IN­CEN­DIO DE PO­ZO PE­TRO­LE­RO

RES­PON­SA­BI­LI­DAD PE­NAL POR DE­LI­TOS AM­BIEN­TA­LES Y CON­TRA LA SA­LUD PÚ­BLI­CA.

El Economista (México) - Reporte Especial - - OPINIÓN | PRAXIS -

Con mu­chas ex­pec­ta­ti­vas, da ini­cio la ope­ra­ción de ex­trac­ción de hi­dro­car­bu­ro de un gran ya­ci­mien­to ubi­ca­do en el su­r­es­te del País. La em­pre­sa ha in­ver­ti­do mi­llo­nes de dó­la­res en el di­se­ño y per­fo­ra­ción de un po­zo pe­tro­le­ro que for­ma par­te del pro­yec­to de ex­trac­ción. La mag­ni­tud de la obra re­quie­re la con­tra­ta­ción de gran­des em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les y me­xi­ca­nas que tra­ba­ja­ron ba­jo la di­rec­ción del con­tra­tan­te.

No han pa­sa­do más de 24 horas des­pués del ini­cio de la ope­ra­ción del po­zo, cu­yo ca­be­zal es­tá di­se­ña­do pa­ra so­por­tar pre­sio­nes de has­ta 15,000 PSI (li­bras de fuer­za por pul­ga­da cua­dra­da), cuan­do sue­nan las aler­tas de una fu­ga en la tu­be­ría de la su­per­fi­cie del po­zo. Per­so­nal es­pe­cia­li­za­do acu­de al lu­gar y em­pie­za a in­yec­tar lo­do pa­ra con­tro­lar la pre­sión y con ello la fu­ga. Des­afor­tu­na­da­men­te, sus es­fuer­zos no re­sul­tan su­fi­cien­tes: la fu­ga cre­ce, se ori­gi­nan otras dos y el po­zo que­da com­ple­ta­men­te fue­ra de con­trol.

Se oyen gri­tos exi­gien­do el des­alo­jo y mi­nu­tos des­pués, una enor­me co­lum­na de fue­go acom­pa­ña­da de un gran es­truen­do y una gran plu­ma de hu­mo ilu­mi­na el cam­po pe­tro­le­ro. El hi­dro­car­bu­ro cru­do in­va­de man­tos acuí­fe­ros y te­rre­nos agrí­co­las y el fue­go des­tru­ye la es­truc­tu­ra del po­zo y cam­pa­men­tos ale­da­ños.

Se tar­da más de dos me­ses en con­tro­lar el in­cen­dio y la em­pre­sa lle­va a ca­bo un es­tu­dio de cau­sa raíz del siniestro, en el que con­clu­yó que el siniestro se pro­du­jo por una con­cu­rren­cia de erro­res de las em­pre­sas in­vo­lu­cra­das y del con­tra­tan­te:

a. Erro­res de la em­pre­sa A en los tra­ba­jos rea­li­za­dos en el sub­sue­lo.

b. Erro­res de la em­pre­sa B al con­tro­lar las fu­gas del po­zo.

c.erro­res del con­tra­tan­te en la con­ten­ción del pe­tró­leo de­rra­ma­do.

d. Erro­res del con­tra­tan­te al ini­ciar la ope­ra­ción del po­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.