In­dus­tria ae­ro­es­pa­cial: una nue­va opor­tu­ni­dad de de­sa­rro­llo pa­ra el país

El Economista (México) - Reporte Especial - - AEROPUERTO - Armando Cor­tés Ga­li­cia * * El au­tor es di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Uni­dad de De­sa­rro­llo Sec­to­rial de Promé­xi­co.

HOY, MÁS que siem­pre , Mé­xi­co tie­ne en su in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial una nue­va y pro­me­te­do­ra opor­tu­ni­dad de de­sa­rro­llo na­cio­nal.

Del 2007 al 2017 sus ex­por­ta­cio­nes cre­cie­ron a una ta­sa pro­me­dio anual de 11.2%, y en el úl­ti­mo año su­ma­ron en va­lor US7,000 mi­llo­nes.

Com­pa­ra­ti­va­men­te, las ex­por­ta­cio­nes ma­nu­fac­tu­re­ras me­xi­ca­nas cre­cie­ron a una ta­sa pro­me­dio anual de 5.7% en el mis­mo pe­rio­do; es de­cir, prác­ti­ca­men­te la mi­tad que el sec­tor ae­ro­es­pa­cial.

Es­te cre­ci­mien­to ha si­do po­si­ble, prin­ci­pal­men­te, de­bi­do a la ex­pe­rien­cia en ma­nu­fac­tu­ra avan­za­da con la que cuen­ta el país, par­ti­cu­lar­men­te en los sec­to­res me­tal­me­cá­ni­co, au­to­mo­triz y eléc­tri­coe­lec­tró­ni­co. La exis­ten­cia de ca­de­nas de pro­vee­du­ría es­pe­cia­li­za­da, la dis­po­ni­bi­li­dad de ca­pi­tal hu­mano ca­pa­ci­ta­do y la aper­tu­ra co­mer­cial han

si­do ele­men­tos fun­da­men­ta­les pa­ra cons­truir los ci­mien­tos de la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial en Mé­xi­co.

El de­sa­rro­llo fu­tu­ro de­pen­de­rá de la ca­pa­ci­dad pa­ra en­fo­car­se en ni­chos pro­duc­ti­vos de al­to va­lor agregado. En la ac­tua­li­dad, la Uni­ver­si­dad Aeronáutica y el Cen­tro Na­cio­nal de Tec­no­lo­gías Ae­ro­náu­ti­cas, en Que­ré­ta­ro, son ex­ce­len­tes re­fe­ren­cias en la ru­ta de de­sa­rro­llo que es­ta in­dus­tria de­be se­guir.

La opor­tu­ni­dad no po­dría ser me­jor. Ac­tual­men­te, la edad pro­me­dio de los tra­ba­ja­do­res de la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial en EU es de 46 años y 30% tie­ne más de 55 años; es de­cir, en cin­co años, uno de ca­da tres tra­ba­ja­do­res en el sec­tor po­drá op­tar por su ju­bi­la­ción en el país ve­cino.

En cam­bio, Mé­xi­co, con 130,000 gra­dua­dos ca­da año en áreas de ma­nu­fac­tu­ra e in­ge­nie­ría,

po­dría con­so­li­dar­se co­mo el fac­tor re­ju­ve­ne­ce­dor del sec­tor en Nor­te­amé­ri­ca.

En ese con­tex­to, Promé­xi­co desa­rro­lló un área es­pe­cia­li­za­da en la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial que pro­vee ase­so­ría téc­ni­ca y co­mer­cial. Re­cien­te­men­te, tam­bién im­pul­sa la rea­li­za­ción de en­cuen­tros de ne­go­cios en las ofi­ci­nas cen­tra­les de la Ciu­dad de Mé­xi­co en­fo­ca­dos en la in­dus­tria ae­ro­es­pa­cial, mis­mos que son pú­bli­cos y gra­tui­tos pa­ra to­das las em­pre­sas con in­te­rés en es­ta in­dus­tria.

Al­gu­nos de los pro­ce­sos in­dus­tria­les que se bus­can desa­rro­llar o atraer al país son ma­qui­na­dos de al­ta com­ple­ji­dad en ma­te­ria­les co­mo in­co­nel, ti­ta­nio y alu­mi­nio, la­mi­na­dos me­tá­li­cos, for­jas en ní­quel, ter­mo­for­ma­dos, re­cu­bri­mien­tos es­pe­cia­les, in­yec­ción plástica y prue­bas no des­truc­ti­vas, en­tre otros. Asi­mis­mo, pro­cu­ra­mos in­for­mar a las em­pre­sas so­bre las dos prin­ci­pa­les cer­ti­fi­ca­cio­nes de ges­tión de ca­li­dad re­que­ri­das por es­ta in­dus­tria, la AS 9100 y NADCAP.

En el cor­to pla­zo son al­tas las pro­ba­bi­li­da­des de que Mé­xi­co se con­so­li­de co­mo el me­jor des­tino pa­ra pro­yec­tos de al­to va­lor agregado. Una de las gran­des en­se­ñan­zas que com­par­ten las prin­ci­pa­les teo­rías del de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co es que los paí­ses no tie­nen que tran­si­tar for­zo­sa­men­te por to­das y ca­da una de las eta­pas del de­sa­rro­llo in­dus­trial. Si se tie­nen la in­te­li­gen­cia y de­ter­mi­na­ción su­fi­cien­tes co­mo país, es po­si­ble in­ser­tar­se rá­pi­da y exi­to­sa­men­te en ac­ti­vi­da­des de muy al­to va­lor sin te­ner que pa­sar pri­me­ro por ac­ti­vi­da­des ma­nu­fac­tu­re­ras bá­si­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.