­dos [en pro­tec­ción de da­tos] y por eso po­de­mos te­ner un si­tio pri­vi­le­gia­do en el mer­ca­do fren­te a otros des­pa­chos más ge­ne­ra­lis­tas y más gran­des. No­so­tros so­mos una bou­ti­que y só­lo nos de­di­ca­mos a es­to”, di­ce Isa­bel Da­va­ra.

COR­TE­SÍA: DA­VA­RA ABO­GA­DOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.